Un estudio apunta a que reducir las calorías diarias podría alargar la vida con salud

VIERNES, 11 de febrero de 2022 (HealthDay News) -- Una ligera reducción en su consumo de calorías podría ofrecerle más años de vida con más salud, afirman unos investigadores.

También identificaron una proteína que tiene un rol clave en los efectos beneficiosos de la reducción en el consumo de calorías, y plantearon que quizá sea posible manipularla para mejorar la salud.

Un estudio apunta a que reducir las calorías diarias podría alargar la vida con salud

Investigaciones anteriores han mostrado que la restricción de calorías puede alargar las vidas de las moscas, los gusanos y los ratones. Este estudio se basó en el ensayo clínico Evaluación integral de los efectos a largo plazo de reducir el consumo de energía (CALERIE, por sus siglas en inglés), el primer estudio controlado de la restricción de calorías en personas.

"Aquí preguntamos qué hacía la restricción de calorías en los sistemas inmunitario y metabólico y, si es de hecho beneficiosa, cómo podemos aprovechar las vías endógenas que imitan sus efectos en los humanos", señaló el autor sénior, Vishwa Deep Dixit, profesor de patología, inmunobiología y medicina comparativa de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

En el nuevo estudio participaron más de 200 personas. A algunas se les pidió que redujeran su consumo de calorías en un 14 por ciento. Las demás comieron como de costumbre. Se dio seguimiento a su salud durante dos años.

Los investigadores comenzaron al analizar el timo, una glándula que produce a las células T, un tipo de glóbulo blanco que es una parte esencial del sistema inmunitario.

El timo envejece más rápido que otros órganos. Cuando un adulto llega a los 40 años, un 70 por ciento del timo ya es graso y no funciona, según Dixit, director del Centro Yale de Investigación sobre el Envejecimiento.

Y a medida que envejece, el timo produce menos células T, un motivo de que los adultos mayores estén en un mayor riesgo de enfermedad.

Pero las glándulas del timo de los participantes que restringieron su consumo de calorías tenían menos grasa y producían más células T tras dos años, encontraron los investigadores. No hubo ningún cambio en los que no restringieron su consumo de calorías.

"El hecho de que este órgano se pueda rejuvenecer es, en mi opinión, asombroso, porque hay muy pocas evidencias de que esto suceda en los humanos", señaló Dixit en un comunicado de prensa de la universidad. "El hecho de que sea posible es muy emocionante".

El estudio también encontró que el gen de una proteína llamada PLA2G7 se inhibió de forma significativa en los participantes que restringieron su consumo de calorías. La PLA2G7 es producida por unas células inmunitarias conocidas como macrófagos.

Para averiguar si la PLA2G7 se asociaba con algunos de los efectos de la restricción de calorías, los investigadores realizaron experimentos con ratones.

"Observamos que reducir la PLA2G7 en los ratones resultó en beneficios que eran similares a los que vimos con la restricción de las calorías en los humanos", comentó la autora principal del estudio, Olga Spadaro, excientífica investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

El timo de esos ratones fue funcional durante más tiempo, y estaban protegidos del aumento de peso relacionado con comer, además de la inflamación relacionada con la edad, según los hallazgos, que se publicaron en la edición del 10 de febrero de la revista Science.

"Estos hallazgos demuestran que la PLA2G7 es uno de los impulsores de los efectos de la restricción de calorías", dijo Dixit. "Identificar estos impulsores nos ayuda a comprender cómo el sistema metabólico y el sistema inmunitario se comunican entre sí, lo que puede apuntarnos a objetivos potenciales que pueden mejorar la función inmunitaria, reducir la inflamación y, potencialmente, incluso mejorar la duración de la vida con salud".

Por ejemplo, tal vez sea posible manipular la PLA2G7 y obtener los beneficios de la restricción de las calorías sin en realidad tener que restringir las calorías, algo que puede resultar nocivo para algunas personas.

"Hay mucho que debatir sobre qué tipo de dieta es mejor (baja en carbohidratos o grasa, con aumento de proteína, el ayuno intermitente, etc.), y pienso que el tiempo dirá cuáles de estas son importantes", planteó Dixit.

"[Este fue] un estudio muy bien controlado que muestra que una simple reducción de las calorías, y no una dieta específica, tiene un efecto notable en términos de la biología y de cambiar el estado inmunometabólico en una dirección que proteja a la salud humana", añadió. "Desde el punto de vista de la salud pública, creo que ofrece esperanzas".

Más información

Aprenda más sobre la restricción de las calorías en el Instituto Nacional Sobre el Envejecimiento de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Yale University, news release, Feb. 10, 2022

Comparte tu opinión