Muchas personas con alergias graves no usan EpiPen

Muchas personas con alergias graves no usan EpiPen
La epinefrina se debe administrar a la primera señal de una reacción alérgica grave. | Foto: GETTY IMAGES

Los problemas con el costo o la falta de entrenamiento significan que más de la mitad de los adultos de EE. UU. en riesgo de una reacción alérgica grave no usaron un EpiPen u otro autoinyector de epinefrina, que pueden salvarles la vida, durante un ataque reciente.

Ese es el hallazgo de un nuevo estudio de más de 900 adultos con alergias potencialmente letales. Los investigadores apuntaron que un 52 por ciento no utilizaron sus autoinyectores recetados en una emergencia con una reacción alérgica.

Aunque un 89 por ciento de los encuestados surtieron su receta del autoinyector, "casi la mitad (un 45 por ciento) dijeron que no llevaban [uno] encima durante su reacción alérgica más grave", dijo el autor principal del estudio, Christopher Warren, de la Universidad del Sur de California.

"Esto fue a pesar de que un 78 por ciento de los respondientes habían sido hospitalizados por su alergia en algún momento de sus vidas", señaló Warren en un comunicado de prensa del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma and Immunology, ACAAI).

Otro 21 por ciento dijeron que no sabían cómo usar su autoinyector, anotó.

Más o menos la mitad de los participantes en la encuesta dijeron que el autoinyector siempre estaba accesible (a una distancia de 5 minutos), un 44 por ciento dijeron que siempre llevaban al menos uno, y menos de un 25 por ciento dijeron que llevaban más de uno de forma rutinaria.

Toda persona a quien se haya recetado un autoinyector de epinefrina siempre debe llevarlo consigo, y siempre debe llevar dos en caso de que una reacción alérgica grave recurra, según el ACAAI.

Además, la epinefrina se debe administrar a la primera señal de una reacción alérgica grave, sobre todo si una persona ha tenido una reacción alérgica grave anterior, o sufre tanto de una alergia grave como de asma.

Pero unos médicos que atienden muchos casos de reacciones alérgicas graves concurrieron en que demasiadas personas siguen sin estar preparadas.

"Hay muchas barreras en contra de un nivel óptimo en que todo el que pudiera necesitar la epinefrina la lleve encima todo el tiempo, idealmente dos dosis", señaló la Dra. Punita Ponda, una alergóloga.

"Esas barreras incluyen el costo, la incomodidad, la falta de percepción sobre la necesidad del fármaco, un desconocimiento del uso adecuado", comentó Ponda, que ayuda a dirigir las alergias y la inmunología en Northwell Health en Great Neck, Nueva York.

El costo del autoinyector mejor conocido, el EpiPen, acaparó los titulares en los últimos años cuando el precio aumentó a más de 600 dólares en 2016. Hubo un clamor público, y en diciembre el fabricante, Mylan, anunció que estaba produciendo una versión genérica por 300 dólares.

La Dra. Nicole Berwald atiende muchos casos de alergias potencialmente letales en su rol como presidenta interina de medicina interna en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.

Comentó que "los pacientes han reportado el gasto (relacionado con los copagos o los deducibles altos del seguro, o simplemente no contar con suficiente cobertura) como una barrera contra la atención".

Pero, anotó, otros factores evitan que las personas tengan los dispositivos a mano.

Hay distintas marcas de autoinyectores, y "la familiaridad de un paciente con una quizá no sea igual que con otra", dijo Berwald.

"Además, muchos pacientes no necesitan sus autoinyectores de forma frecuente, y como resultado pierden su destreza con el dispositivo", explicó. "El uso intermitente también podría explicar por qué tantas personas no llevan el dispositivo con ellas todo el tiempo, lo que puede tener unas consecuencias catastróficas".

Muchas personas también creen, equivocadamente, que podría haber un autoinyector disponible para el uso de emergencias en muchos espacios públicos, según Berwald.

Por último, dijo, las personas que hasta ahora solo han tenido una reacción alérgica leve podrían pensar que no están en riesgo de una potencialmente letal.

Pero "una reacción posterior puede ser más grave, desarrollarse con mayor rapidez, y ser potencialmente letal", advirtió Berwald. "Al no comprender esto, los individuos quizá no obtengan el fármaco, o no lo lleven encima de forma constante".

Ofreció los siguientes consejos para las personas con alergias:

  • Comprenda por qué le recetaron epinefrina.
  • Sepa usarla.
  • Pida a su proveedor o farmacéutico que lo eduque sobre el dispositivo que reciba; hay dispositivos de entrenamiento disponibles.
  • Siempre tenga el autoinyector a mano. Nunca sabe cuándo puede necesitarlo.
  • Comuníquese con su compañía de seguros y/o el fabricante del autoinyector para averiguar cómo puede mantener su suministro.

El estudio aparece en la edición del 21 de junio de la revista del ACAAI, Annals of Allergy, Asthma and Immunology.

Más información

Para más información sobre las alergias, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Comparte tu opinión