¿Un poco de vino con la comida podría reducir las probabilidades de diabetes tipo 2?

VIERNES, 4 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Siéntase libre de abrir una botella de su cosecha favorita: si lo toma en el momento adecuado, un poco de vino podría ayudar a proteger de la diabetes tipo 2.

Un nuevo estudio sugiere que una pequeña copa de vino con la cena podría reducir las probabilidades de recibir un diagnóstico de la enfermedad del azúcar en la sangre.

¿Un poco de vino con la comida podría reducir las probabilidades de diabetes tipo 2?

¿Exactamente qué tan pequeña? Más o menos media onza (casi 15 mililitros) de vino para las mujeres, y más o menos una onza (casi 30 mililitros) de vino para los hombres parecen ser suficientes, pero solo cuando se sirve con una comida, señalan los investigadores.

"Beber unas cantidades moderadas de vino con las comidas podría prevenir la diabetes, si su médico no tiene objeción a que usted beba", comentó el investigador principal, el Dr. Hao Ma, analista de bioestadísticas del Centro de Investigación sobre la Obesidad de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleáns.

"La mayoría de los estudios anteriores se han enfocado en la relación entre las cantidades de consumo de alcohol y el riesgo de diabetes. Nuestros hallazgos enfatizan la importancia de tomar en cuenta el momento en que se consume el alcohol en la asociación entre las cantidades de consumo de alcohol y el riesgo de diabetes tipo 2", aclaró Ma.

En el estudio, el equipo de Ma recolectó datos de más de 312,000 bebedores incluidos en el UK Biobank. El principio del estudio, los participantes no tenían diabetes, enfermedad cardiaca ni cáncer.

Durante un seguimiento promedio de casi 11 años, unos 8,600 participantes desarrollaron diabetes tipo 2. Los que bebían alcohol con las comidas tenían un riesgo un 14 por ciento más bajo de desarrollar diabetes tipo 2, en comparación con los que bebían sin comer, encontraron los investigadores.

El mayor beneficio se observó entre los que bebían vino con las comidas, y no otras bebidas alcohólicas. Beber vino se vinculó con un riesgo más bajo de diabetes tipo 2, pero beber cerveza o licor se vinculó con un riesgo más alto de diabetes tipo 2, mostraron los hallazgos.

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan que los adultos que no consumen alcohol no deben comenzar a hacerlo. Las personas que beben de forma regular deben hablar con el médico sobre los beneficios y los riesgos del alcohol.

La clave para un consumo de alcohol saludable es la moderación, que se define como una copa de vino u otra bebida alcohólica al día entre las mujeres, y hasta dos copas entre los hombres.

El Dr. Joel Zonszein, especialista en diabetes y profesor emérito de medicina del Colegio de Medicina Albert Einstein en la ciudad de Nueva York, apuntó que "el vino no puede ser malo: ha sido parte del consumo dietético durante más de 6,000 a 7,000 años".

Pero el alcohol tiene efectos de salud tanto buenos como malos, explicó.

"El vino tinto, como parte de una dieta saludable, es seguro y reduce el riesgo cardioembólico. Es rico en antioxidantes, mejora el colesterol bueno, mantiene sano al corazón e incluso mejora el metabolismo del azúcar", aseguró Zonszein.

"En muchos años de práctica, nunca le pedí a los pacientes que dejaran de beber. De hecho, muchos se mostraron agradecidos cuando les mencioné que se recomienda, y los beneficios potenciales", aseguró. "Por supuesto, quién bebe, cuánto alcohol, qué tipo de bebida alcohólica y en qué momento beber son factores importantes. El consumo de alcohol se debe individualizar, y hay que hablar sobre los riesgos y los beneficios potenciales con cada paciente. Me alegro de que el estudio respalde que una copa de vino con las comidas, lo que ya toman muchas personas, pueda prevenir la diabetes tipo 2".

Los hallazgos fueron presentados el jueves en una reunión de la Asociación Americana del Corazón, en Chicago. Los hallazgos presentados en reuniones médicas deberían considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

Aprenda más sobre la diabetes tipo 2 en la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Hao Ma, MD, PhD, biostatistical analyst, Tulane University Obesity Research Center, New Orleans; Joel Zonszein, MD, emeritus professor, medicine, Albert Einstein College of Medicine, New York City; March 3, 2022, presentation, American Heart Association's Epidemiology, Prevention, Lifestyle & Cardiometabolic Health Conference, Chicago

Comparte tu opinión