Un fármaco combinado podría ayudar a luchar contra las ITU difíciles de tratar

MARTES, 1 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Los médicos quizá pronto tengan acceso a una nueva arma en la continua batalla contra las bacterias resistentes a los antibióticos.

Una combinación experimental de antibióticos parece ofrecer una nueva opción para los médicos que tratan a las difíciles infecciones del tracto urinario (ITU) resistentes a los medicamentos, según los resultados de un nuevo ensayo clínico.

Un fármaco combinado podría ayudar a luchar contra las ITU difíciles de tratar

La nueva combinación de cefepima y enmetazobactam superó al régimen de antibióticos establecidos para el tratamiento de las ITU complicadas, según un informe reciente, que se publicó en la revista Journal of the American Medical Association.

Casi ocho de cada 10 pacientes eliminaron la infección por completo con cefepima/enmetazobactam, en comparación con alrededor de seis de cada 10 pacientes tratados con la combinación existente de piperacilina y tazobactam.

Basándose en estos resultados, se prevé que el fabricante de medicamentos francés Allecra Therapeutics solicite la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. a principios del próximo año, comentó el investigador sénior, el Dr. Keith Kaye, jefe de enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina Robert Wood Johnson de la Universidad de Rutgers, en Nueva Brunswick, Nueva Jersey.

La FDA ha acelerado la aprobación del medicamento como producto calificado para enfermedades infecciosas, señalaron los investigadores.

"Imagino que estará disponible en el próximo año calendario", dijo Kaye. "Espero que en verano u otoño".

La combinación está diseñada específicamente para tratar a bacterias como la E. coli, que han desarrollado la capacidad de producir una enzima que descompone los antibióticos de uso común, como las penicilinas y las cefalosporinas, lo que hace que no sean efectivos.

Las infecciones provocadas por las bacterias que producen esta enzima, llamada betalactamasa de espectro extendido (BLEE), aumentaron en más de un 50 por ciento entre 2012 y 2017, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las bacterias que producen BLEE provocaron más de 197,000 hospitalizaciones y 9,100 muertes en 2017, estimaron los CDC en un informe de 2019 que las clasificó como una "grave" amenaza de resistencia antibiótica.

"Las bacterias estaban aquí millones de años antes que nosotros, y estarán millones de años después" apuntó Kaye. "Es como vimos con la COVID... es evolución. Evolucionarán para ganarnos y ganarles a los antibióticos".

El enmetazobactam es un medicamento experimental que inhibe la capacidad de la enzima BLEE de contrarrestar a la cefepima, un antibiótico genérico bien establecido.

En un ensayo clínico avanzado, los médicos evaluaron el nuevo medicamento combinado en comparación con una combinación ya establecida: la penicilina piperacilina combinada con el medicamento tazobactam, que contrarresta a la BLEE.

En el ensayo participaron más de 1,000 pacientes tratados en 90 centros de todo el mundo, entre septiembre de 2018 y noviembre de 2019.

Todos los pacientes tenían ITU complicadas asociadas con factores de riesgo adicionales que aumentaban las probabilidades de que la terapia con antibióticos fracasara. Entre estos factores de riesgo se incluían la fiebre, la sepsis, las obstrucciones urinarias y las inserciones de catéteres.

La combinación de cefepima/enmetazobactam funcionó mejor contra todas las infecciones, además de las infecciones bacterianas BLEE, mostraron los resultados.

Alrededor de un 20 por ciento de los pacientes del grupo general tenían una infección BLEE. Casi tres de cada cuatro pacientes que recibieron cefepima/enmetazobactam eliminaron la infección, en comparación con la mitad de los que usaron el régimen farmacológico establecido.

Las combinaciones nuevas de medicamentos como esta son esenciales para luchar contra los gérmenes resistentes a los antibacterianos, aseguró el Dr. Charles Ascher-Walsh, vicepresidente de ginecología y director de uroginecología del departamento de obstetricia, ginecología y ciencias de la reproducción Raquel y Jaime Gilinski de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"Todos tememos que la necesidad sea más significativa con el tiempo", apuntó Ascher-Walsh. "Mientras más liberales somos en el uso de los antibióticos, más probable es que acabemos desarrollando una resistencia que conduzca a la necesidad de estos tipos de cosas".

Añadió que "es bueno contar con cosas como esta en reserva, por si hay problemas".

Desde 2015, ha habido una revolución de nuevos antibióticos diseñados para contrarrestar la resistencia, aseguró Kaye.

Lamentablemente, los precios de los medicamentos han evitado que estos nuevos agentes sean de uso común, dijo, algo que espera que no suceda con cefepima/enmetazobactam.

"No tengo absolutamente ninguna influencia al respecto. Soy un científico. Pero esperaría que tenga un precio razonable para que las personas puedan usar esto primero o desde temprano", planteó Kaye.

"Algunos de los nuevos antibióticos que han salido son tan caros que solo los usamos en una etapa avanzada, cuando no hay otro remedio", continuó. "Espero que esto tenga un precio más competitivo".

Allecra Therapeutics financió el ensayo clínico, anotó el informe publicado en la JAMA.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la amenaza de la resistencia a los antibióticos en Estados Unidos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Keith Kaye, MD, chief, infectious disease, Rutgers Robert Wood Johnson Medical School, New Brunswick, N.J.; Charles Ascher-Walsh, MD, vice chair, gynecology and director, urogynecology, Raquel and Jaime Gilinski department of obstetrics, gynecology and reproductive science, Mount Sinai, New York City; Journal of the American Medical Association, Oct. 4, 2022

Comparte tu opinión