Unos esteroides de uso común podrían alterar al cerebro

MIÉRCOLES, 31 de agosto de 2022 (HealthDay News) -- El uso de esteroides a largo plazo puede remodelar a la estructura del cerebro, y hacer que algunas partes se encojan y otras crezcan, informa un nuevo e importante estudio.

Las personas que toman esteroides, incluso los inhalados, parecen tener una estructura menos intacta en la materia blanca del cerebro, en comparación con quienes no toman estos fármacos, revelan unos escáneres cerebrales. La materia blanca sirve como el vínculo de comunicación entre las distintas regiones del cerebro.

Unos esteroides de uso común podrían alterar al cerebro

Los escáneres también mostraron cambios en regiones del cerebro asociadas con el pensamiento, el razonamiento y el procesamiento emocional, según los hallazgos, que se publicaron en la edición del 30 de agosto de la revista BMJ Open.

Estos cambios podrían ayudar a explicar por qué algunas personas que toman esteroides a largo plazo a veces reportan efectos mentales por los fármacos, entre ellos ansiedad, depresión, manía y delirio, plantean los investigadores.

Por ejemplo, los estudios han mostrado que las personas a quienes se recetan esteroides son siete veces más propensas a intentar suicidarse, señalaron los investigadores en las notas de respaldo.

"Dado que estos medicamentos son de uso común, la concienciación sobre estas asociaciones es necesarias en todas las especialidades médicas, y se justifica la investigación sobre opciones de tratamiento alternativas", concluyeron los investigadores, dirigidos por Merel van der Meulen, del Centro Médico de la Universidad de Leiden, en Países Bajos.

En el estudio, los investigadores revisaron datos de IRM, recolectados como parte de UK Biobank, un esfuerzo en curso para reunir de forma regular información genética y de salud profunda sobre más de medio millón de residentes de Reino Unido.

Identificaron a 222 personas que tomaban esteroides como infusión o pastilla, y otras 557 a quienes se recetaron inhaladores de esteroides para ayudar a gestionar el asma u otras enfermedades pulmonares.

Entonces, los investigadores compararon los escáneres cerebrales de los usuarios de opioides con los escáneres de más de 24,000 personas adicionales a quienes no se habían recetado los fármacos.

Los usuarios de esteroides tenían menos materia blanca en el cerebro, "lo que podría en parte subyacer a los efectos secundarios neuropsiquiátricos observados en los pacientes que usan glucocorticoides", reportaron los investigadores en su estudio.

El uso sistémico de esteroides se asoció con un caudado de mayor tamaño, mientras que el uso de esteroides inhalados se asoció con una amígdala más pequeña. Ambas estructuras de materia gris del cerebro están implicadas en el procesamiento de los pensamientos, los recuerdos y las emociones.

Las personas incluidas en el estudio también participaron en pruebas que miden el poder cerebral y la conformación emocional.

A los usuarios de esteroides sistémicos les fue peor en una prueba diseñada para medir la velocidad de procesamiento del cerebro, y reportaron unos síntomas de depresión, apatía, inquietud, fatiga o letargia significativamente peores. Los usuarios de esteroides inhalados solo reportaron más fatiga.

Tiene sentido que los esteroides tengan un efecto en el cerebro, "porque sabemos que los esteroides cambian cosas en el cuerpo", comentó el Dr. Stephan Jones, neurorradiólogo de la Clínica Cleveland.

"Si toma esteroides crónicos a largo plazo, tendrá obesidad, tendrá deposición de la rasa, podría tener cambios en el agua corporal", advirtió Jones.

Jones alabó a los esfuerzos como el UK Biobank, que reúnen grandes conjuntos de datos médicos que pueden usarse para sacar unas asociaciones significativas.

"Este resultado tan interesante muestra que el uso de esteroides de hecho cambia alguna microestructura del cerebro" dijo Jones. "Es muy pequeña. No sé sí tiene alguna significación clínica, pero es algo que ahora podemos medir gracias al poder que otorga tener decenas de miles de IRM que observar".

Se necesitará más estudio para ver si estos cambios son señales de un daño cerebral irreversible, o si los cerebros de las personas volverían a la normalidad si dejaran de tomar esteroides, añadió Jones.

Investigaciones futuras podrían "dar seguimiento a estos pacientes durante la próxima década, y podrán en realidad determinar si estos cambios de verdad se asocian o no con un daño", concluyó Jones.

Más información

La Clínica Mayo ofrece más información sobre los esteroides.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Stephen Jones, MD, PhD, neuroradiologist, Cleveland Clinic, Ohio; BMJ Open, Aug. 30, 2022


Comparte tu opinión