Los síntomas persistentes de la COVID son comunes, y aumentan con la gravedad de la enfermedad

JUEVES, 22 de abril de 2021 (HealthDay News) -- El sufrimiento de las personas que han tenido COVID-19 con frecuencia no ha acabado. Una investigación reciente muestra que una amplia variedad de síntomas "persistentes" son comunes, y que el riesgo aumenta junto con la gravedad del caso de COVID-19.

En lo que podría ser el estudio más grande de su tipo hasta la fecha, "los hallazgos muestran que, más allá de los primeros 30 días de la enfermedad, hay una pérdida de salud sustancial (que abarca al sistema pulmonar y a varios sistemas orgánicos extrapulmonares [que no son respiratorios]), que experimentan los sobrevivientes a la fase aguda de la COVID-19", según un equipo dirigido por el Dr. Ziyad Al-Aly, del Sistema de Atención de la Salud de la VA de St. Louis, en St. Louis, Misuri.

Los síntomas persistentes de la COVID son comunes, y aumentan con la gravedad de la enfermedad

Según reportaron en la edición del 22 de abril de la revista Nature, el nuevo estudio siguió los resultados de más de 73,000 pacientes con COVID-19 que no estuvieron hospitalizados, y de casi 5 millones sin la enfermedad. También comparó los resultados de casi 14,000 pacientes de Asuntos de Veteranos (VA) que fueron hospitalizados por la COVID-19 con los de un grupo de tamaño similar de pacientes de la VA que fueron hospitalizados por la gripe estacional.

El resultado, dijeron los investigadores, es que en los seis meses tras el inicio de su enfermedad, los sobrevivientes a la COVID-19 experimentaron un aumento del 59 por ciento en el riesgo de morir, en comparación con las personas que no tuvieron la enfermedad, y unas probabilidades un 20 por ciento más altas de tener que volver a recibir algún tipo de atención ambulatoria.

Los pacientes con COVID-19 también presentaron aumentos en los riesgos de "varias afecciones de casi todos los sistemas de órganos", desde enfermedades respiratorias y síntomas del sistema nervioso, hasta problemas de salud mental, cardiacos, gastrointestinales y simplemente "un bienestar general bajo", reportó el equipo de St. Louis.

Además, las probabilidades de que los sobrevivientes a la COVID-19 experimentaran síntomas a largo plazo aumentó junto con una "gradiente del riesgo que aumentó a lo largo de [la] gravedad" de sus síntomas iniciales cuando se encontraron con la enfermedad, señaló el equipo de Al-Aly.

Dos expertos que no participaron en el informe no se mostraron sorprendidos.

El hallazgo de la VA "concuerda con informes anteriores de EE. UU. y extranjeros" sobre los síntomas prolongados de la COVID-19, señaló el Dr. Thomas Gut, presidente asociado de medicina y director de servicios de atención ambulatoria del Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.

"En nuestro Centro de Recuperación Post COVID, la mayoría de las personas afectadas experimentan quejas neurocognitivas y respiratorias, lo que se correlaciona bien con los datos de la VA", aseguró Gut. "Aunque el artículo no discute las quejas específicas relacionadas con cada sistema orgánico, sí demuestra que el síndrome post COVID implica a múltiples órganos".

El Dr. John Raimo es presidente de medicina del Long Island Jewish Forest Hills, también en la ciudad de Nueva York. Alabó al estudio, y dijo que ofreció a los médicos y al público una comprensión más profunda del tema.

"El hecho de que los pacientes con una enfermedad más grave tuvieron un mayor riesgo de síntomas futuros puede permitir a los médicos planificar y orientar mejor a los pacientes sobre la necesidad de un seguimiento regular", planteó Raimo.

Y Gut dijo que los hallazgos no son un buen augurio para los sistemas de atención de la salud en un futuro.

"La cantidad de personas que están afectadas ahora, y la cantidad adicional que pudieran potencialmente desarrollar este síndrome a medida que la pandemia continúa en todo el mundo, son preocupantes", añadió.

Más información

Aprenda más sobre las síntomas a largo plazo de la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: John Raimo, MD, chair, medicine, Long Island Jewish Forest Hills, New York City; Thomas Gut, DO, associate chair, medicine, and director, ambulatory care services–medicine, Staten Island University Hospital, New York City; Nature, April 22, 2021, online

Comparte tu opinión