¿Los jugadores de la NFL corren riesgo de muerte temprana?

¿Los jugadores de la NFL corren riesgo de muerte temprana?
| Foto: ISTOCK

Los Philadelphia Eagles y los New England Patriots, que se enfrentaron el domingo en el Super Bowl, quizá tengan un riesgo ligeramente más alto de muerte temprana comparados con jugadores de reservas que jugaron en los años 80, que en cambio resultaron más longevos, según una investigación.

La diferencia general en las tasas de mortalidad no alcanzó la significación estadística, pero los jugadores de la NFL eran más propensos que los reservas a sufrir muertes relacionadas con trastornos neurológicos y sobredosis de drogas.

Los resultados "motivan a una observación más estricta de los jugadores de la NFL y los reservas a medida que envejecen, porque creo que de verdad podemos aprender mucho", planteó el autor del estudio, el Dr. Atheendar Venkataramani, profesor asistente en la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

Evidencias crecientes han mostrado que los golpes repetidos en la cabeza que sufren los jugadores profesionales de fútbol americano pueden provocar el desarrollo de una lesión cerebral traumática, dijo Venkataramani.

Paradójicamente,  los estudios con jugadores jubilados de la NFL han encontrado que tienen una tasa de mortalidad más baja que la población general, además de unas tasas más bajas de fallecimientos relacionados con el corazón, dijeron los investigadores.

"Nos interesó esa paradoja, que por un lado hay todos esos problemas y por el otro hay estudios que muestran que su longevidad es alta", dijo Venkataramani.

Para crear una comparación más directa, "necesitábamos un grupo de personas similares de muchas formas a los jugadores de fútbol americano, pero que no tuvieran la misma exposición al deporte", explicó Venkataramani.

Los investigadores encontraron a ese grupo en un conjunto de jugadores reservas que se unieron a la NFL durante apenas unos cuantos partidos en 1987. Esos jugadores tenían que entrenar de la misma forma que los jugadores de carrera de la NFL, pero por algún motivo nunca jugaron regularmente en ningún equipo, comentó Venkataramani

Tras comparar los dos grupos, los investigadores descubrieron que más de 2,900 jugadores de la NFL tenían un riesgo de mortalidad un 38 por ciento más alto en comparación con los 879 jugadores reservas. Pero ese resultado se basó en un pequeño número de fallecimientos: un 4.9 por ciento de los deportistas de la NFL, y un 4.2 por ciento de los jugadores reservas.

Cuando los investigadores observaron las causas de muerte, encontraron unas diferencias interesantes.

Hubo siete muertes por causas neurológicas en el grupo de carrera en la NFL, y ninguna entre los reservas. Las siete muertes se debieron a la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), o enfermedad de Lou Gehrig.

Causas de muerte

Diez de 15 muertes entre los deportistas de carrera de la NFL se atribuyeron a lesiones no intencionales provocadas por sobredosis de drogas, dijo Venkataramani. Pero solo una de las dos muertes entre los jugadores reservas debidas a lesiones no intencionales se atribuyó a una sobredosis de drogas.

Por otro lado, los jugadores reservas fueron más propensos que los veteranos de la NFL a morir de enfermedades relacionadas con el corazón, que fueron la causa más común de muerte en ambos grupos. Más de un 51 por ciento de los reservas murieron de enfermedades cardiacas, frente a un 35 por ciento de los jugadores de la NFL.

Aunque son interesantes, los hallazgos son "más bien confusos", lamentó David Putrino, director de innovación en la rehabilitación del Sistema de Salud Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

Es difícil sacar alguna conclusión firme, dado que los jugadores provenían de distintos ambientes y se enfrentaban a una variedad de lesiones que dependían en gran medida de en qué posición jugaban, apuntó Putrino, que no participó en el estudio.

"Lo único que podemos decir con certeza es que no se pueden hacer afirmaciones abarcadoras sobre los jugadores de la NFL", añadió.

Por otro lado, Putrino reconoció que a los jugadores de la NFL se les pide hacer cosas que podrían poner su salud en peligro.

Por ejemplo, a los jugadores de algunas posiciones se les anima a comer en exceso, y están siendo "esculpidos para que se conviertan en jugadores grandes y pesados que son difíciles de mover y que pueden golpear con una fuerza tremenda", dijo Putrino.

"No es una dieta saludable, y no queman las calorías que deben para mantener la salud cardiovascular", según Putrino. "Entonces, encima de eso, con frecuencia no cambian sus hábitos de alimentación tras dejar de jugar".

Los golpes que los jugadores de la NFL reciben tampoco hacen nada por ayudar a su salud, agregó Putrino.

"Reciben mucho castigo, y no se trata solo de la NFL, sino de todos los deportes de élite", dijo Putrino. "El desgaste corporal es significativo".

El nuevo estudio aparece en la edición en línea del 1 de febrero de la revista Journal of the American Medical Association.

Continuar el seguimiento de los jugadores podría aclarar más cómo el fútbol americano profesional afecta a la salud a largo plazo, planteó Venkataramani.

Un estudio como este a largo plazo podría ayudar a proteger la salud de los deportistas en el futuro, dijeron unos investigadores cerebrales de la Universidad de Florida que escribieron un editorial publicado junto con el nuevo estudio.

"Nos gustaría que todos los implicados (médicos, entrenadores, jugadores) trabajasen juntos para prevenir estas vías [nocivas], utilizando la ciencia médica además de modificaciones en las normas, el equipamiento protector y las directrices", comentó el coautor del editorial, el Dr. Michael Jaffee, profesor asociado de neurología en el Colegio de Medicina de la Universidad de Florida.

La NFL dijo en una declaración publicada el jueves que "seguimos muy de cerca toda la investigación enfocada en la salud y el bienestar de los jugadores de fútbol americano, sobre todo las que examinan al morbilidad y la mortalidad. Este nuevo estudio parece respaldar a otros estudios anteriores que no han mostrado un aumento en la mortalidad entre los jugadores de la NFL en comparación con cohortes similares".

Los investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. "estudiaron a todos los jugadores de la NFL que jugaron durante al menos cinco temporadas entre 1959 y 1988, y encontraron que esos jugadores 'tenían una tasa general de mortalidad mucho más baja en comparación con los hombres de la población general', lo que incluía unas tasas más bajas de cáncer y de enfermedad cardiaca", señaló la NFL.

Ese hallazgo fue reafirmado en un estudio reciente que observó a una cohorte más joven de jugadores jubilados, y que encontró "que aunque la causa principal de mortalidad entre los ex jugadores de la NFL era la enfermedad cardiovascular, 'el riesgo de mortalidad general y cardiovascular de esta cohorte de la NFL era significativamente más bajo que en la población masculina general de EE. UU.'", según la declaración.

Más información

Para más información sobre las conmociones relacionadas con los deportes, visite el Colegio Americano de Medicina Deportiva (American College of Sports Medicine).

Comparte tu opinión