Un chequeo rutinario de la piel le puede salvar la vida

SÁBADO, 27 de noviembre de 2021 (HealthDay News) -- Puede parecer dramático, pero las revisiones de la piel salvan vidas.

Mientras anima a las personas a hacerse autoexámenes de la piel de forma rutinaria, la Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology, AAD) comparte algunos estudios de casos que llevaron a descubrimientos importantes.

Un chequeo rutinario de la piel le puede salvar la vida

Richard Danzer, de West Palm Beach, en Florida, localizó un quiste grande y doloroso en la espalda durante un autoexamen de la piel. La Dra. Brittany Smirnov, dermatóloga, lo examinó y luego fue diagnosticado de un cáncer de pulmón y se le administró un tratamiento que le salvó la vida.

Cuando a John Ahearn, de Phoenix, le aparecieron hematomas oscuros en las piernas, la Dra. Lindsay Acherman, dermatóloga, sospechó que podría tener un problema sanguíneo grave. Colaboró con un especialista en hematología y oncología que diagnosticó de leucemia a Ahearn. Ahora se encuentra en remisión después de un trasplante de médula ósea.

Después de observar cambios en un lunar en el dedo del pie, Yvonne Basil, de Plano, en Texas, visitó a su dermatólogo y a través de una biopsia en el consultorio fue diagnosticada de melanoma. Ahora está libre de cáncer.

"Los autoexámenes regulares de la piel son fundamentales para identificar el cáncer de piel y otras enfermedades cutáneas de forma temprana", enfatizó en un comunicado de prensa de la academia el Dr. Ken Tomecki, presidente de la AAD. "Animamos a todas las personas a realizar autoexámenes de la piel para identificar cualquier cambio de forma temprana".

Puede hacer sus propios controles de la piel en casa y después realizar un seguimiento con un dermatólogo si encuentra algo que pueda ser preocupante. La academia sugiere la utilización de las iniciales A, B, C, D y E durante el examen.

La A indica la asimetría, cuando la mitad de una mancha es diferente a la otra. La B indica los bordes, cuando una mancha tiene unos bordes irregulares, ondeados o mal definidos. La C indica el color, cuando las manchas tienen una variación de color entre las zonas. La D indica el diámetro. Normalmente, los melanomas tienen más de 6 milímetros, que es más o menos la medida del borrador de un lápiz. La E indica la evolución. La mancha parece distinta de las demás o cambia de tamaño, forma o color.

Para realizar un examen de la piel, observe su cuerpo en un espejo que sea completo. Observe las axilas, los antebrazos y las palmas de las manos. Haga lo mismo con las piernas, entre los dedos y las plantas de los pies. Utilice un espejo manual para examinar el cuello y el cuero cabelludo, así como para revisar la espalda y los glúteos.

Si identifica una mancha que sea diferente a las otras, que cambie, pique o sangre, debe programar una cita con un dermatólogo certificado por la junta.

El cáncer de piel es el cáncer más común en Estados Unidos, y cada día se diagnostica a casi 9,500 personas.

Más información

La Asociación Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society) ofrece más sugerencias para un autoexamen de la piel.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: American Academy of Dermatology, news release, Nov. 11, 2021

Comparte tu opinión