¿Qué tan preocupado debería estar por la variante Delta?

VIERNES, 2 de julio de 2021 (HealthDay News) -- La variante Delta de la COVID-19 está trastocando cualquier vuelta a la normalidad en algunas partes de Estados Unidos, y lugares como el condado de Los Ángeles están instando a las personas vacunadas a volver a ponerse las máscaras bajo techo.

Los expertos en enfermedades infecciosas dijeron que estos lugares están actuando con un nivel de precaución alto pero adecuado, dado que la variante Delta es más transmisible y potencialmente más peligrosa.

¿Qué tan preocupado debería estar por la variante Delta?

Pero el peligro para cualquier individuo dado podría depender de su estatus de vacunación.

La Delta no plantea ningún riesgo significativo de enfermedad a las personas vacunadas, enfatizaron los expertos. Pero hay probabilidades de que pudieran contraer una "infección postvacunación" y propagarla a otros, aunque su propia infección solo resulte en moqueo o no se enfermen en lo absoluto, señalaron los expertos.

La variante Delta, que se originó en India, es de 50 a 80 veces más transmisible que la cepa original Alfa de la COVID-19, según la Dra. Tina Tan, una profesora que se especializa en enfermedades infecciosas pediátricas de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste, en Chicago.

Entonces, "incluso si se ha vacunado o ha tenido COVID anteriormente, quizá de cualquier forma pueda contraer esta infección en particular y retransmitirla, pero usted mismo quizá no enferme de ella", aclaró Tan.

En cuanto a las máscaras, "ahora sabemos que usar máscaras funciona", apuntó.

"Independientemente de la variante, sabemos que usar máscaras funciona, sobre todo en ambientes de interiores. Las personas deben darse cuenta de que la pandemia no ha acabado", dijo Tan. "Deben seguir teniendo cuidado".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reiteró hace poco que todo el mundo debe usar máscaras, y países como Israel han reinstaurado los requerimientos de máscaras a medida que las infecciones con la variante Delta aumentan. Algunas ciudades en Australia han iniciado nuevos cierres debido a la variante Delta, mientras que países como Malasia han alargado sus órdenes de confinamiento en casa.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. anunciaron en mayo que los estadounidenses vacunados por completo pueden prescindir de las máscaras en la mayoría de los ambientes, y a principios de esta semana su directora, la Dra. Rochelle Walensky, reafirmó este consejo en múltiples apariciones en la televisión.

Pero Walensky también dijo que los legisladores locales deben tener la libertad para proteger a sus comunidades.

"Estas políticas sobre las máscaras no son para proteger a los vacunados, sino para proteger a quienes no se han vacunado", afirmó Walensky en el programa "Today" de NBC, y anotó que "todo el mundo debería pensar en su propia situación si se sentirían más cómodos usando una máscara".

Las evidencias sugieren que las personas vacunadas contra la COVID-19, sobre todo si han recibido las vacunas de Pfizer o Moderna, estarán protegidas de esta nueva cepa, indicaron los expertos.

"No conozco ninguna evidencia de que los individuos vacunados del todo deban usar máscaras como protección contra la variante Delta", comentó el Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore. "Los datos respaldan la idea de que las personas vacunadas del todo, en particular las que recibieron vacunas de ARNm, tienen una protección alta contra esta variante".

El Dr. Vivek Cherian, del Centro Médico San José de la Universidad de Maryland, en Baltimore, se mostró de acuerdo en que "hay unas probabilidades bajísimas de una infección postvacunación" con la variante Delta en las personas vacunadas por completo.

"Si la contrae, también hay unas probabilidades muy bajas de que sea sintomático, y casi cero probabilidades de ser hospitalizado", dijo Cherian.

Pero el alto nivel de infectividad de la Delta significa que plantea un riesgo más alto a las personas sin vacunar, sobre todo en las partes de Estados Unidos donde las tasas de vacunación se han rezagado, añadió.

Cherian dijo que también le preocupa el riesgo de las personas que todavía solo han recibido una vacunación parcial contra la COVID-19.

"Algunas personas se sienten seguras tras recibir solo una de las dos dosis", lamentó. "Esto no da una cobertura tan grande. Todavía hay bastantes probabilidades de que se infecten".

El confuso mensaje sobre las máscaras se debe en parte a que cada agencia de salud pública individual se está dirigiendo a una audiencia distinta, apuntó Cherian.

"La OMS, en esencia, se está dirigiendo a todo el planeta. Cada país tiene unas tasas de vacunación distintas. Incluso en Estados Unidos, cada estado y cada condado tiene unas tasas distintas de vacunación", añadió Cherian. "Es muy difícil hacer una recomendación generalizada, y si se hace una, siempre es mejor pecar de precavidos".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las variantes de la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Tina Tan, MD, professor, pediatric infectious diseases, Northwestern University Feinberg School of Medicine, Chicago; Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; Vivek Cherian, MD, University of Maryland St. Joseph Medical Center, Baltimore

Comparte tu opinión