Pagar la atención de la salud es más difícil, incluso con seguro patrocinado por la empresa

VIERNES, 30 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- La mayoría de los estadounidenses en edad laboral obtienen su seguro de salud a través de su empresa, pero, incluso para ellos, permitirse la atención médica está resultando más difícil hoy en día, muestra un nuevo estudio.

Los investigadores encontraron que, en los últimos 20 años, un creciente número de estadounidenses con un seguro de salud patrocinado por su empresa han estado prescindiendo de la atención médica debido a los costos. Las mujeres se han visto particularmente afectadas.

Pagar la atención de la salud es más difícil, incluso con seguro patrocinado por la empresa

El estudio, que se publicó en la edición del 27 de diciembre de la revista Journal of the American Medical Association, no indagó sobre los motivos. Pero los expertos señalaron que hay algunas explicaciones probables, entre ellas los crecientes costos de la atención de la salud, y las medidas de los planes de seguro para cargar a los consumidores una mayor parte de la responsabilidad de los pagos.

"El sistema de atención de la salud de EE. UU. es único en cuanto a su nivel de privatización", comentó la investigadora principal, Avni Gupta, estudiante doctoral de la Facultad de Salud Pública Global de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

Alrededor de un 61 por ciento de los estadounidenses menores de 65 años reciben el seguro de salud mediante su empresa, y las empresas utilizan este beneficio para ayudar a atraer a los trabajadores, apuntó Gupta.

"Es el beneficio secundario más importante del empleo", enfatizó.

Pero este beneficio secundario se está quedando corto con una creciente frecuencia, muestran los nuevos hallazgos.

En 2020, encontró el estudio, alrededor de un 6 por ciento de las mujeres de EE. UU. con un seguro patrocinado por la empresa dijeron que se habían visto obligadas a prescindir de la atención médica en el año anterior debido a los costos. Este porcentaje es el doble que hace 20 años, que era de un 3 por ciento.

Las cifras fueron más bajas entre los hombres, pero siguieron el mismo patrón: en 2020, un 3 por ciento prescindieron de la atención médica porque no podían permitírsela, un aumento respecto a un 2 por ciento en 2000.

Ciertos tipos de atención estaban más fuera del alcance que otros, encontró el estudio, en específico la atención de la salud mental y la atención dental.

Una vez más, las mujeres se vieron más afectadas que los hombres. En 2020, alrededor de un 6 por ciento señalaron que no podían costear la atención necesaria para la salud mental, frente a un 2 por ciento apenas unos años antes. Por otra parte, cerca de un 11 por ciento de las mujeres prescindieron de la atención dental en 2020 debido a los costos, casi dos veces más que hace unos pocos años.

La pregunta es por qué las mujeres se enfrentan a más obstáculos financieros que los hombres.

"Las diferencias sexuales en la asequibilidad de la atención de la salud se han estudiado poco", aclaró Gupta. "Este análisis muestra que debemos prestarles más atención".

Hay explicaciones potenciales, según Sara Collins, vicepresidenta de cobertura y acceso a la atención de la salud de Commonwealth Fund, una organización sin fines de lucro.

Una es que las mujeres acuden a los proveedores de atención de la salud con más frecuencia que los hombres, incluso debido al embarazo, y los costos generales de la atención de la salud han estado en aumento.

En general, las mujeres también ganan menos dinero que los hombres, señaló Collins, lo que puede hacer que pagar las facturas de cualquier cosa que su plan no cubra sea más difícil.

Los hallazgos se basan en un grupo nacionalmente representativo de adultos de EE. UU. que participaron en una encuesta federal de salud anual. El equipo de Gupta se enfocó en más de 238,000 encuestados que tenían de 19 a 64 años, y que tenían seguro a través de su empresa o sindicato.

En general, los porcentajes de personas que reportaron problemas para costear la atención fueron relativamente bajos. Pero, anotó Collins, a los participantes también se les hizo una pregunta más específica: ¿Habían prescindido de una atención necesaria en el año anterior?

En una encuesta reciente de Commonwealth Fund, Collins y sus colegas encontraron que un 29 por ciento de los estadounidenses con cobertura de salud patrocinada por la empresa tenían un "seguro insuficiente". Esto significaba que sus costos de desembolso por la atención de la salud en el año anterior habían sido de al menos un 10 por ciento de sus ingresos familiares (o de un 5 por ciento para las personas que vivían por debajo de la línea de pobreza), o que el deducible de su plan de salud era de al menos un 5 por ciento de sus ingresos familiares.

El deducible es la cantidad que las personas tienen que pagar por su atención antes de que su cobertura de seguro se active. En los últimos años, las empresas han recurrido cada vez más a planes con deducibles altos, en un esfuerzo por ahorrar dinero en las primas mensuales. Y este es un motivo probable de que los empleados tengan más dificultades ahora para costear la atención, lamentaron Gupta y Collins.

Típicamente, anotó Collins, las personas no se dan cuenta de lo escueto que es su plan de salud hasta que se enfrentan a unos problemas de salud significativos.

"Cuando uno está más enfermo es cuando más paga", advirtió.

La raíz del problema, dijo Collins, es el siempre creciente costo de los servicios de atención de salud, que ha superado con creces al crecimiento en los ingresos, pero que en última instancia se carga a los consumidores.

Pero es un inmenso problema a afrontar. Mientras tanto, planteó Collins, muchos estadounidenses necesitan cierto alivio. Esto incluye hacer que sea más fácil que las personas empleadas se inscriban en un plan de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, o "Obamacare"), enfatizó.

Pero, añadió Collins, "sí pienso que los planes de seguro deben prestar atención al diseño de sus beneficios".

Lamentablemente, dijo Gupta, las aseguradoras tienen poco incentivo para hacerlo. Piensa que conllevará medidas a nivel federal.

Más información

Families USA ofrece un resumen sobre los puntos básicos del seguro de salud.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Avni Gupta, BDS, MPH, doctoral student, public health policy and management, NYU School of Global Public Health, New York City; Sara Collins, PhD, vice president, health care coverage and access, Commonwealth Fund, New York City; Journal of the American Medical Association, Dec. 27, 2022

Comparte tu opinión