Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Mientras más joven es cuando desarrolla diabetes, mayor es su riesgo posterior de demencia

JUEVES, 25 de mayo de 2023 (HealthDay News) -- Con frecuencia, la prediabetes precede a la diabetes tipo 2, la forma de la enfermedad más vinculada con la obesidad.

Un nuevo estudio sugiere que el momento de esta transición podría preparar el terreno para la demencia en los años posteriores.

Mientras más joven es cuando desarrolla diabetes, mayor es su riesgo posterior de demencia

La prediabetes se refiere a unos niveles de azúcar (o glucosa) en la sangre que son más altos de lo normal, pero no suficientemente altos como para ser definidos como diabetes.

Los investigadores encontraron que las personas que recibieron un diagnóstico de diabetes tipo 2 antes de cumplir los 60 años tenían tres veces más probabilidades de desarrollar demencia que las personas sin diabetes. Este aumento en el riesgo de demencia se redujo entre las personas que desarrollaron diabetes a una edad más avanzada. Por ejemplo, desarrollar diabetes a los 80 años no se asoció con unas mayores probabilidades de demencia.

"Ralentizar o prevenir la progresión de la diabetes podría ser una forma importante de prevenir la demencia", planteó el coautor del estudio, Michael Fang, profesor asistente de epidemiología de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore.

No se comprende del todo exactamente como la progresión de la prediabetes a la diabetes tipo 2 afecta al riesgo de demencia, o incluso si lo afecta.

La resistencia a la insulina y unos niveles altos de azúcar alto en sangre se asocian con la diabetes, y contribuyen a la acumulación de beta amiloide y tau en el cerebro. Estas son características de la enfermedad de Alzheimer, la forma más común de demencia.

"La acumulación de beta amiloide y tau podría provocar la pérdida de células del cerebro, lo que a su vez puede conducir a la demencia", comentó Fang.

"No [ha estado] claro si la prediabetes es un factor de riesgo independiente o si las personas con prediabetes solo tienen un riesgo más alto de diabetes", explicó. "Nuestros hallazgos respaldan la teoría de que la prediabetes es importante para la demencia sobre todo porque estos pacientes tienen un riesgo más alto de diabetes".

En el estudio, los investigadores analizaron los datos de unas 11,660 personas que no tenían diabetes al inicio del estudio. De ellas, un 20 por ciento tenían prediabetes. Las personas se sometieron a pruebas que medían la función cognitiva, o mental, a lo largo del estudio, que abarcó casi tres décadas.

Mientras más pronto progresaban las personas de prediabetes a diabetes, más probable era que desarrollaran demencia, encontró el estudio. La progresión a la diabetes tipo 2 antes de los 60 años se asoció con un riesgo tres veces más alto de desarrollar demencia. Esto se redujo a un aumento en el riesgo de un 73 por ciento para los que desarrollaron diabetes entre los 60 y los 69 años, y el aumento en el riesgo se redujo más, hasta un 23 por ciento, entre los que desarrollaron diabetes entre los 70 y los 79 años.

¿Prevenir la progresión de la prediabetes a la diabetes tipo 2 reduciría el riesgo de demencia?

Esa es la esperanza, señaló Fang. "Las políticas que ralentizan la progresión de la diabetes de forma efectiva podrían tener un impacto importante en la carga general de demencia", observó.

Una pérdida de peso modesta y la participación en programas que fomenten unos estilos de vida más saludables, por ejemplo el Programa Nacional de Prevención de la Diabetes, podría hacer una diferencia en estas estadísticas, aseguró.

El estudio se publicó en la edición del 24 de mayo de la revista Diabetologia.

La diabetes tipo 2 es un riesgo bien establecido de demencia, aseguró Yuko Hara, directora de prevención y envejecimiento de la Alzheimer's Drug Discovery Foundation, en la ciudad de Nueva York.

Prevenir o gestionar la diabetes es una de las cosas más importantes que se pueden hacer para reducir el riesgo de demencia y proteger al cerebro del deterioro cognitivo, enfatizó Hara, que revisó el nuevo estudio.

"Una dieta saludable, el ejercicio y el control del peso son los primeros pasos de prevención y la gestión de la diabetes", añadió. También hay medicamentos disponibles para mantener el azúcar en la sangre a niveles óptimos, aseguró.

Más información

El Programa Nacional de Prevención de la Diabetes ofrece una guía para ayudar a prevenir o retrasar la diabetes tipo 2.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Michael Fang, PhD, assistant professor, epidemiology, Johns Hopkins University Bloomberg School of Public Health, Baltimore; Yuko Hara, PhD, director, prevention and aging, Alzheimer's Drug Discovery Foundation, New York City; Diabetologia, May 24, 2023

Comparte tu opinión