Muchas mujeres de EE. UU. deben ir lejos a hacerse una mamografía

LUNES, 19 de diciembre de 2022 (HealthDay News) -- Muchas mujeres estadounidenses tienen que desplazarse grandes distancias para llegar al centro de mamografías más cercano, encuentra un nuevo estudio, lo que plantea preguntas sobre si esto evita que algunas reciban las pruebas de detección para el cáncer de mama.

Los investigadores encontraron que 8.2 millones de mujeres tenían un acceso limitado a las mamografías de detección en 2022, lo que se definió como vivir a más de 20 minutos de distancia en coche del centro más cercano. Esto es un aumento en comparación con 7.5 millones en 2006.

Muchas mujeres de EE. UU. deben ir lejos a hacerse una mamografía

No resultó sorprendente que las mujeres en las áreas rurales fueran las más afectadas: en las regiones rurales de 28 estados, más de la mitad de las mujeres tenían un acceso limitado a las mamografías debido a su lugar de residencia.

Aunque 20 minutos en coche quizá no parezca un trayecto largo, este era el mínimo. En algunos lugares, se acercaba más a entre 45 minutos y una hora, según el investigador Daniel Wiese, científico sénior de la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

"Quizá no parezca ser la barrera más importante contra las mamografías de detección", comentó Wiese. Pero, añadió, podría ser sustancial para algunas mujeres, sobre todo si tienen otros obstáculos, por ejemplo no tener tiempo libre pago en el trabajo o tener que encontrar a alguien que cuide a sus hijos.

Pero lo que no está claro a partir del estudio es si los tiempos de conducción largos en realidad afectaban a las tasas de pruebas de detección en estas áreas rurales.

El equipo de Wiese encontró que en muchos estados con poca población, relativamente menos mujeres estaban al día con las pruebas para el cáncer de mama, en comparación con los estados con una mayor densidad poblacional. Pero no se sabe si esto se debe a que las mujeres en las áreas rurales tenían unos tiempos de desplazamiento más largos para someterse a las pruebas.

Otros expertos señalaron que es fácil ver cómo unos tiempos de desplazamiento largos podrían evitar que algunas mujeres se sometan a las pruebas de detección. Tampoco se trata de un evento singular, sino que hay que repetirla cada uno a dos años. Y si hay un hallazgo sospechoso, esto implica volver a desplazarse.

"Es algo de lo que estamos pendientes hace mucho", aseguró Molly Guthrie, vicepresidenta de políticas y defensoría de Susan G. Komen, una organización sin fines de lucro dedicada al cáncer de mama.

Dijo que fue bueno ver una investigación que resaltara una disparidad en la atención de la salud que se puede pasar por alto: los estadounidenses de las partes rurales del país con frecuencia viven lejos de una variedad de servicios de atención de salud.

"Y las mamografías no son una excepción", apuntó Guthrie.

Los hallazgos, que se publicaron en la edición del 14 de febrero de la revista Journal of the National Cancer Institute, se basan en datos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. Los investigadores observaron las ubicaciones de los centros de mamografía dentro de las áreas de censo de los años 2006 a 2022, y estimaron el número de mujeres de 45 a 84 años que tendrían un acceso limitado a las mamografías debido al lugar donde vivían.

A lo largo de esos años, encontró el estudio, de un 12 a un 13 por ciento de las mujeres de EE. UU. caían en ese grupo. Pero hubo una marcada diferencia entre las áreas rurales y las urbanas.

A lo largo de todas las áreas de censo rurales, poco más de la mitad de las mujeres tenían un desplazamiento en coche de más de 20 minutos para llegar a un centro de mamografía en 2022. Eso se compara con apenas un 3 por ciento de las mujeres que vivían en las áreas urbanas.

Los hallazgos plantean importantes preguntas, señaló la Dra. Laurie Zephyrin, vicepresidenta sénior para el avance de la igualdad de la salud de Commonwealth Fund, una organización sin fines de lucro de la ciudad de Nueva York.

"¿Cómo afecta esto a las tasas de detección, o a la atención de seguimiento? ¿Cómo afecta esto a la mortalidad por el cáncer de mama?", se preguntó Zephyrin.

Una solución que parece sencilla sería abrir más centros de mamografía en la parte rural de EE. UU. Pero hay un incentivo financiero limitado para hacerlo en las áreas con poca población, e iría a contracorriente de la tendencia de consolidar los servicios de atención de la salud en centros médicos regionales de mayor tamaño.

El equipo de Wiese encontró que, en 34 estados, la proporción de mujeres en las áreas rurales con un acceso limitado a las mamografías aumentó con el tiempo.

"Creemos que la consolidación de las instalaciones en centros de mayor tamaño podría ser una explicación", planteó Wiese.

Pero tener un centro de mamografías cerca no es la única consideración, apuntaron tanto Guthrie como Zephyrin. Las mujeres también deben tener acceso a una atención de alta calidad, lo que incluye a las mamografías digitales en 3D y radiólogos experimentados que interpreten las imágenes.

Un desplazamiento más largo en coche a un centro médico de mayor tamaño podría proveerlo, anotó Zephyrin.

Hay otras formas potenciales de ayudar a las mujeres en áreas rurales. Guthrie apuntó a una ley del estado de nueva York que, entre otras cosas, requirió que más de 200 hospitales y clínicas de extensión ofrecieran mamografías en la noche, temprano en la mañana o el fin de semana, para ayudar a las mujeres que no pueden acudir durante el día laboral.

Las unidades de pruebas móviles son otra forma posible de ayudar, añadieron los tres expertos. Pero, una vez más, apuntó Guthrie, garantizar que las mujeres reciban una buena atención en general, lo que incluye recibir cualquier seguimiento que resulte necesario tras las pruebas de detección, es esencial.

Guthrie aseguró que las mujeres que necesiten ayuda para encontrar recursos locales, incluso mamografías gratuitas o de bajo costo, pueden llamar a la línea de asistencia para la atención de Komen, al 1-877 GO KOMEN.

Más información

Susan G. Komen ofrece más información sobre las mamografías de detección.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Daniel Wiese, PhD, senior scientist, Cancer Disparity Research, American Cancer Society, Kennesaw, Ga.; Molly Guthrie, vice president, policy and advocacy, Susan G. Komen, Dallas; Laurie Zephyrin, MD, MPH, MBA, senior vice president, advancing health equity, Commonwealth Fund, New York City; Journal of the National Cancer Institute, Dec. 14, 2022

Comparte tu opinión