Muchos pacientes con cáncer se enfrentan a unas crecientes facturas, aunque tengan seguro

MARTES, 4 de enero de 2022 (HealthDay News) -- Muchos pacientes con cáncer que tienen seguro experimentan graves problemas financieros vinculados con su enfermedad, afirma una nueva investigación.

Por ejemplo, casi 3 de cada 4 pacientes asegurados con un cáncer de colon tienen importantes dificultades financieras en el año posterior al diagnóstico, lo que afecta a su funcionamiento social y su calidad de vida, según el estudio.

Muchos pacientes con cáncer se enfrentan a unas crecientes facturas, aunque tengan seguro
| Foto: HEALTHDAY

Puntos clave


"La inmensa mayoría de los pacientes con cáncer se enfrentan a dificultades financieras, a pesar de tener un seguro de atención de la salud", lamentó la investigadora principal, la Dra. Veena Shankaran, codirectora del Instituto Hutchinson de Investigación sobre los Resultados en el Cáncer, en Seattle.

La dificultad no se limita a los pacientes con desventajas económicas o sin seguro, añadió.

"Como tal, se trata de un importante tema de la supervivencia, y debe ser abordado por los proveedores, los pagadores, las clínicas, los sistemas de salud y los legisladores", enfatizó Shankaran, y añadió que "es un problema común y muy prevalente que requiere soluciones urgentes".

Aunque este nuevo estudio se enfocó en el cáncer de colon, la carga financiera de la atención al cáncer no se limita solo a ese tipo de cáncer, aseguró Shankaran.

"No hay motivo para pensar que el cáncer de colon sea más caro de tratar o que afecte más a la capacidad de trabajar que una variedad de cánceres avanzados más", dijo. "Sospecho que los pacientes con cánceres de mama, pulmón, linfoma y de otro tipo se enfrentan a dificultades similares.

En el estudio, el equipo de Shankaran recolectó datos de casi 400 pacientes con un cáncer de colon que se había propagado. Aunque un 98 por ciento de ellos tenían un seguro de salud, un 71 por ciento sufrieron importantes problemas financieros originados en su atención, encontró el estudio.

Los problemas de dinero incluyeron un aumento en las deudas, la necesidad de tomar nuevos préstamos o refinanciar o incluso vender la vivienda, o una reducción del 20 por ciento o más de los ingresos, aclaró Shankaran. Estos problemas afectan a la calidad de vida del paciente, anotó.

Y afectaron a todos los participantes, independientemente de la edad, la raza, el estado civil, el empleo o los ingresos anuales, encontró el estudio. Los hallazgos se publicaron en la edición del 4 de enero de la revista Journal of the National Cancer Institute.

"Muchos han dado por sentado que las dificultades financieras médicas solo afectan a las familias sin cobertura de seguro de salud o con unos ingresos muy bajos", comentó Robin Yabroff, vicepresidente científico de investigación en servicios de salud de la Asociación Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society). "Estos hallazgos sugieren que la dificultad financiera es común y que podría afectar a millones de pacientes y sus familias, sobre todo a medida que los costos de la atención del cáncer siguen aumentando".

Yabroff, coautor de un editorial que se publicó junto con el estudio, dijo que es indispensable que las dificultades financieras médicas de los pacientes con cáncer se evalúen de forma rutinaria e integral. Unas evaluaciones de este tipo pueden ayudar a orientar a los pacientes en cuanto a los servicios de respaldo, añadió, e instó a los legisladores a considerarlo como una parte de una atención de salud de calidad.

Otras investigaciones han mostrado que los pacientes con cáncer se enfrentan cada vez más a unos altos costos de desembolso, y que quizá tengan que sacrificar necesidades básicas como la comida, la vivienda y los servicios públicos para pagar su atención del cáncer, lamentó Yabroff.

Los pacientes también pueden retrasar o prescindir de la atención recomendada para el cáncer, además de otros servicios médicos recomendados, porque ya no pueden permitírselo.

"Los efectos adversos de las dificultades financieras en la salud subrayan la necesidad de identificar a los pacientes que experimentan dificultades e intervenir para resolverlas", planteó Yabroff.

Dijo que los proveedores, los centros oncológicos y los legisladores de salud federales deben desarrollar formas de garantizar que los avances en la atención del cáncer estén disponibles de forma amplia, sin infligir la ruina financiera en los pacientes y sus familias.

La coautora del editorial, Cathy Bradley, profesora y decana asociada de investigación de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Colorado, agregó que se necesitan con urgencia soluciones políticas, entre ellas una cobertura de seguro más completa, unos límites en los gastos de desembolso, y que se ralentice el aumento de los costos de tratamiento.

"Las dificultades financieras persistirán hasta que haya un esfuerzo unificado por controlar los costos", afirmó Bradley. "Los legisladores, los proveedores y los pagadores podrían tener un rol en la reducción de los costos. Sin esfuerzos de este tipo, el progreso notable que se ha logado en el tratamiento del cáncer será inaccesible para la mayoría de los pacientes".

Más información

Aprenda más sobre el costo de la atención del cáncer en la Sociedad Americana Contra El Cáncer.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Veena Shankaran, MD, MS, professor, medical oncology, University of Washington School of Medicine, Seattle, and co-director, Hutchinson Institute for Cancer Outcomes Research, Seattle; Robin Yabroff, PhD, MBA, scientific vice president, health services research, American Cancer Society; Cathy Bradley, PhD, professor and associate dean for research, University of Colorado School of Public Health, Aurora; Journal of the National Cancer Institute, Jan. 4, 2022

Comparte tu opinión