¿Unas normas más estrictas sobre la natación en las playas, lagos y ríos públicos salvarían vidas?

¿Unas normas más estrictas sobre la natación en las playas, lagos y ríos públicos salvarían vidas?

MARTES, 7 de enero de 2020 (HealthDay News) -- Las tasas de muertes por ahogamiento en las playas, lagos y ríos públicos son de tres a cuatro veces más bajas en los estados con unas normas más estrictas para la natación en esos lugares, encuentra un nuevo estudio de EE. UU.

Los investigadores analizaron los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. para enfocarse en los 20 estados con las tasas más altas y los 10 estados con las tasas más bajas de muertes por ahogamientos entre las personas mayores de 5 años. Las áreas de aguas abiertas son donde ocurren la mayor parte de los ahogamientos de estadounidenses mayores de 5 años.

En términos de las regulaciones para los lugares de natación en aguas abiertas, los investigadores observaron cinco que se ha identificado que son esenciales: la monitorización de la calidad del agua, la disponibilidad de equipamiento de rescate y seguridad, la presencia de socorristas, la señalización, y la infraestructura de vigilancia y planificación.

Entre 2012 y 2017, casi 11,000 personas se ahogaron en lugares de natación en aguas abiertas en los 30 estados incluidos en el estudio. Las tasas más altas fueron en Hawái, Alaska, Idaho y Wyoming, mientras que las tasas más bajas fueron en Rhode Island, Nueva York y Delaware.

Solo 12 (un 40 por ciento) de los estados del estudio tenían alguna regulación respecto a los lugares para la natación en aguas abiertas, y solo cuatro (Illinois, Nueva York, Virginia Occidental y Nueva Jersey) tenían de cuatro a cinco regulaciones.

Las tasas más bajas de ahogamientos fueron en los estados con más regulaciones, y las tasas más altas de ahogamientos fueron en los estados con la menor cantidad de regulaciones, mostraron los hallazgos.

Las regulaciones también se asociaron con unas tasas de ahogamientos más bajas en dos grupos con un riesgo en particular: las personas no blancas, y los niños/adolescentes hasta los 17 años.

En comparación con los estados que tenían las cinco regulaciones de políticas de áreas implementadas, las tasas de ahogamientos fueron tres veces mayores entre los niños y adolescentes y más de cuatro veces más altas entre las personas no blancas en los estados sin regulaciones, encontraron los investigadores.

La señalización y la calidad del agua no se asociaron con unas tasas más bajas de ahogamientos, señalaron los autores del estudio, pero la vigilancia y la planificación se asociaron con una reducción del 45 por ciento en las tasas de ahogamientos, y la presencia de socorristas con una tasa de ahogamientos un 33 por ciento más baja.

El estudio se publicó en la edición en línea del 7 de enero de la revista Injury Prevention.

"Los estados interesados en reducir sus tasas de ahogamientos en aguas abiertas, sobre todo en las poblaciones en alto riesgo, podrían evaluar sus regulaciones existentes y pensar en implementar estas regulaciones", concluyeron la Dra. Linda Quan, de la división de medicina de emergencias del Hospital Pediátrico de Seattle, y sus colaboradores en un comunicado de prensa de la revista.

Más información

La Cruz Roja Americana ofrece más información sobre la seguridad en el agua.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión