Un mundo más caliente podría empeorar la insuficiencia cardiaca

JUEVES, 22 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- El cambio climático podría acarrear problemas para las personas con insuficiencia cardiaca, sugiere un estudio reciente.

Cuando las temperaturas se dispararon en Francia en 2019, la ola de calor parece haber empeorado las condiciones de los pacientes con insuficiencia cardiaca, informan unos investigadores.

Un mundo más caliente podría empeorar la insuficiencia cardiaca

"El hallazgo es oportuno, dado que este año de nuevo hay olas de calor", señaló el autor del estudio, el Dr. François Roubille, director de la unidad de cuidados intensivos del Hospital de la Universidad de Montpellier, en Francia.

El estudio, que se publicó en la edición del 22 de septiembre de la revista ESC Heart Failure de la Sociedad Europea de Cardiología (European Society of Cardiology), encontró que unas temperaturas más altas se asociaban con una pérdida de peso, lo que empeora a la insuficiencia cardiaca.

"La pérdida de peso que observamos en las personas con insuficiencia cardiaca podría conducir a una presión arterial baja, sobre todo al ponerse de pie, y a insuficiencia renal, y es potencialmente letal", apuntó Roubille. "Con la predicción del aumento en las temperaturas en el futuro, los profesionales clínicos deben estar listos para reducir la dosis de diuréticos cuando ocurra le pérdida de peso".

Los investigadores plantearon la hipótesis de que una ola de calor afecta a la ingesta de líquido de un paciente con insuficiencia cardiaca.

"Cuando las personas sanas beben más líquidos durante el tiempo caluroso, el cuerpo regula la producción de orina de forma automática. Esto no aplica a los pacientes con insuficiencia cardiaca, porque toman diuréticos", explicó Roubille en un comunicado de prensa de la revista.

En la insuficiencia cardiaca, el corazón de un paciente no bombea la sangre a través del cuerpo tan bien como debería. Esto puede provocar falta de aliento y acumulación de fluido en los pulmones, las piernas y el abdomen.

Los médicos tienden a monitorizar el aumento de peso de los pacientes, porque puede sugerir congestión y quizá amerite hospitalización.

A los pacientes con insuficiencia cardiaca les recetan diuréticos para aumentar la producción de orina, lo que puede ayudar a ayudar con sus síntomas de falta de aliento e hinchazón. Quizá les indiquen que aumenten su dosis de diuréticos si experimentan falta de aliento, hinchazón o un aumento de peso repentino.

El estudio incluyó a 1,420 pacientes con insuficiencia cardiaca crónica, y observó su peso corporal y la temperatura del aire entre el 1 de junio y el 20 de septiembre de 2019, un periodo que incluyó dos olas de calor.

Los investigadores utilizaron un sistema nacional de telemonitorización para reunir de forma remota información sobre el peso y los síntomas: los pacientes se pesaban a diario en una báscula, y enviaban los datos a la clínica.

También reportaban los síntomas diarios, como el edema [hinchazón], la fatiga, la falta de aliento y la tos, y las respuestas se enviaban de forma automática a la clínica a través de un dispositivo.

Los investigadores tomaron en cuenta el peso del paciente, la temperatura ambiental del mismo día, y la temperatura en los dos días anteriores a la medición del peso. Encontraron una fuerte relación entre la temperatura y el peso, en que el peso bajaba a medida que la temperatura aumentaba.

La conexión más fuerte se encontró con las temperaturas en los dos días anteriores a la medición del peso.

"La pérdida de peso que observamos durante la ola de calor tuvo relevancia clínica. Los pacientes que pesaban [179 libras o 81 kilos] perdieron [3.3 libras o 1.5 kilos] en un periodo corto. Nos sorprendió ver que ese peso se reducía con las temperaturas cálidas, ya que habíamos anticipado lo contrario", apuntó Roubille.

Dados los hallazgos, los sistemas de telemonitorización también deben alertar a los profesionales clínicos sobre la pérdida de peso en los pacientes con insuficiencia cardiaca, planteó Roubille, sobre todo durante las olas de calor.

"Además, los sistemas podrían notificar a los pacientes que estén perdiendo peso que tal vez se deba al calor, y que deben comunicarse con su proveedor de atención de la salud respecto a una reducción de la dosis de diuréticos", añadió Roubille.

"Para los pacientes con insuficiencia cardiaca que no reciben monitorización remota, una buena regla práctica sería ponerse en contacto con un profesional de la atención de la salud si su peso se reduce en [4.4 libras o 2 kilos] durante una ola de calor, para recibir consejos sobre cómo ajustar sus diuréticos", aconsejó. "Reaccionar pronto debería ayudarnos a prevenir complicaciones".

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre la insuficiencia cardiaca.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: European Society of Cardiology, news release, Sept. 22, 2022

Comparte tu opinión