¿No está listo para la socialización después de la pandemia? Un experto ofrece consejos contra la ansiedad

MIÉRCOLES, 9 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Aunque algunas personas quizá estén listas y deseosas de reconectar con la familia y los amigos en las reuniones sociales después de la pandemia, sentirse aprensivo es normal.

A medida que las restricciones se relajan debido a que las tasas de infección se desploman y más personas se vacunan, muchas personas están experimentando sentimientos inesperados, por ejemplo ansiedad sobre el regreso a las situaciones sociales, según un experto en servicios de psicología.

¿No está listo para la socialización después de la pandemia? Un experto ofrece consejos contra la ansiedad

"Para algunas personas, estos cambios son emocionantes, y para otras son abrumadores", señaló el Dr. Itai Danovitch, presidente del departamento de psiquiatría y neurociencias conductuales del Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles.

Es normal tener dificultades con los cambios, aunque sean positivos, aseguró Danovitch. Tras pasar tantos meses en casa, volver al trabajo o asistir a una barbacoa de la familia puede hacer que muchos sientan preocupación, ansiedad o incluso pánico.

"El miedo o la ansiedad son normales", aseguró en un comunicado de prensa del centro. "Sentimos las cosas por un motivo, y la ansiedad es, en esencia, una respuesta a una amenaza".

Estos sentimientos varían de una persona a otra. Incluso la percepción de una misma persona puede cambiar de un día a otro.

Es posible resolver estos sentimientos, aseguró Danovitch. Sugirió que las personas se tomen un tiempo antes de un evento social para pensar sobre exactamente cuáles partes de la interacción venidera les provoca ansiedad, y que entonces creen una estrategia sobre lo que pueden hacer para resolver sus preocupaciones.

"Piense sobre cuáles factores están bajo su control", aconsejó Danovitch. "Por ejemplo, si tiene preocupaciones sobre un próximo evento o reunión, hable con el anfitrión sobre esas preocupaciones en un momento temprano. Obtenga la información que necesita para tomar una decisión sobre su nivel de comodidad, y no tenga miedo de comunicar esa decisión".

Quizá esto signifique limitar el tiempo que pase en una reunión social, o incluso rechazar una invitación.

"Debemos tener conversaciones honestas los unos con los otros", planteó Danovitch. "Hacerlo conlleva cierta valentía y coraje, ser honesto sobre cómo se siente, porque hay un riesgo de que lo malentiendan".

Estos sentimientos no siempre son una señal de un trastorno de ansiedad, afirmó. Quizá solo sea inquietud o timidez, que se aliviarán con el tiempo.

No es así cuando la ansiedad y el miedo provocan disfunción, discapacidad o un sufrimiento mental intenso. A los que tienen dificultades con la ansiedad social hasta el punto en que es un impedimento en sus vidas, Danovitch les recomienda que hablen con un proveedor de atención primaria sobre las opciones de atención y tratamiento.

"Por ejemplo, si está tan ansioso sobre el regreso al trabajo, que es un ambiente social, que no va a ir al trabajo en lo absoluto", planteó, "si tiene ataques de pánico recurrentes, o si su ansiedad es persistente, generalizada y afecta a su funcionamiento, entonces tiene sentido buscar ayuda profesional. Los trastornos de ansiedad son muy comunes, y hay una variedad de tratamientos efectivos disponibles para resolverlos".

Más información

La Asociación Americana de Ansiedad y Depresión (Anxiety & Depression Association of America) ofrece más información sobre la ansiedad social durante la pandemia de COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Cedars-Sinai Medical Center, news release, June 7, 2021

Comparte tu opinión