Por qué la fórmula infantil casera es mala idea

MIÉRCOLES, 1 de junio de 2022 (HealthDay News) -- Si tiene problemas para encontrar fórmula infantil para su bebé debido a la escasez nacional, no recurra a recetas hechas en casa, advierte una experta.

"Incluso las mejores intenciones pueden tener unos resultados devastadores", señaló la Dra. Diane Calello, pediatra y directora del Centro de Control de Intoxicaciones de Nueva Jersey, con sede en la Facultad de Medicina de Nueva Jersey de la Universidad de Rutgers, en Newark.

Por qué la fórmula infantil casera es mala idea

"Aunque quizá parezca seguro usar sustitutos o hacer fórmula casera para alimentar a su bebé, puede ser muy peligroso, y potencialmente letal", advirtió en un comunicado de prensa.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. reportaron hace poco sobre tres bebés que fueron tratados en salas de emergencias por unos niveles bajos de calcio y raquitismo por deficiencia de vitamina D tras ser alimentados con fórmula casera. Los bebés que son alimentados con fórmula aguada también se enfrentan a un riesgo de desequilibrios de electrolitos e hinchazón cerebral.

Calello describió qué no se debe dar a los bebés y cuáles alternativas a la fórmula son seguras.

Las bebidas de arroz, la leche de cabra, la leche de almendra, la leche de vaca, los batidos de proteína y las fórmulas caseras o aguadas pueden conducir con rapidez a graves deficiencias nutricionales en los bebés, porque carecen de unos nutrientes esenciales que los bebés requieren cada vez que comen.

También advirtió que los bebés no deben comer miel.

La miel y los productos como las galletas Graham o el cereal que contienen miel como ingrediente también son nutricionalmente deficientes, y podrían provocar un tipo grave de intoxicación alimentaria conocida como botulismo en los niños menores de 12 meses, señaló Calello.

Si no puede obtener la fórmula regular de su bebé, hable con el pediatra para obtener consejos sobre las opciones más seguras disponibles para su bebé, sobre todo si su hijo tiene necesidades de salud especiales.

Las agencias gubernamentales han ofrecido recursos para encontrar fórmula, e importantes medios de comunicación publican de forma regular actualizaciones sobre el estatus de la crisis.

Una nueva directriz de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) sugiere chequear en las tiendas más pequeños y las farmacias para ver si tienen fórmula, comprar fórmula en línea de distribuidores bien reconocidos, y revisar los grupos locales de redes sociales dedicados a este tema.

Si es imposible encontrar fórmula infantil, la fórmula para niños pequeños (aunque no se recomienda para los bebés) se puede usar durante unos días si el bebé tiene casi 12 meses, según la AAP.

También plantea que los bebés nacidos a término pueden alimentarse con fórmula para bebés prematuros durante unas cuantas semanas, si es necesario. En una emergencia total, la leche de soya fortificada con proteína y calcio podría ser una opción durante unos días para bebés que tengan casi un año. Si usa una alternativa, asegúrese de cambiar de nuevo a la fórmula tan pronto pueda obtenerla, aconseja la AAP.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. está sopesando la aprobación acelerada de algunas fórmulas importadas, pero de momento no es seguro comprarlas.

Muchas fórmulas vendidas en Europa tienen nutrientes suficientes, pero deben ser importadas bajo ciertas medidas de seguridad, como por ejemplo mantener la temperatura correcta.

Más información

Aprenda más sobre la alimentación con fórmula en la Academia Americana de Pediatría.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTES: Rutgers University, news release, May 27, 2022

Comparte tu opinión