Una gran revisión confirma el poder de las dietas de ayuno para perder peso

MARTES, 21 de diciembre de 2021 (HealthDay News) -- El ayuno intermitente está muy de moda, debido a sus potenciales beneficios para la salud, y ahora una nueva revisión muestra que este estilo de alimentación de verdad produce una pérdida de peso, y podría incluso mejorar ciertos marcadores de la salud del corazón.

Ayuno intermitente es el término general de varias dietas que alternan entre festines y ayunos. La dieta 5:2 implica comer de forma normal cinco días a la semana, y restringir las calorías los otros dos días. El ayuno en días alternos conlleva un patrón de un día de festín y un día de ayuno. Al contrario, la alimentación en horario restringido se refiere a comer solo durante periodos específicos cada día.

Una gran revisión confirma el poder de las dietas de ayuno para perder peso

"El nuevo estudio demuestra que todas las distintas formas de ayuno intermitente, es decir, el ayuno en días alternos, la dieta 5:2 y la alimentación en horario restringido, son intervenciones efectivas para perder peso para las personas que tienen obesidad", aseguró la autora del estudio, Krista Varady, directora de la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad de Illinois, en Chicago.

"El ayuno intermitente podría ser un medio efectivo de reducir el riesgo de enfermedad cardiaca, al bajar la presión arterial, el colesterol de lipoproteína de baja densidad [LDL] o 'malo', y los triglicéridos", señaló. Además, estas dietas podrían ayudar a prevenir la diabetes tipo 2, al reducir la resistencia a la insulina y los niveles de insulina en ayunas.

Es probable que la mayoría de estos beneficios surjan de la pérdida de peso.

"Todos estos regímenes inducen una restricción de las calorías de un 15 a un 30 por ciento al día, lo que resulta en que se pierda peso", aclaró Varady. "Cuando una persona obesa pierde peso, casi siempre experimenta una reducción del colesterol LDL, los triglicéridos, la presión arterial y la resistencia a la insulina".

En la revisión, los investigadores analizaron 11 estudios que incluyeron a 130 ensayos de varios regímenes de ayuno intermitente. Cuando los investigadores observaron todos los estudios en conjunto, el ayuno intermitente sí produjo una pérdida de peso, y mejoras en los factores de riesgo de la salud cardiaca. Pero solo el ayuno en días alternos y la dieta 5:20 resultaron en una pérdida de peso clínicamente significativa de más de un 5 por ciento, mostró el estudio.

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 17 de diciembre de la revista JAMA Network Open.

¿Debería usted adoptar el ayuno intermitente? Y, si lo hace, ¿cuál método es el correcto para usted?

Dos expertos que no participaron en el estudio concurrieron en que es demasiado pronto para hacer recomendaciones generales.

"El estudio provee evidencias fuertes de que algunos, pero no todos, los regímenes resultan en una pérdida de peso y reducciones relacionadas en las mediciones de la masa corporal y mejoras en los factores de riesgo cardiometabólicos, como los niveles de colesterol, la presión arterial y las medidas de la resistencia a la insulina", comentó Benjamin Horne, director de epidemiología cardiovascular y genética del Instituto Cardiaco Intermontañas en Salt Lake City, Utah.

Los métodos de este estudio mostraron que los beneficios más profundos tienden a ser los más difíciles de seguir, anotó. "Unos estudios futuros deben evaluar la capacidad de la persona promedio de persistir en estos regímenes, porque no está claro que sean sostenibles a largo plazo", apuntó Horne.

El estudio tampoco pudo abordar si el ayuno intermitente reduce los ataques cardiacos o los accidentes cerebrovasculares (ACV), o prolonga la longevidad. "No se sabe si la persona promedio puede cumplir cualquiera de los cuatro regímenes de ayuno durante un periodo suficientemente largo [de años o décadas] para afectar a estos resultados", añadió Horne.

Y un punto importante, preguntó, es si la pérdida de peso se puede sostener sin continuar con el régimen.

También hay consideraciones de seguridad. "El revuelo sobre el ayuno intermitente podría estar conduciendo a daños en personas no conscientes que desean alcanzar una mejor salud", explicó Horne, "sobre todo personas con enfermedades crónicas diagnosticadas y con afecciones de salud asintomáticas".

Robin Foroutan, dietista de la ciudad de Nueva York, no es una admiradora de los regímenes de ayuno intermitente difíciles de cumplir que mostraron los mayores beneficios en este estudio.

"Solo recomiendo la alimentación en horario restringido y las dietas que imitan al ayuno", aseguró Foroutan. Las dietas que imitan al ayuno funcionan al engañar al cuerpo para que piense que está en ayuno aunque la persona esté comiendo. Estos métodos son más fáciles de seguir, de manera que es más probable que las personas persistan.

¿Cuál es la conclusión? Hable siempre con su médico antes de comenzar un nuevo régimen de alimentación, aconsejó.

Más información

La Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics) ofrece más información sobre los distintos tipos de ayuno intermitente.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Krista Varady, PhD, professor, nutrition, and director, Human Nutrition Research Unit, University of Illinois, Chicago; Robin Foroutan, MS, RDN, dietitian, New York City; Benjamin Horne, PhD, director, cardiovascular and genetic epidemiology, Intermountain Heart Institute, Salt Lake City, Utah; JAMA Network Open, Dec. 17, 2021, online

Comparte tu opinión