¿Podría una pastilla sustituir a las inyecciones de insulina?

¿Podría una pastilla sustituir a las inyecciones de insulina?

MARTES, 8 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Muchas personas con diabetes tienen que inyectarse insulina al menos una vez al día, pero una nueva investigación con animales sugiere que una pastilla podría algún día hacer la misma función.

La pastilla experimental puede soportar el viaje a través del tracto gastrointestinal, informan los científicos. Cuando llega al intestino delgado, se divide en microagujas que se disuelven y se vinculan a la pared intestinal, liberando el fármaco en el torrente sanguíneo.

En pruebas con cerdos, la cápsula, cargada con la misma cantidad de insulina que una inyección, pudo administrar la insulina al torrente sanguíneo con la misma rapidez que una inyección, encontraron los investigadores.

"Gran parte de este trabajo es motivado por el reconocimiento que tanto los pacientes como los proveedores de atención de la salud prefieren la ruta oral de administración, respecto a la inyectable", señaló el autor cosénior y gastroenterólogo, el Dr. Giovanni Traverso, profesor asistente en el Departamento de Ingeniería Mecánica del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT).

La cápsula está revestida de un polímero que puede sobrevivir el ambiente altamente ácido del estómago, pero que se abre en el intestino delgado, cuyo ambiente es incluso más ácido. Tres brazos doblados de la cápsula se despliegan. Cada brazo contiene minúsculas microagujas llenas de insulina.

La fuerza del despliegue de los brazos hace que las microagujas penetren la capa superior del intestino delgado, donde las agujas se disuelven, liberando el medicamento.

En experimentos con cerdos, las cápsulas administraron las dosis de insulina de forma efectiva, y provocaron una reducción inmediata en el azúcar en la sangre, encontraron los investigadores. Pero la investigación con animales no siempre produce los mismos resultados en los humanos.

Se usó insulina para mostrar el nuevo sistema, pero otros medicamentos, como hormonas, enzimas, anticuerpos y fármacos basados en el ARN podrían usarse de la misma forma, señalaron los investigadores.

"Podemos administrar insulina, pero vemos aplicaciones para muchas otras terapias y posiblemente para las vacunas", comentó Traverso en un comunicado de prensa del MIT. "Estamos trabajando muy de cerca con nuestros colaboradores para identificar los próximos pasos y aplicaciones donde podamos tener el mayor impacto".

El informe se publicó el 7 de octubre en la revista Nature Medicine.

Más información

Para más información sobre la diabetes, visite la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión