¿Por qué las personas obesas tienen un riesgo más alto de COVID-19?

MARTES, 29 de diciembre de 2020 (HealthDay News) -- Los problemas respiratorios y otros factores, pero no la inflamación, podrían explicar por qué las personas obesas son más propensas a sufrir una COVID-19 grave y a morir de la enfermedad, según un estudio reciente.

Otros estudios han mostrado que los pacientes con COVID-19 con sobrepeso u obesos tienen más probabilidades de ser admitidos a cuidados intensivos, de necesitar ventilación mecánica, y de fallecer. Los estudios a nivel de la población también indican que los países con unas tasas más altas de obesidad tienen unas tasas más altas de mortalidad por la COVID-19.

¿Por qué las personas obesas tienen un riesgo más alto de COVID-19?

La inflamación se ha sugerido como un motivo posible del vínculo entre la obesidad y una COVID-19 grave.

"Aunque los motivos definitivos de unos malos resultados con la COVID-19 en la obesidad siguen siendo inciertos, los pacientes con obesidad tienen una vulnerabilidad única", señaló la autora principal, la Dra. Ana Mostaghim, que dirigió el estudio durante una residencia en medicina interna en el Centro Médico de Boston. "Podrían tener factores de riesgo independientes [diabetes tipo 2, hipertensión y enfermedad de la arteria coronaria] de unos malos resultados en la COVID-19, unas afecciones que son inflamatorias y están mediadas por la inmunidad".

Para averiguar más, ella y sus colaboradores compararon los resultados y los marcadores inflamatorios en pacientes hospitalizados con COVID-19.

El estudio observó al índice de masa corporal (IMC), una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso, de los pacientes, y su riesgo de admisión a la UCI y de morir.

Los pacientes con COVID con obesidad mórbida (un IMC de a partir de 35) tenían el doble de probabilidades de ser admitidos a la UCI y cuatro veces más probabilidades de morir por cualquier causa. Los que tenían un IMC de 30 a 34.9 también tenían un mayor riesgo de admisión a la UCI, pero no un riesgo significativamente más alto de morir, según el estudio.

Los investigadores encontraron que los pacientes obesos tenían en gran medida unos marcadores inflamatorios más bajos en los dos primeros días en el hospital, en comparación con los pacientes que no eran obesos.

"Aunque los pacientes con obesidad tuvieron unos peores resultados clínicos que los que no eran obesos en nuestro estudio, este efecto no parece ser mediado por un grado más alto de inflamación", señaló la Dra. Natasha Hochberg, profesora asociada de medicina de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

"Los pacientes con obesidad tienen un riesgo más alto de enfermedad del hígado graso, y una mayor invasión viral con disfunción orgánica podría contribuir al aumento en la mortalidad observado en estos pacientes", comentó en un comunicado de prensa de la universidad. "Alternativamente, los pacientes con obesidad podrían tener una reserva respiratoria reducida".

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 16 de diciembre de la revista PLOS ONE.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Boston University School of Medicine, news release, Dec. 16, 2020

Comparte tu opinión