Una vida saludable permite vivir más tiempo sin demencia

JUEVES, 14 de abril de 2022 (HealthDay News) -- Evitar la enfermedad de Alzheimer quizá solo conlleve una dieta saludable, el ejercicio y una mente activa, sugiere un estudio reciente.

Las mujeres y los hombres que llevan un estilo de vida saludable viven más tiempo, y más tiempo sin Alzheimer u otras demencias, aseguran los investigadores.

Una vida saludable permite vivir más tiempo sin demencia

"Comer una dieta saludable rica en verduras, bayas, granos integrales, y baja en comida frita o rápida y carne roja o procesada, junto con realizar actividad física y cognitiva, por ejemplo leer libros, visitar museos y hacer crucigramas, podría reducir el riesgo de Alzheimer a medida que las personas mayores envejecen", señaló el investigador principal, el Dr. Klodian Dhana, profesor asistente de medicina del Instituto Rush para el Envejecimiento Saludable, en Chicago.

Aunque este estudio no puede probar que un estilo de vida saludable sea el motivo de que las personas vivan más tiempo y sin demencia, Dhana sospecha que unos motivos biológicos podrían subyacer a la conexión entre el estilo de vida, la demencia y la esperanza de vida.

La investigación ha mostrado que una dieta rica en nutrientes y vitaminas podría reducir la inflamación en el cerebro, además del estrés oxidativo (que puede conducir a la descomposición de células y tejidos). Y la actividad física se ha vinculado con menos hipertensión y diabetes, lo que podría reducir el riesgo de demencia vascular, apuntó.

"Las actividades cognitivas respaldan a la hipótesis de la reserva cognitiva, es decir, que está asociada con un deterioro cognitivo más lento", añadió Dhana.

En el estudio, que se publicó en la edición en línea del 13 de abril de la revista BMJ, el equipo de Dhana recolectó los datos de casi 2,500 hombres y mujeres de a partir de 65 años que no tenían demencia. Formaban parte del Chicago Health and Aging Project.

Los participantes completaron unos cuestionarios sobre la dieta y el estilo de vida, y una puntuación de un estilo de vida saludable que se desarrolló basándose en varios factores.

Estos factores incluyeron seguir una dieta híbrida mediterránea-DASH, que es rica en granos integrales, verduras de hojas verdes y bayas, y baja en comida rápida y frita y carnes rojas; participar en actividades mentalmente estimulantes a una edad avanzada; hacer al menos 150 minutos de actividad física por semana; no fumar; y un consumo entre bajo y moderado de alcohol.

Entre los participantes que seguían un estilo de vida saludable, la esperanza de vida a los 65 años era de 23.1 años para los hombres y 24.2 para las mujeres. Entre los que tenían un estilo de vida menos saludables, la esperanza de vida era de 17.4 años para los hombres y 21.1 para las mujeres, encontraron los investigadores.

Y los hábitos saludables arrojaron grandes beneficios respecto a la salud del cerebro, encontró el estudio.

Las mujeres con unos estilos de vida malsanos pasaron casi 4.1 (un 19 por ciento) de sus años restantes con Alzheimer, mostraron los hallazgos. Esto es en comparación con 2.6 años (un 11 por ciento) entre las que seguían cuatro o cinco hábitos saludables.

En cuanto a los hombres, un estilo de vida saludable se tradujo en 1.4 años (un 6 por ciento) con Alzheimer, en comparación con 2.1 años (un 12 por ciento) entre los que tenían hábitos malsanos.

Estas diferencias fueron incluso más pronunciadas a los 85 años, reportaron los investigadores.

"Creemos que estos datos podrían ayudar a los profesionales de la salud a comprender y comunicar mejor el rol que los factores del estilo de vida podrían tener en el riesgo de Alzheimer", dijo Dhana.

Encontrar formas de reducir los años que las personas viven con demencia al mismo tiempo que se alargan sus vidas es vital ante las proyecciones de que estos números se van a disparar en las próximas décadas.

En todo el mundo, se pronostica que el número de personas que viven con Alzheimer y otras demencias se haya triplicado en 2050, de unos 57 millones en 2019 a 152 millones en 2050.

Una limitación del estudio es que los participantes reportaron sus propios hábitos de salud. Esto podría resultar en un sesgo, haciendo que los participantes den las respuestas que creen que los investigadores buscan.

HwaJung Choi, profesora asistente de investigación de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, escribió un editorial que se publicó junto con los hallazgos.

"Es de extrema importancia reducir la tasa y reducir el número total de personas con demencia, porque la demencia es una enfermedad muy costosa", aseguró.

La atención y el tratamiento de los pacientes con demencia son costosos para la sociedad, y son emocional y económicamente agotadores para sus familias, advirtió Choi.

"La buena noticia es que un estilo de vida saludable no solo puede aumentar los años de vida, sino en realidad aumentar los años de vida sin demencia", añadió.

Más información

La Asociación del Alzheimer (Alzheimer's Association) ofrece más información sobre la demencia del Alzheimer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Klodian Dhana, MD, PhD, assistant professor, internal medicine, Rush Institute of Healthy Aging, Chicago; HwaJung Choi, PhD, research assistant professor, University of Michigan School of Public Health, Ann Arbor; BMJ, April 13, 2022, online

Comparte tu opinión