Para proteger a sus hijos de las toxinas, cambie esa alfombra vieja

Para proteger a sus hijos de las toxinas, cambie esa alfombra vieja

MIÉRCOLES, 29 de abril de 2020 (HealthDay News) -- Si tiene hijos, y también alfombras, quizá sea el momento de redecorar. Las alfombras más antiguas son una importante fuente de exposición a unos compuestos nocivos conocidos como PFAS en los niños, señalan los investigadores.

Los PFAS (por las siglas en inglés de compuestos per- y polifluoroalquilos) se asocian con graves riesgos de salud en niños y adultos, entre ellos un neurodesarrollo alterado, una disfunción del sistema inmunitario, la alteración hormonal y el cáncer.

Antes, los compuestos se usaban para hacer que las alfombras fueran resistentes a las manchas y a la tierra, pero la mayoría de los fabricantes han dejado de usarlos recientemente. Esto significa que las familias, las escuelas y las guarderías pueden eliminar la exposición de los niños a los PFAS al cambiar las alfombras viejas, según los autores del estudio.

"Desde las actividades en círculo hasta las siestas, los niños pequeños en edad escolar pasan mucho tiempo en el suelo", comentó la autora principal, Marta Venier, científica asociada de la Facultad de Asuntos Públicos y Ambientales de la Universidad de Indiana, en Bloomington.

"Los PFAS dañinos en las alfombras y en el polvo se acumulan entonces en las manos y en los juguetes de los niños, que se los ponen en la boca. Lo mismo sucede en las viviendas, donde los bebés y los niños pequeños pueden gatear y jugar en las alfombras", comentó Venier en un comunicado de prensa de la universidad.

En el estudio, los investigadores midieron las concentraciones de PFAS en muestras de alfombras y de polvo de 18 guarderías de California en 2018. Las muestras tanto de las alfombras como de polvo contenían unos niveles significativos de 40 PFAS, y las alfombras parecieron ser una fuente.

Los investigadores dijeron que sus hallazgos muestran que los PFAS de las alfombras constituyen un riesgo de salud para los niños que tiene contacto con las alfombras.

La mayoría de los minoristas importantes ya no venden alfombras con PFAS, anotaron los autores del estudio.

Tom Bruton, coautor del estudio, dijo que es una importante victoria para la salud de los niños.

"Ahora hay más disponibilidad de alfombras sin PFAS, y las escuelas y las familias pueden cambiar las alfombras viejas y proteger la salud de los niños de la exposición a estos compuestos peligrosos y duraderos", añadió. Bruton es científico senior del Green Science Policy Institute en Berkeley, California.

El informe se publicó en una edición reciente de la revista Chemosphere.

Más información

Para más información sobre los PFAS y la salud, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión