¿Puede la marihuana medicinal aliviar las enfermedades mentales? Es probable que no, señala un estudio

¿Puede la marihuana medicinal aliviar las enfermedades mentales? Es probable que no, señala un estudio

LUNES, 28 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Las personas que se enfrentan a la ansiedad, la depresión u otros problemas psiquiátricos no deben poner sus esperanzas en la marihuana medicinal, sugiere una revisión reciente.

Docenas de estudios en que participaron más de 3,000 personas no proveyeron evidencias convincentes de que el cannabis medicinal pueda ayudar a tratar los trastornos de la mente, concluyeron los autores del estudio.

"Con frecuencia, los cannabinoides se propugnan como tratamientos para varios trastornos mentales", comentó la investigadora sénior, Louisa Degenhardt, subdirectora del Centro Nacional de Investigación sobre las Drogas y el Alcohol de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Sídney, Australia. "Los profesionales clínicos y los consumidores deben ser conscientes de la baja calidad y cantidad de evidencias sobre la efectividad de los cannabinoides medicinales para tratar los trastornos mentales y el riesgo potencial de efectos adversos".

La marihuana medicinal podría incluso empeorar las cosas, advirtieron los autores del estudio. Esos eventos adversos pueden incluir un empeoramiento de los incidentes de depresión, ansiedad y síntomas psicóticos, encontraron los investigadores.

Pero los defensores de la marihuana afirman que la lección real que se puede sacar de la revisión de las evidencias es que la marihuana medicinal sigue sin haberse investigado lo suficiente.

"La ausencia de evidencias convincentes a favor de los cannabinoides parece surgir principalmente de la ausencia de buenas investigaciones. La ausencia de evidencias no es evidencia de su ausencia", comentó Mitch Earleywine, profesor de psicología en la Universidad de Albany, la Universidad Estatal de Nueva York, y miembro de la junta asesora de la Organización Nacional de Reforma de las Leyes de la Marihuana (National Organization for the Reform of Marijuana Laws, NORML), un grupo sin fines de lucro.

La legalización de la marihuana medicinal ha fomentado un interés en los pacientes que ha crecido en los últimos años, dijo Yasmin Hurd, directora del Instituto de la Adicción de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"Al final del día, las personas están sufriendo y no están obteniendo un beneficio de su medicamento actual, o le tienen miedo a su medicamento actual", dijo Hurd. "Todo el mundo quiere probar algo nuevo, y todo el mundo habla del cannabis medicinal, y las personas simplemente buscan un tratamiento efectivo".

Un informe de 2017 de la Academia Nacional de Ciencias encontró que no hay suficientes evidencias para afirmar que los productos de marihuana sean efectivos para el tratamiento del dolor crónico, calmar los espasmos musculares provocados por la esclerosis múltiple, o aliviar las náuseas de la quimioterapia.

Degenhardt y sus colaboradores decidieron enfocarse en el potencial del cannabis para tratar los trastornos y síntomas mentales.

Los investigadores revisaron la literatura médica y encontraron 83 estudios, entre ellos 40 ensayos clínicos, para incluir en la revisión. Entre esos estudios y ensayos había 42 sobre la depresión, 31 sobre la ansiedad, 12 sobre el trastorno por estrés postraumático (TEPT), 11 sobre la psicosis, ocho sobre el síndrome de Tourette y tres sobre el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

La mayoría de los estudios implicaron el uso de THC farmacéutico; el THC es la sustancia de la marihuana que droga, anotaron los investigadores. El THC podría haber sido o no acompañado por el CBD, otra sustancia de la marihuana que ha sido el foco de investigaciones médicas recientes.

Las evidencias más positivas provinieron de personas con otras afecciones médicas que encontraron que su ansiedad mejoró con el uso de la marihuana o de productos derivados del cannabis con TCH, según el informe.

Pero la marihuana médica no afectó de forma significativa ningún otro resultado primario en los trastornos mentales examinados, concluyeron los investigadores.

Hurd apuntó que "este estudio enfatizó lo que todos sabemos, que no hay pruebas sustanciales de que el cannabis en sí pueda tratar todos esos trastornos de la salud mental".

Es posible que el cannabis aliviara la ansiedad porque la afección por la que las personas eran tratadas mostrara alguna mejora, anotaron los autores. Por ejemplo, el dolor crónico de alguien pudiera haberse aliviado, ayudándolo a sentirse más relajado.

Por otra parte, la marihuana medicinal aumentó el número de personas que tuvieron eventos adversos en 10 estudios, y en 11 estudios aumentó el número de personas que se retiraron de la investigación debido a efectos secundarios negativos.

"Estos resultados son coherentes con que el THC exacerba la psicosis. No la alivia", dijo Hurd. Añadió que la marihuana también puede empeorar la ansiedad, y cuando las personas están dejando de estar drogadas, puede empeorar el sueño y provocar problemas del estado de ánimo.

Lo más importante es que las lagunas en el conocimiento sobre los beneficios del cannabis medicinal son evidentes, concluyó Degenhardt.

"Dado el gran interés que muchas personas expresan en el uso de los cannabinoides para la salud mental, nuestra mayor sorpresa (y causa de preocupación, dado su creciente uso) fue la falta de datos que ofrezcan orientación sobre en cuáles problemas de salud mental, y en cuáles grupos de personas, los cannabinoides podrían de hecho resultar útiles", dijo Degenhardt. "Hay que rellenar esas lagunas".

Earleywine se mostró de acuerdo.

"Espero que este trabajo inspire a mejores trabajos, entre ellos ensayos clínicos aleatorios con muestras grandes en que los cannabinoides sirvan como tratamiento para personas cuyos diagnósticos primarios incluyan a cada uno de los trastornos mencionados", añadió Earleywine. "Lamentablemente, supongo que los titulares de todo el mundo dirán directa o indirectamente que los cannabinoides no ayudan, pero de hecho no sabemos si lo hacen o no".

La nueva revisión se publicó en la edición en línea del 28 de octubre de la revista The Lancet.

Más información

Los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU. ofrecen más información sobre la marihuana medicinal.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión