La pregunta que deben hacer los padres: '¿Hay algún arma de fuego en su casa?'

La pregunta que deben hacer los padres: '¿Hay algún arma de fuego en su casa?'
En Estados Unidos cada día hay 12 muertes relacionadas con armas de fuego entre menores de 21 años. | Foto: GETTY IMAGES

Antes de que su hijo vaya a la casa de un amigo a jugar, averigüe si en esa casa tienen armas de fuego, aconseja una organización médica importante de EE. UU.

Las lesiones por armas de fuego están entre las 3 causas principales de muerte en niños y adolescentes en Estados Unidos, según la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP).

"Más o menos una tercera parte de las familias de EE. UU. tienen armas de fuego en casa", dijo la Dra. Alison Tothy, médica especialista en medicina pediátrica de emergencias en Chicago y vocera de la AAP.

"Cuando hay armas de fuego en casa, necesitamos hacer todo esfuerzo posible para mantener la seguridad de los niños. Eso significa guardar bajo llave las armas de fuego y tener la munición en un lugar seguro y separado de las armas y también bajo llave", señaló en un comunicado de prensa de la academia.

Las lesiones con armas de fuego con frecuencia son letales. Todas se pueden prevenir, indicó Tothy.

La AAP y el Centro Brady para la Prevención de la Violencia con las Armas de Fuego han lanzado una campaña para ayudar a mantener a los niños seguros de las armas de fuego. Han designado el primer día del verano, el 21 de junio, como el "ASK Day" (algo así como "el día para preguntar"). ASK son las siglas, en inglés, de "preguntar salva a los niños".

La campaña aconseja que se pregunte si hay armas de fuego en una casa a la que su hijo no haya ido nunca. Si la respuesta es sí, debería preguntar cómo se guardan las armas de fuego.

Si no están guardadas bajo llave y descargadas, con la munición bajo llave por separado, mejor debería invitar al otro niño a que venga a su casa a jugar.

"Si hay armas de fuego que no están guardas de forma segura en la casa, usted no puede dar por sentado que su hijo no las encontrará o no las tocará", advirtió la presidenta de la AAP, la Dra. Colleen Kraft.

"Los niños pequeños son curiosos por naturaleza y con frecuencia no pueden recordar o seguir las normas de seguridad. Los adolescentes pueden ser impulsivos", dijo Kraft.

"Cuando estas características se combinan con el acceso a las armas de fuego, las consecuencias pueden ser trágicas y permanentes. Hacer esta simple pregunta (¿en su casa hay armas de fuego que no están guardadas de forma segura?) es un paso importante que todo padre puede dar para que sus hijos se mantengan seguros", añadió.

Cada día en Estados Unidos, hay 12 muertes y casi 67 lesiones relacionadas con las armas de fuego entre los jóvenes menores de 21 años de edad, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Una encuesta de 2004 sugirió que las armas de fuego estaban en un 38 por ciento de los hogares estadounidenses y que casi 1.7 millones de niños viven en una casa con un arma cargada y no guardada bajo llave.

Si las armas y la munición se guardan de forma adecuada, el riesgo de lesión o de muerte se reduce en hasta un 85 por ciento, indicó la academia.

Tener un arma de fuego en casa también aumenta el riesgo de suicidio de los adolescentes. Eso es verdad incluso si no hay ninguna enfermedad mental, pero es especialmente crítico que en los hogares de los adolescentes con depresión no hay armas de fuego, enfatizó la AAP.

Más información

El Centro Brady para la Prevención de la Violencia con las Armas de Fuego tiene más información sobre los riesgos de tener armas de fuego en casa.

Comparte tu opinión