Un hábito de bebidas energéticas condujo a la insuficiencia cardiaca en un hombre joven

VIERNES, 16 de abril de 2021 (HealthDay News) -- Las bebidas energéticas proveen a millones de personas un rápido subidón de cafeína, pero la historia de un hombre joven podría ser una advertencia sobre su consumo excesivo, señalan unos expertos.

En el caso del chico de 21 años, una ingesta empedernida de estas bebidas podría haber conducido a una insuficiencia cardiaca y renal potencialmente letal, informaron unos médicos británicos en la edición del 15 de abril de la revista BMJ Case Reports.

Un hábito de bebidas energéticas condujo a la insuficiencia cardiaca en un hombre joven

El joven hombre reportó que bebió un promedio de cuatro latas de 500 mililitros de bebidas energéticas cada día durante unos dos años. Cada lata contenía unos 160 miligramos de cafeína, además de una proteína conocida como taurina.

A lo largo de un periodo de cuatro meses, desarrolló una falta de aliento que empeoraba cada vez que se esforzaba, falta de aliento al estar acostado, y algo de pérdida de peso. Dijo que también había experimentado episodios de indigestión, temblores y palpitaciones en el pasado, pero que no buscó ayuda médica para esos problemas. Se puso tan enfermo que tuvo que dejar la universidad.

Al final, el joven hombre, que mantiene el anonimato, fue admitido a la unidad de cuidados intensivos de un hospital, dijeron sus médicos.

Los médicos encontraron que tenía tanto insuficiencia cardiaca como insuficiencia renal, a unos niveles tan graves que se consideró para un doble trasplante de órganos.

Aunque sigue siendo probable que el paciente necesite un trasplante de riñón debido a una afección no relacionada, sus síntomas cardiacos mejoraron con el tiempo.

"Sin embargo, resulta difícil predecir el curso clínico de la recuperación o el potencial de recaída", enfatizó un equipo dirigido por el Dr. Andrew D'Silva, cardiólogo de Guy's and St. Thomas' NHS Foundation Trust del Hospital de St. Thomas, en Londres.

Los autores del informe de caso dijeron que el caso del hombre amplía a las crecientes evidencias que sugieren que un exceso de bebidas energéticas puede dañar al sistema cardiovascular.

¿Cómo podrían hacerlo? Según el grupo de D'Silva, estas bebidas ricas en cafeína podrían sobrexcitar al sistema nervioso simpático del cuerpo, y por tanto aumentar la presión arterial y desencadenar anomalías del ritmo cardiaco.

"Se deben proveer unas advertencias claras sobre los peligros cardiovasculares potenciales del consumo de bebidas energéticas en grandes cantidades", concluyeron los médicos de Reino Unido.

En un comunicado de prensa de la revista, el paciente mismo dice que cree que "debe haber una mayor concienciación sobre las bebidas energéticas y el efecto de sus contenidos. Creo que son muy adictivas, y demasiado accesibles para los niños pequeños".

Dos expertos de EE. UU. que no participaron en la investigación dijeron que el caso del hombre no les sorprendió.

"Hay evidencias emergentes de que los refrescos y las bebidas energéticas procesadas, además de [las dietas ricas en] alimentos procesados, se vinculan con la enfermedad cardiaca", apuntó el Dr. Benjamin Hirsh, director de cardiología preventiva del Hospital Cardiaco Sandra Atlas Bass de Northwell Health, en Manhasset, Nueva York.

Hirsh anotó que "cuando se examinó a nivel microscópico, el músculo cardiaco [del paciente de Londres] demostró inflamación e hinchazón, lo que al final condujo a la insuficiencia cardiaca".

El Dr. Michael Goyfman es director de cardiología clínica de Long Island Jewish Forest Hills, en la ciudad de Nueva York. Dijo que "aunque no ha habido ningún estudio a gran escala que evalúe los efectos cardiacos de las bebidas energéticas, múltiples informes de casos como este y series de casos han sugerido que, si se consumen en exceso, sobre todo con alcohol, estas bebidas podrían contribuir a unos eventos cardiacos adversos".

Goyfman dijo que, hasta ahora, no hay una necesidad de prohibir las bebidas energéticas, sino solo de más orientación sobre qué nivel de consumo es excesivo.

"Lo que es importante recordar es que el consumo 'normal', al contrario que el consumo excesivo de las bebidas energéticas, por ejemplo de no más de una al día, probablemente no conduzca a unos efectos adversos significativos", planteó Goyfman. "No creo que haya suficientes evidencias ahora para prohibir estas bebidas del todo, solo para usar el sentido común y el adagio 'todo en moderación'".

Pero Hirsh se preguntó si el problema es mayor de lo que los médicos se dan cuenta.

"Preguntar a los muchos pacientes que presentan insuficiencia cardiaca de causa desconocida sobre su consumo de bebidas procesadas artificialmente podría proveer el motivo de la insuficiencia cardiaca", señaló Hirsh. "[Es] una pregunta que los médicos no hacen actualmente a sus pacientes".

Más información

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) ofrece más información sobre el impacto de las bebidas energéticas en el corazón.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Michael Goyfman, MD, director of clinical cardiology, Long Island Jewish Forest Hills, New York City; Benjamin J. Hirsh, MD, director, preventive cardiology, Northwell Health's Sandra Atlas Bass Heart Hospital, Manhasset, N.Y.; BMJ, news release, April 15, 2021

Comparte tu opinión