El Papanicolaou podría detectar algo más que el cáncer de útero

El Papanicolaou podría detectar algo más que el cáncer de útero
| Foto: ISTOCK

Los frotis de Papanicolaou han ayudado a reducir las tasas de cáncer del cuello uterino, y un nuevo estudio sugiere que también podrían utilizarse para detectar pronto otros tipos de cáncer ginecológico.

Según los autores del estudio, el tejido y el fluido recolectados durante un frotis de Papanicolaou pueden detectar el cáncer de endometrio y de ovario en las mujeres cuando se someten a una evaluación genética.

Si esta nueva prueba da resultados, salvaría miles de vidas al año al detectar esos cánceres en una etapa más temprana y más tratable, aseguró la investigadora, la Dra. Amanda Fader, directora del Servicio de Oncología Ginecológica Kelly en la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"La meta era poder detectar esos tipos de cáncer mediante las mutaciones genéticas tumorales presentes en el torrente sanguíneo o en el fluido recolectado del cuello uterino o la vagina", dijo Fader. "Si pudiéramos detectar los cánceres antes, o en el estado precanceroso, existe el potencial de no solo lograr más curas, sino de conservar la fertilidad en muchas mujeres".

Algo más que un estudio de rutina

En un frotis de Papanicolaou, los médicos recolectan células del cuello uterino con una espátula o un cepillo. Entonces, las células se envían a un laboratorio para su análisis.

Los investigadores del nuevo estudio desarrollaron un régimen de evaluación llamado PapSEEK para ver si unas muestras adicionales recolectadas durante un examen pélvico podrían utilizarse para detectar cáncer de endometrio o de ovario.

El PapSEEK busca "el ADN con mutaciones que ya han sido identificadas para cánceres específicos", dijo Fader. "Evaluamos muestras de fluido del cuello uterino para observar 18 genes que están alta o comúnmente mutados en el cáncer de endometrio u ovario".

Para ver si la prueba funciona, los investigadores recolectaron muestras de 1,658 mujeres, incluyendo a 656 con cánceres de endometrio u ovario, además de poco más de 1,000 mujeres sanas como grupo de control.

La prueba de PapSEEK detectó con precisión un 81 por ciento de los cánceres de endometrio, y un 33 por ciento de los cánceres de ovario, según el estudio.

La detección precisa aumentó a un 93 y un 45 por ciento, respectivamente, cuando los investigadores utilizaron un cepillo Tao para recolectar las muestras. Un cepillo Tao se parece a un limpiador de tuberías, apuntó Fader, y se puede utilizar para recolectar muestras de tejido más cerca los lugares con tumores potenciales.

Además, los investigadores mejoraron más las tasas de detección del cáncer de ovario hasta un 63 por ciento al evaluar el ADN tumoral en la sangre de las pacientes, junto con la prueba de ADN mediante el Papanicolaou.

Se está realizando un estudio de mayor tamaño para validar la nueva prueba, dijo Fader.

El futuro de la prueba

Un calendario "optimista" produciría los datos necesarios para llevar la prueba a la práctica en un plazo de dos a tres años, pero podría tardar más, anotó Fader.

Debbie Saslow, directora principal de cánceres relacionados con el virus del papiloma humano (VPH) y de las mujeres en la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society), dijo que se podría tardar mucho más en validar la prueba.

"Estos resultados son realmente preliminares, pero parecen promisorios. Pero todavía falta mucho para saber si esto en realidad sería útil", dijo Saslow.

"No digo que no sea promisorio. Simplemente digo que conllevará mucho más trabajo", mucho más tiempo y muchas más mujeres para saber si sería clínicamente valioso, añadió.

El estudio aparece en la edición del 21 de marzo de la revista Science Translational Medicine.

Más información

El Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU. tiene más información sobre el frotis de Papanicolaou.

Comparte tu opinión