¿Necesita una prueba de COVID a domicilio? Aquí tiene ayuda para encontrar y usar una

LUNES, 10 de enero de 2022 (HealthDay News) -- El aumento de la variante ómicron en todo Estados Unidos ha hecho que las personas tengan dificultades para encontrar kits de pruebas de COVID-19 a domicilio.

"Las pruebas escasean, sin duda alguna, debido al gran volumen de personas que desean y necesitan obtener pruebas", señaló Lori Tremmel Freeman, directora ejecutiva de la Asociación Nacional de Funcionarios de Salud de los Condados y Ciudades (National Association of County and City Health Officials). "La demanda es alta y queremos que las personas se hagan las pruebas. El problema es que queremos que puedan conseguirlas".

¿Necesita una prueba de COVID a domicilio? Aquí tiene ayuda para encontrar y usar una

El atractivo de las pruebas a domicilio es claro: uno está en control del proceso. Uno recolecta la muestra, usualmente mediante un hisopado del interior de la nariz, y, en el caso de las pruebas rápidas, realiza el análisis en su propia mesa o encimera. En general, obtiene resultados en cuestión de minutos.

Esto es lo que debe saber sobre cómo funcionan estas pruebas a domicilio, dónde puede buscarlas y cuál es el mejor momento de usarlas.

¿Qué pruebas puede tomar en casa?

Hay dos tipos principales de pruebas de COVID-19 que se pueden administrar en casa: las pruebas de antígenos y las pruebas de PCR.

Las pruebas de antígenos son las que se consideran pruebas "rápidas", porque arrojan resultados en menos de una hora. Buscan las proteínas en la superficie del coronavirus que provocan una respuesta inmunitaria en el cuerpo.

Hay más de una docena de pruebas de antígenos aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. Entre las marcas populares se encuentran BinaxNOW de Abbott, QuickVue de Quidel, IntelliSwab de OraSure, At-Home de BD Veritor y On/Go de Intrivo.

Las pruebas de PCR buscan el material genético del virus en sí. Son más precisas que las pruebas de antígenos (en algunos casos, demasiado precisas), pero aunque usted mismo toma la muestra en casa, en general la deja en el consultorio del médico o la envía por correo al laboratorio para obtener los resultados. Obtener los resultados puede tardar de uno a tres días.

Entre las marcas comunes de pruebas de PCR se encuentran Pixel de LabCorp, DxTerity y Everlywell.

¿Qué tan precisas son?

Las pruebas rápidas de antígenos son bastante precisas, sobre todo si se tienen síntomas de COVID, porque en ese momento se tienen unos niveles altos de virus detectables en el cuerpo. Una prueba positiva significa no solo que tiene COVID, sino que es más probable que sea contagioso.

"Son magníficas para responder a la pregunta si es seguro estar cerca de uno", comentó el Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore.

Es más probable que las pruebas de antígenos arrojen un falso negativo si se ha infectado pero aún no ha desarrollado síntomas. Pero en ese momento, "si tiene una cantidad tan pequeña del virus, no es probable que sea muy contagioso para los demás", anotó el Dr. William Schaffner, director médico de la National Foundation for Infectious Diseases.

¿Desea tener certeza? Las pruebas de PCR se consideran como el "estándar de excelencia" para la detección y el diagnóstico de la COVID, pero también tienen sus desventajas.

Las pruebas de PCR son tan precisas que pueden detectar el material genético de restos antiguos de coronavirus en el cuerpo, mucho después de que el virus vivo dentro de uno ha sido eliminado.

"La prueba de PCR puede continuar siendo positiva durante un periodo sustancial de tiempo, literalmente semanas", advirtió Schaffner. "En realidad no es una buena prueba para sacarlo de aislamiento".

Ha habido preocupaciones de que algunas pruebas de antígenos y moleculares quizá no pueden detectar a la variante ómicron igual de bien que a las variantes anteriores de la COVID. La FDA ha anotado esta preocupación, pero todavía sigue investigando.

¿Dónde puede encontrar una prueba?

Las pruebas de antígenos se venden sin receta y están disponibles en farmacias, tiendas de grandes superficies como Walmart y Target, y minoristas en línea como Amazon.

Pero, como han averiguado muchos consumidores, el aumento en la ómicron está provocando una escasez puntual de las pruebas. "No siempre está disponible en todas las farmacias cuando va y quiere comprarla", advirtió Schaffner.

Antes de ir a la farmacia, quizá deba llamar primero al consultorio de su médico o al centro de salud de la comunidad para ver si tienen alguna prueba rápida a mano, sugirió Freeman.

"Si es paciente de un centro de salud comunitario o de un centro de salud rural, la mejor opción es ponerse en contacto con su proveedor, y estas pruebas deberían estar disponibles en estos centros", aseguró Freeman.

También debe consultar a su departamento de salud local, para ver si están suministrando kits de pruebas en algún lugar de su comunidad. Por ejemplo, "al menos en mi área, hay librerías que también están distribuyendo pruebas gratis", anotó Freeman.

El Presidente Joe Biden prometió poner 500 millones de kits de pruebas a disposición de los estadounidenses, además de las que ya están disponibles para la compra. El Washington Post reportó el viernes que la Casa Blanca está finalizando unos planes para comenzar a enviar los kits a mediados de enero, lo que incluye un sitio web que permitiría a las personas solicitar una prueba rápida.

Mientras tanto, sitios de rastreo como NowInStock.net, HotStock, ZooLert y BrickSeek han añadido las pruebas de COVID a domicilio a la lista de productos populares disponibles a través de los minoristas en línea.

Al igual que los respiradores N95 y otros suministros relacionados con la COVID, los compradores deben tener cuidado con los productos falsificados. La FDA mantiene una lista de pruebas de antígenos aprobadas; intente revisar la lista antes de comprar.

¿Cuánto le costará? Un paquete de dos prueba rápidas de antígenos ha costado incluso apenas 14 dólares, pero minoristas como Kroger y Walmart han comenzado a aumentar los precios tras el fin de un acuerdo de 2021 con la Casa Blanca para vender las pruebas por un precio reducido. Pruebas como BinaxNow están disponibles por 24 dólares en farmacias y tiendas, y por unos 20 dólares en Walmart.

Pero la especulación de los precios está aumentando: el lunes, CBS News reportó que algunos sitios en línea están cobrando ahora el doble o el triple por los kits difíciles de encontrar.

Biden afirmó que, a partir de enero, las compañías aseguradoras pagarán las pruebas a domicilio, pero los detalles de cómo funcionará todavía no se han anunciado.

¿En qué momento debe hacerse una prueba?

No debe usar una prueba de antígenos rápida a domicilio de inmediato después de haberse expuesto a la COVID-19, señalan los expertos. Incluso si se ha infectado, es probable que el virus no haya tenido la oportunidad de replicarse hasta niveles detectables.

"Las pruebas son más precisas cuando se han desarrollado síntomas, porque entonces es cuando hay la mayor cantidad de virus en la garganta", aclaró Schaffner. "Muchas personas corren a hacerse la prueba uno o dos días después de lo que piensan que fue una exposición. No es probable que la prueba dé positivo en ese momento. Es demasiado pronto".

Más bien, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan que las personas sin síntomas que se hayan expuesto a la COVID se hagan una prueba de PCR, que puede detectar unas cantidades incluso minúsculas del virus en el cuerpo.

Las pruebas de antígenos se deben utilizar sobre todo para asegurarse de que es seguro estar cerca de una persona antes de viajar o asistir a una reunión o evento, aunque no tenga síntomas, aconsejaron los expertos.

"Las pruebas de antígenos son excelentes herramientas para determinar si alguien tiene una excreción viral suficiente como para infectar a otra persona, así que son muy útiles como herramientas de detección para los individuos asintomáticos que deseen saber su estatus antes de una interacción social", apuntó Adalja.

Schaffner dijo que él y su familia extensa han confiado mucho en las pruebas a domicilio durante las fiestas de fin de año. Todos están vacunados, han recibido los refuerzos y usan máscaras, pero las pruebas proveyeron un alivio adicional para sus reuniones familiares.

"En la mañana del Día de Acción de Gracias y en la de Navidad, todos decidimos hacernos una prueba rápida. Todos dimos negativo", dijo Schaffner. "Esto nos tranquilizó tanto, al hacerlo juntos, que decidimos quitarnos las máscaras. Nos dio un nivel adicional de tranquilidad y cierto consuelo de que podíamos hacerlo de forma segura".

Las pruebas de antígenos se pueden usar para ayudar a averiguar si los síntomas de una persona son COVID, pero se debe seguir una prueba a domicilio con una prueba de PCR más precisa, plantearon los expertos.

Tenga presente que de cualquier forma puede tener una prueba negativa, aunque tenga COVID con síntomas. "Si uno está enfermo, una prueba negativa debería implicar repetir las pruebas, unas pruebas más formales y una evaluación de otras causas de los síntomas", aconsejó Adalja.

Los CDC no recomiendan que las personas se hagan una prueba antes de salir de la cuarentena, y por un buen motivo, dijo Schaffner. La prueba de antígenos o la PCR pueden dar un resultado falso que las mantendrían en cuarentena cuando están bien, o que las lleve a no tomar las medidas de precaución adecuadas cuando aún son infecciosas.

"A la mayoría de las personas les gustaría una respuesta positiva o negativa explícita. Pero la vida es más complicada", añadió Schaffner. "Por eso, los CDC no recomendaron las pruebas como la forma de proceder para salir del aislamiento o la cuarentena, porque sabían las limitaciones de estas pruebas".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen una herramienta para la realización de pruebas virales de la COVID-19 que le ayuda a determinar en qué momento y cómo hacerse las pruebas.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Lori Tremmel Freeman, chief executive officer, National Association of County and City Health Officials; Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; William Schaffner, MD, medical director, National Foundation for Infectious Diseases

Comparte tu opinión