Una mujer se cura del VIH tras un trasplante de sangre de cordón umbilical

MIÉRCOLES, 16 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Una mujer con VIH que recibió un trasplante de sangre de cordón umbilical se convirtió en la tercera persona del mundo que se ha curado del virus que provoca el SIDA.

Las otras dos, ambos hombres, se curaron tras recibir trasplantes de médula ósea de donantes que portaban una mutación que bloquea al VIH, informó el The New York Times.

Una mujer se cura del VIH tras un trasplante de sangre de cordón umbilical

La mujer, que es multirracial, fue diagnosticada con el VIH en 2013, y tomó antirretrovirales para mantener unos niveles bajos del virus. Le diagnosticaron leucemia en 2017, y recibió el trasplante de sangre del cordón umbilical ese año para tratar el cáncer, junto con la sangre de un pariente cercano para ofrecerle una protección inmunitaria temporal mientras el trasplante de sangre del cordón umbilical se arraigaba, señalaron los investigadores. Presentaron información del caso el martes en la Conferencia sobre los Retrovirus y las Infecciones Oportunistas, en Denver.

La sangre del cordón umbilical contenía una mutación que bloquea la entrada del VIH a las células, y provino de un donante con una compatibilidad parcial. Esto contrata con procedimientos similares que utilizan trasplante de médula ósea, en que se debe encontrar un donante de una raza y etnia similares, anotó el equipo del estudio.

Por tanto, el procedimiento con la sangre del cordón umbilical podría ser un avance importante en las iniciativas de desarrollar una cura para el VIH, de acuerdo con los investigadores.

"El hecho de que fuera multirracial, y que fuera una mujer, tiene una gran importancia científica, y una gran importancia en términos del impacto en la comunidad", declaró al Times el Dr. Steven Deeks, experto en SIDA de la Universidad de California, en San Francisco.

Se cree que la infección con el VIH progresa de forma distinta en las mujeres que en los hombres, pero apenas un 11 por ciento de los participantes en los ensayos que evalúan curas son mujeres, a pesar de que conforman más de la mitad de los casos de VIH en todo el mundo, señaló el Times.

El éxito del trasplante de sangre del cordón umbilical también sugiere que quizá sea posible curar el VIH en más personas de distintas razas que antes, informó el Times.

Además de estar más disponible que las células madre de adultos que en general se utilizan en los trasplantes de médula ósea, la sangre del cordón umbilical no tiene que tener una compatibilidad tan alta con el receptor. La mayoría de los donantes de sangre de cordón umbilical son blancos, pero este caso muestra que incluso una compatibilidad parcial puede curar al VIH, anotaron los científicos.

En los dos casos anteriores de una "cura" del VIH, ambos hombres sufrieron intensos efectos secundarios por los trasplantes de médula ósea, lo que incluyó a la enfermedad de injerto contra huésped, en que las células donadas atacan al cuerpo del receptor. El primer paciente casi murió tras su trasplante. El tratamiento del segundo paciente fue menos intenso, pero perdió casi 70 libras (32 kilos), desarrolló pérdida de la audición, y sobrevivió a múltiples infecciones en el año tras el trasplante, según sus médicos, reportó el Times.

En comparación, la mujer del caso más reciente salió del hospital apenas 17 días tras su trasplante, y no desarrolló enfermedad de injerto contra huésped, apuntó la Dra. JingMei Hsu, la médica de la paciente en Weill Cornell Medicine. La combinación de sangre de cordón umbilical y las células de su pariente quizá la hayan librado de gran parte de los brutales efectos secundarios de un trasplante de médula ósea típico, informó el Times.

A pesar de esto, Deeks dijo que no es probable que los trasplantes de sangre de cordón umbilical para curar el VIH se vuelvan comunes.

"Estas historias proveen inspiración para el campo, y quizá mapas del terreno", declaró al Times.

En todo el mundo, casi 38 millones de personas tienen VIH, y alrededor de un 73 por ciento reciben tratamiento con antirretrovirales. Pero se considera que una cura es la única forma de acabar con la pandemia de VIH, que ha durado décadas.

Más información

Visite hiv.gov para más información sobre el VIH.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: The New York Times

Comparte tu opinión