SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Nuevo fármaco para combatir un colesterol resistente



Las personas cuyo colesterol alto es resistente al tratamiento con estatinas podrían pronto contar con una nueva opción de tratamiento.

Esta nueva clase de medicamentos ayuda a bloquear la síntesis del colesterol que bloquea a las arterias, explicaron los investigadores. El objetivo del medicamento es una enzima llamada ATP citrato liasa (ACL), parte de la vía de producción del colesterol "malo" LDL en el cuerpo.

En el nuevo ensayo, el ácido bempedoico, una pastilla que bloquea a la ACL, redujo los niveles de colesterol LDL significativamente cuando se añadió a la terapia estándar con estatinas.

La adición del ácido bempedoico a la estatina mostró "una reducción mucho mayor en el colesterol LDL de lo que se esperaría al simplemente aumentar la dosis de la terapia con estatina", señaló el autor del estudio, el Dr. Brian Ference, director de investigación traslacional en terapias en la Universidad de Cambridge, en Inglaterra.

Su equipo publicó sus hallazgos en la edición del 14 de marzo de la revista The New England Journal of Medicine.

Pero los expertos no están seguros de qué tan útil podría ser el ácido bempedoico, dado el amplio arsenal que los médicos del corazón tienen ahora disponible para reducir el colesterol.

Los resultados del ensayo representan "una reducción más bien modesta en comparación con las estatinas, que reducen las concentraciones de colesterol de un 20% a un 30% en promedio, y los medicamentos más nuevos, como los inhibidores de la PCSK9, que pueden reducir las concentraciones de colesterol en más de un 50%", comentó el Dr. Michael Holmes, profesor asociado en la Universidad de Oxford, en Inglaterra, y autor de un editorial publicado junto con el estudio.

El ácido bempedoico tampoco parece rendir mejor que la ezetimiba (Zetia), un fármaco que ya está en el mercado, dijo el Dr. Robert Eckel, titular de una cátedra subvencionada en aterosclerosis en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado, en Aurora.

Un ensayo clínico anterior mostró que combinar el ácido bempedoico con ezetimiba reducía el colesterol LDL más o menos un 28% más que un placebo, apuntó Eckel, un experto de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA) que no participó en el nuevo estudio.

"Sugiere que añadir ezetimiba, que típicamente ofrece una reducción del 18% al 20%, al ácido bempedoico solo produce un beneficio adicional modesto", indicó Eckel. "No es como el 40% que cabría prever".

El cuerpo usa el ACL en un momento posterior del mismo proceso de síntesis del colesterol que también emplea a la enzima a la que se dirigen las estatinas, conocida como HMGCR, apuntaron los investigadores en las notas de respaldo.

Un estudio de casi 655,000 personas encontró que las puntuaciones de ACL y HMGCR se asociaban con patrones similares en los niveles de colesterol LDL y con efectos similares en el riesgo de enfermedad cardiaca basado en esos niveles, reportaron los investigadores. Ference dirigió ese estudio.

Además, las personas que portan variantes genéticas que inhiben al ACL tienen unos niveles más bajos de colesterol LDL y un riesgo más bajo de problemas del corazón, encontraron los investigadores.

Basándose en esto, los investigadores decidieron evaluar qué tan bien un fármaco que bloquea a la ACL reduciría los niveles de colesterol en las personas promedio.

Ese fármaco, el ácido bempedoico, se asignó al azar a 1,488 personas que tenían un colesterol LDL alto a pesar de recibir terapia con estatinas de alta intensidad. Otros 724 usuarios de estatinas recibieron un placebo.

Tras un año, el ácido bempedoico redujo los niveles de colesterol LDL en 18 puntos de porcentaje, encontraron los investigadores.

El evento adverso más problemático fue la incidencia de gota, que llevó a 18 pacientes que tomaban ácido bempedoico a abandonar el ensayo, en comparación con tres pacientes que tomaban el placebo, apuntaron Holmes y Eckel.

La gota ocurre cuando los niveles de ácido úrico aumentan en el torrente sanguíneo más allá de la capacidad de los riñones de eliminar el dañino producto secundario. Los niveles altos de ácido úrico hacen que se formen cristales en las articulaciones, produciendo inflamación y artritis.

"Este abandono debido a la gota es algo que se debe explorar más en estudios adicionales", dijo Eckel. "Quizá al final sea algo en el folleto del paquete que podría influir en los patrones de emisión de recetas".

Por ejemplo, quizá recetar ácido bempedoico a las personas que ya tienen gota o niveles elevados de ácido úrico no sea lo mejor, planteó.

Las directrices actualizadas de tratamiento del colesterol de la Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology, ACC) de 2018 mantuvieron su enfoque en las estatinas, que son baratas y que se ha probado que son efectivas.

Pero la AHA y el ACC también admitieron que la ezetimiba y los inhibidores de la PCSK9 podrían tener un rol en las personas cuyos niveles de colesterol seguían siendo altos a pesar de la terapia con estatinas.

"En el ámbito de los pacientes con un riesgo alto de enfermedad que reciben las dosis máximas de estatinas, unos fármacos agregados que reduzcan los lípidos conducirán a una reducción adicional en el riesgo de enfermedad cardiovascular, como hemos visto con los inhibidores de la PCSK9", dijo Holmes.

"Por tanto, hay un rol potencial para medicamentos que inhiban a la ACL, como el ácido bempedoico, en el tratamiento y la prevención de la enfermedad cardiovascular", añadió.

Más información

La Asociación Americana del Corazón ofrece más información sobre los medicamentos para el colesterol.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad