Un grupo de alergólogos actualiza las directrices sobre las vacunas contra la COVID-19

MARTES, 22 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- En casos muy raros, algunas personas han tenido unas reacciones alérgicas graves tras recibir las nuevas vacunas contra la COVID-19, lo que ha llevado al Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma, and Immunology, ACAAI) a publicar unas directrices actualizadas para los estadounidenses con alergias.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. otorgó la autorización de uso de emergencia a las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer-BioNTech y Moderna.

Un grupo de alergólogos actualiza las directrices sobre las vacunas contra la COVID-19

El Grupo de Trabajo de Vacunas contra la COVID-19 del ACAAI ofrece orientación sobre el riesgo de una reacción alérgica a las vacunas.

En general, las reacciones a las vacunas son poco comunes, y se estima que la incidencia de unas reacciones alérgicas graves ("anafilaxias") es de 1.31 por un millón de dosis administradas a los pacientes, según el ACAAI.

Las vacunas de ARNm contra la COVID-19 se deberían administrar en un centro donde se pueda tratar la anafilaxia. Todas los pacientes deben ser monitorizados durante al menos 15 a 30 minutos tras la inyección, para ver si hay alguna reacción nociva. Todas las reacciones anafilácticas se deben gestionar de inmediato con epinefrina como tratamiento de primera línea, aconsejaron los expertos en un comunicado de prensa del colegio.

La vacuna no se debe administrar a las personas con un historial conocido de reacciones alérgicas graves a cualquier componente de las vacunas, enfatizó el ACAAI. No se ha identificado el componente específico de la vacuna contra la COVID-19 que está provocando anafilaxia, pero se sabe que un ingrediente conocido como glicol polietileno provoca anafilaxias.

Para decidir si debe recibir cualquiera de las vacunas de ARNm contra la COVID-19, el ACAAI recomendó consultar a su proveedor de atención de la salud, que puede aconsejarle sobre los beneficios y los riesgos.

Las personas con alergias comunes a los medicamentos, los alimentos, los inhalantes, los insectos y el látex no tienen un riesgo más alto de una reacción alérgica a las vacunas de ARNm contra la COVID-19 que las personas del público general, señaló el ACAAI.

Las vacunas de ARNm contra la COVID-19 no son vacunas vivas, y se pueden administrar a personas con sistemas inmunitarios debilitados. Los proveedores de atención de la salud deben informar a estos pacientes que podrían tener una respuesta inmunitaria más floja a las vacunas.

Si tiene preguntas sobre el riesgo de una reacción alérgica a las vacunas de ARNm contra la COVID-19, comuníquese con un alergólogo/inmunólogo, recomendó el ACAAI.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. indicaron que las personas que tengan una reacción alérgica grave tras la primera dosis no deben recibir la segunda dosis.

Los pacientes que tengan una reacción alérgica grave se pueden remitir a un especialista en alergias/inmunología para más atención u orientación, según los CDC.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las vacunas contra la COVID-19 y las reacciones alérgicas graves.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American College of Allergy, Asthma, and Immunology, news release, Dec. 22, 2020

Comparte tu opinión