La lesión por vapeo puede parecerse a la infección por COVID-19

La lesión por vapeo puede parecerse a la infección por COVID-19

Los informes de unas lesiones pulmonares graves, o incluso letales, vinculadas con el vapeo dominaron los titulares a finales del año pasado, y luego la COVID-19 acaparó las noticias.

Pero esas lesiones pulmonares no han desaparecido, y las señales de las lesiones pulmonares asociadas con el uso de los cigarrillos electrónicos o el vapeo (EVALI, por sus siglas en inglés) pueden parecerse a la infección con la COVID-19, advierten las autoridades de salud federales y estatales.

En California, se reportaron ocho casos de EVALI en abril, durante los primeros días de la pandemia de COVID-19, según un nuevo informe del Departamento de Salud Pública de California y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"Los adolescentes no pararon de vapear debido a la COVID-19", observó la Dra. Jamie Garfield, médico de atención pulmonar de Filadelfia y vocera voluntaria de la Asociación Americana del Pulmón (American Lung Association). Pero los médicos quizá ya no estén tan atentos a la EVALI, planteó. Garfield no participó en el nuevo estudio.

"Cuando la prevalencia de cualquier enfermedad es de verdad alta, todo lo que suena como un pato es un pato, y en marzo y abril, todo lo que se parecía más o menos a la COVID era COVID. Aquí es donde realizar un buen historial se vuelve muy importante. Hay que saber si un joven vapea, y qué vapea", explicó Garfield.

Los síntomas de EVALI incluyen:

  • Falta de aire
  • Fiebre y escalofríos
  • Tos
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Una frecuencia cardiaca acelerada y dolor de pecho.

Los CDC pararon de rastrear la EVALI a mediados de febrero, porque parecía que los casos se estaban desvaneciendo tras el pico de septiembre. Hasta el 18 de febrero, más de 2,800 personas de todo el país habían sido hospitalizadas con un daño pulmonar potencialmente letal vinculado con el uso de los cigarrillos electrónicos, según los CDC. De ellas, 68 fallecieron.

La investigación sobre esos casos sugiere con contundencia que un aditivo llamado acetato de vitamina E, que a veces se usa en los líquidos de vapeo con marihuana, desencadena a la EVALI, señalaron los CDC.

Un estudio reciente de EE. UU. estimó que uno de cada 10 estudiantes de escuela intermedia y secundaria había vapeado en el mes anterior. En algunas escuelas, el uso de los cigarrillos electrónicos alcanzaba incluso un 60 por ciento, según los hallazgos, que se publicaron en una edición reciente en línea de la revista Journal of Adolescent Health.

Según el nuevo informe de los CDC, los ocho pacientes de California con EVALI acudieron al hospital unos cuatro días tras el inicio de los síntomas. Su edad promedio era de 17 años. Seis dijeron que habían vapeado THC (el ingrediente psicoactivo de la marihuana).

Cuatro de los adolescentes necesitaron cuidados intensivos, y dos necesitaron ventilación mecánica para respirar. Ninguno tuvo un resultado positivo de la COVID-19, anotaron la autora del estudio, la Dra. Christina Armatas, del Departamento de Salud Pública de California, y sus colaboradores.

Fueron los primeros casos reportados en California desde febrero. Los investigadores dijeron que no estaba claro si se habían pasado por alto casos de EVALI en marzo. Los hallazgos aparecen en la edición del 26 de junio de la revista de los CDC, Morbidity and Mortality Weekly Report.

El Dr. Len Horovitz, especialista pulmonar del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, anotó que las personas con EVALI también podrían tener COVID-19. Dijo que no está claro si el vapeo aumenta la susceptibilidad al nuevo coronavirus, pero sin duda aumenta el riesgo de complicaciones de la COVID-19. Añadió que nadie debería vapear.

"Nunca ha habido un lugar para el vapeo. Que sea legal no significa que esté bien", advirtió Horovitz.

Garfield se mostró de acuerdo. "El vapeo no es una alternativa segura a fumar. Cualquier cosa que entre a sus pulmones aparte del aire limpio puede aumentar su riesgo de lesiones pulmonares", aseveró.

Si vapea, use solo productos preenvasados, y nunca use nada que haya sido manipulado de ninguna forma, aconsejó. Garfield añadió que hay programas para ayudarlo a abandonar el hábito.

Por último, apuntó que es importante consultar al médico si usa cigarrillos electrónicos y desarrolla síntomas como tos, falta de aliento o fiebre, así como ser honesto respecto al vapeo para poder obtener un diagnóstico.

Comparte tu opinión