Niños en peligro: casi la mitad de los padres tienen medicamentos sobrantes en casa

LUNES, 24 de octubre de 2022 (HealthDay News) -- Tener acceso a los medicamentos recetados o de venta libre en casa es una importante fuente de intoxicación accidental entre los niños pequeños.

Aun así, casi la mitad de los padres señalan que tienen medicamentos sobrantes en casa, muestra una encuesta reciente.

Niños en peligro: casi la mitad de los padres tienen medicamentos sobrantes en casa

"Encontramos que es común que los padres conserven los medicamentos mucho después de que hayan caducado o ya no los necesiten, lo que crea un riesgo de salud innecesario para los niños", advirtió Sarah Clark, codirectora de la Encuesta nacional de salud infantil del Hospital Pediátrico C.S. Mott, de University of Michigan Health.

"Que los niños pequeños tengan acceso a los medicamentos en casa es una importante causa de intoxicaciones accidentales. Entre los niños de más edad, el acceso a estos fármacos conlleva el riesgo de experimentación, desvío hacia los pares u otros tipos de abuso intencionado", apuntó Clark en un comunicado de prensa de la universidad.

La encuesta, que es nacionalmente representativa, entrevistó a 2,023 padres con hijos de menos de 18 años entre agosto y septiembre de 2022. Planteó una variedad de preguntas sobre los medicamentos de venta libre y recetados en el hogar.

Aunque menos de la mitad de los padres encuestados dijeron que creían que los medicamentos de venta libre son menos efectivos tras su caducidad, apenas alrededor de un 20 por ciento de los padres piensan que son peligrosos.

"Los padres quizá no se den cuenta de que un medicamento ha caducado hasta que lo necesiten para los síntomas de sus hijos", dijo Clark. "En ese momento, los padres deben decidir si van a administrar el medicamento caducado a su hijo, o si van a comprar un medicamento nuevo.

Más de un tercio de los padres dijeron que nunca es adecuado administrar un medicamento caducado a su hijo. Un tercio adicional afirmaron que es adecuado administrar un fármaco caducado hasta tres meses después de la fecha de caducidad. Más o menos el mismo número dijeron que sería aceptable administrar el medicamento seis meses o más después de la fecha de caducidad.

"La fecha de caducidad es la garantía del fabricante de que un medicamento es del todo seguro y efectivo. Con el tiempo, el medicamento perderá su efectividad", comentó Clark. "Los padres que estén sopesando si dar a su hijo un medicamento mucho más allá de su fecha de caducidad deberían preguntarse qué tan bien funcionará".

Aunque más de un 60 por ciento de los padres dijeron que tienen más cuidado al deshacerse de los medicamentos recetados sobrantes que de los de venta libre, la mayoría también creen que es importante eliminar de forma adecuada los medicamentos caducados o sobrantes para prevenir que los niños tengan acceso al medicamento y para proteger al ambiente.

Pero muchos todavía no saben dónde ponerlos. Alrededor de tres cuartas partes dijeron que no saben cuáles medicamentos se deberían mezclar con el pozo del café o la arena para gatos. Alrededor de 1 de cada 7 ha tirado medicamentos por el inodoro.

Clark señaló que el procedimiento más seguro es dejar el medicamento en un centro permanente de recolección o en el consultorio del médico, farmacia u hospital, o en un centro comunitario en coordinación con el día nacional de devolución de medicamentos, que celebra la Administración de Control de Drogas de EE. UU. dos veces al año. El próximo se celebrará el 29 de octubre.

"Los medicamentos sin usar y caducados son un problema de seguridad pública, y plantean riesgos de salud para los niños", enfatizó Clark. "Es importante que los padres los eliminen de forma adecuada cuando ya no sean necesarios, para reducir el riesgo de que los niños enfermen, además del impacto negativo en el ambiente".

Los padres pueden ayudar a proteger a sus hijos de los medicamentos sin usar al limitar la cantidad que llevan a casa, plantearon los investigadores de la encuesta. Piense en surtir solo una parte de una receta que sea para tomar "según la necesidad" para el dolor. Evite comprar grandes cantidades de medicamentos sin receta.

Mantenga todos los fármacos en sus paquetes originales, que incluyen la información sobre las dosis y la caducidad. Revise las fechas de caducidad de los medicamentos de venta libre de sus hijos dos veces al año.

Vigile ciertos medicamentos de los que se puede abusar, entre ellos los analgésicos y los somníferos, sobre todo si tiene hijos mayores, aconsejaron los investigadores.

Más información

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. ofrece más información sobre cómo deshacerse de los medicamentos sin usar.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Michigan, news release, Oct. 24, 2022

Comparte tu opinión