Unas encías enfermas podrían aumentar las probabilidades de demencia

LUNES, 12 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- La enfermedad de las encías tiene unos efectos abarcadores, y quizá aumente las probabilidades de desarrollar demencia, sugiere un nuevo estudio.

En una revisión de 47 estudios que ya publicados, unos investigadores de Finlandia encontraron que la pérdida de dientes, unas bolsas profundas alrededor de los dientes en las encías, o la pérdida de hueso en el hueco del diente, se vinculaban con un riesgo un 21 por ciento más alto de demencia, y un riesgo un 23 por ciento más alto de un deterioro cognitivo más leve.

Unas encías enfermas podrían aumentar las probabilidades de demencia

La pérdida dental en sí, un indicador de enfermedad periodontal, se vinculó con un riesgo un 23 por ciento más alto de deterioro cognitivo (mental) y un riesgo un 13 por ciento más alto de demencia, según el estudio.

"Mantener una salud periodontal adecuada, lo que incluye la retención de los dientes naturales sanos, parece ser también importante en el contexto de prevenir el deterioro cognitivo y la demencia", apuntó el investigador principal, Sam Asher, del Instituto de Odontología de la Universidad del Este de Finlandia, en Kuopio.

Asher anotó que el estudio no puede probar que los problemas de las encías en realidad provoquen demencia. Aun así, la prevención y el tratamiento de las afecciones periodontales son particularmente importantes entre los adultos mayores que tienen un riesgo más alto de demencia, apuntó.

"Nuestros resultados también enfatizan la importancia de la atención de salud oral en las personas que ya tienen cierto grado de deterioro cognitivo o demencia. Con frecuencia, estos individuos desarrollan dificultades para mantener la higiene oral y el uso de los servicios profesionales de salud oral", señaló Asher.

Los dentistas deben tomar nota, añadió. "Los profesionales de la salud oral deben ser particularmente conscientes de que los cambios tempranos en la salud periodontal y el autocuidado oral con frecuencia ocurren a unas edades más avanzadas, debido al deterioro cognitivo", dijo Asher.

Alrededor de un 10 a un 15 por ciento de la población adulta global tiene una inflamación de las encías conocida como periodontitis, apuntaron los investigadores en las notas de respaldo. En los casos graves, conduce a la pérdida de dientes, e investigaciones anteriores la han vinculado a la enfermedad cardiaca y la diabetes.

"La investigación futura se debe enfocar en proveer evidencias de más alta calidad para ayudar tanto al público general como a los profesionales de la atención de la salud dental con unas estrategias de atención de la salud oral más específicas para prevenir la demencia", añadió Asher.

El Dr. Sam Gandy, director del Centro de Salud Cognitiva Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, afirmó que "hay evidencias crecientes de que, de alguna forma, la inflamación sistémica y la inflamación del cerebro están vinculadas".

La enfermedad periodontal, la enfermedad viral sistémica, lo que incluye al herpes, a la COVID-19 y el síndrome inflamatorio intestinal, entre otras, son capaces de desencadenar una inflamación en el cerebro, advirtió Gandy, que no participó en el estudio.

"Estas asociaciones no necesariamente implican una invasión directa de microbios en el cerebro, pero todavía comprendemos más bien poco sobre la base molecular de cómo la inflamación sistémica agrava a la inflamación del cerebro", añadió.

La investigación en este campo sigue siendo poco clara. Según un ensayo reciente, tratar la enfermedad de las encías en los pacientes con Alzheimer no afectó a su afección, aunque sí afecto a los marcadores vinculados con el Alzheimer, comentó Gandy.

"Este tipo de resultado, en conjunto, plantea la posibilidad de que los biomarcadores podrían, al menos bajo algunas circunstancias, ser engañosos. Todavía no hay un sustituto para los ensayos clínicos de gran tamaño, largos, caros y aleatorios, en que se puede establecer un beneficio con significado clínico", enfatizó.

El estudio no puede probar que la inflamación provocada por la enfermedad dental provoque demencia, concurrió el Dr. Jeremy Koppel, psiquiatra geriátrico y codirector del Centro de Investigación Litwin-Zucker sobre la Enfermedad de Alzheimer de Northwell Health, en Manhasset, Nueva York.

"No se sabe si tienen enfermedad periodontal porque tienen Alzheimer o si tienen Alzheimer debido a la enfermedad de las encías", apuntó Koppel, que no participó en la investigación.

Anotó que, en este estudio, el riesgo de demencia vinculado con la enfermedad periodontal fue muy bajo. "El riesgo podría ser bastante neutral, en comparación con los riesgos conocidos de la enfermedad", comentó Koppel. Estos riesgos incluyen fumar y una dieta malsana, según el estudio.

Koppel, no descarta la importancia de lo que sucede en la boca en relación con la enfermedad de Alzheimer. Dijo que se está realizando investigación con saliva para ver qué puede informar sobre las afecciones del cerebro.

"Las personas están interesadas en buscar biomarcadores de las proteínas del cerebro que se relacionan con el Alzheimer en la saliva", explicó Koppel.

Y las terapias antiinflamatorias ya son un objetivo de tratamiento para el Alzheimer, dijo.

"Pero en realidad no se ha explorado si la boca podría ocultar otros secretos", añadió.

El informe se publicó en la edición en línea del 8 de septiembre de la revista Journal of the American Geriatrics Society.

Más información

Aprenda más sobre la demencia en el Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Sam Asher, MPH, Institute of Dentistry, University of Eastern Finland, Kuopio; Jeremy Koppel, MD, geriatric psychiatrist, co-director, Northwell Health Litwin-Zucker Alzheimer’s Disease Research Center, Manhasset, N.Y.; Sam Gandy, MD, PhD, director, Mount Sinai Center for Cognitive Health, New York City; Journal of the American Geriatrics Society, Sept. 8, 2022, online

Comparte tu opinión