Mezclar las vacunas contra la COVID podría aumentar las probabilidades de reacciones menores: estudio

JUEVES, 13 de mayo de 2021 (HealthDay News) -- Mezclar las distintas vacunas contra la COVID-19, por ejemplo, recibir una primera dosis de la vacuna de Pfizer y una segunda dosis de la de AstraZeneca, parece aumentar el riesgo de efectos secundarios, sugiere un nuevo estudio británico.

Unos datos preliminares de un restudio de Reino Unido con 850 pacientes de a partir de 50 años, que comparó las vacunaciones mixtas con las vacunas de Pfizer y AstraZeneca, encontraron un aumento en la frecuencia de síntomas entre leves y moderados en las personas que recibieron las dosis mixtas. La vacuna de AstraZeneca no está disponible en Estados Unidos.

Mezclar las vacunas contra la COVID podría aumentar las probabilidades de reacciones menores: estudio

Las reacciones adversas no duraron mucho tiempo, y no hubo ningún otro problema de seguridad, enfatizaron los investigadores. En las áreas donde los suministros de una vacuna son limitados, los expertos se han preguntado si un método de "mezcla" podría funcionar.

"Aunque esta es una parte secundaria de lo que estamos intentando explorar a través de estos estudios, es importante que informemos a las personas sobre estos datos, sobre todo mientras estas vacunaciones mixtas se están considerando en varios países", señaló el investigador principal, Matthew Snape, profesor asociado de pediatría y vacunología de la Universidad de Oxford.

"Los resultados de este estudio sugieren que las vacunaciones mixtas podrían resultar en un aumento en las ausencias al trabajo el día después de la inmunización, y es importante tenerlo en cuenta cuando se planifique la inmunización de los trabajadores de la atención de la salud", planteó en un comunicado de prensa de la universidad.

"Algo importante es que no hubo preocupaciones ni señales de seguridad, y esto no nos dice si la respuesta inmunitaria se verá afectada. Esperamos reportar esos datos en los próximos meses. Mientras tanto, hemos adaptado el estudio en curso para evaluar si el uso temprano y regular del paracetamol [acetaminofén] reduce la frecuencia de esas reacciones", apuntó Snape.

Los investigadores también dijeron que los datos fueron de pacientes de a partir de 50 años, y es posible que estas reacciones sean más comunes en los pacientes más jóvenes.

El ensayo se está realizando para ver si mezclar estas vacunas podría ser una forma efectiva de proteger a las personas de la COVID-19, sobre todo si se necesitan vacunas de refuerzo.

En el estudio, se administraron cuatro combinaciones distintas de una primera dosis y una dosis de refuerzo de las vacunas: una primera dosis de la vacuna de AstraZeneca seguida por un refuerzo de la vacuna de Pfizer o de otra dosis de la vacuna de AstraZeneca, o una primera dosis de la vacuna de Pfizer seguida de un refuerzo con la vacuna de AstraZeneca o una segunda dosis de la vacuna de Pfizer.

En abril, los investigadores comenzaron a evaluar las vacunas de Moderna y Novavax en el nuevo estudio de Reino Unido. (La vacuna de Novavax está pasando por el proceso de aprobación en Estados Unidos y en Gran Bretaña). Los voluntarios recibieron la vacuna de AstraZeneca o la vacuna de Pfizer, y entonces fueron asignados al azar a recibir la misma vacuna en la segunda dosis o una dosis de las vacunas producidas por Moderna o Novavax.

El informe se publicó el 12 de mayo en la revista The Lancet .

Más información

Aprenda más sobre las vacunas contra la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Oxford, news release, May 12, 2021

Comparte tu opinión