Una aspirina diaria podría aliviar las exacerbaciones de la EPOC

Una aspirina diaria podría aliviar las exacerbaciones de la EPOC
| Foto: ISTOCK

Muchos estadounidenses toman una aspirina de dosis baja diaria para proteger sus corazones. Ahora, parece que la aspirina también podría reducir las exacerbaciones de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

En un estudio con personas que sufrían de EPOC, los investigadores encontraron que la aspirina se vinculaba con una cantidad más baja de exacerbaciones moderadas, pero no de brotes graves, de la enfermedad pulmonar. También redujo los episodios moderados y graves de dificultades de respiración.

"Este estudio resalta que añadir aspirina a los regímenes de tratamiento actuales podría potencialmente mejorar el bienestar de los pacientes que sufren de una enfermedad crónica molesta, al mismo tiempo que reduce la utilización de la atención de la salud", señaló el investigador principal, el Dr. Ashraf Fawzy, miembro de atención pulmonar y crítica de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

Pero Fawzy dijo que se necesita más investigación antes de recomendar ampliamente que los pacientes comiencen a tomar aspirina como parte de su tratamiento para la EPOC.

El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. Fawzy y sus colaboradores observaron a casi 1,700 personas con EPOC. Al inicio del estudio, alrededor de un 45 por ciento de los participantes reportaron que tomaban aspirina de dosis baja de forma regular. (La aspirina en dosis baja es generalmente de 81 miligramos).

Los investigadores encontraron que los usuarios de aspirina tuvieron menos exacerbaciones a lo largo de tres años.

Los pacientes también reportaron una mejor calidad de vida y menos falta de aliento, en comparación con los pacientes que no usaban aspirina, según el estudio.

La EPOC incluye a la bronquitis y al enfisema, dos enfermedades pulmonares crónicas. Fumar es la principal causa, pero la exposición ambiental a largo plazo al polvo o a las sustancias tóxicas es otro culpable.

Millones de estadounidenses sufren de EPOC, y es la tercera causa principal de muertes relacionadas con la enfermedad en el país, según la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association).

Hay tratamiento, pero no una cura. Los medicamentos usualmente incluyen un broncodilatador que abre las vías respiratorias, facilitando la respiración, y un antiinflamatorio. En los casos más graves, los pacientes necesitan un suministro constante de oxígeno.

La aspirina ya ha mostrado un beneficio en la prevención de los ataques cardiacos y los accidentes cerebrovasculares en los pacientes con enfermedad cardiovascular, pero su rol en la EPOC no ha estado claro.

Pero como el estudio en realidad no puede probar que la aspirina causara la reducción en las exacerbaciones, los expertos no están preparados para realizar una recomendación general sobre el uso de la aspirina para la EPOC.

"En realidad es demasiado pronto para decirlo", comentó el Dr. Alan Mensch, vicepresidente sénior de asuntos médicos en los Hospitales de Plainview y Syosset en Long Island, Nueva York.

"La EPOC es una afección crónica en que realmente tenemos opciones limitadas para tratar a los pacientes", dijo Mensch, que no participó en la nueva investigación.

Aunque unos tratamientos nuevos serían una buena noticia, indicó que es difícil decir, a partir de este estudio, si la aspirina de verdad reduce las exacerbaciones.

Esto se debe a que fue lo que se conoce como un estudio observacional. Los investigadores compararon a pacientes que reportaron ellos mismos si tomaban o no aspirina, pero que no se asignaron al azar a un grupo u otro.

Fawzy añadió que "se justifica la realización de un ensayo aleatorio controlado del uso de aspirina en los pacientes con EPOC para evaluar de forma rigurosa si la aspirina es beneficiosa en esta población de pacientes".

Un problema al comparar los pacientes con EPOC es que muchos sufren de otras afecciones. Por ejemplo, la mayoría de pacientes con EPOC también tienen enfermedad cardiovascular, apuntó Mensch.

Pero anotó que otros estudios han encontrado que la aspirina podría alargar la vida de los pacientes con EPOC y ralentizar la progresión del enfisema. "Podría ayudar", planteó Mensch.

¿Cómo podría funcionar exactamente la aspirina? Mensch anotó que la aspirina es un antiinflamatorio, lo que podría explicar la reducción en las exacerbaciones de la EPOC.

El informe aparece en la edición del 4 de marzo de la revista Chest.

Más información

La Asociación Americana del Pulmón ofrece más información sobre la EPOC.

Comparte tu opinión