SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Calvicie y la estatura tienen algo en común

La madre naturaleza podría afectar a algunos hombres con un doble problema. Una nueva investigación sugiere que hay asociaciones genéticas entre una estatura baja y una calvicie prematura.

Unos científicos alemanes fueron capaces de localizar "63 alteraciones en el genoma humano que aumentan el riesgo de pérdida del cabello prematura", explicó la líder del estudio, la Dra. Stefanie Heilmann-Heimbach, genetista humana en la Universidad de Bonn.

"Algunas de estas alteraciones también se encontraron en conexión con otras características y enfermedades, como la reducción del tamaño corporal", dijo en un comunicado de prensa de la universidad.

En su investigación, el equipo de Heilmann-Heimbach analizó los genes de unos 11,000 hombres con una pérdida prematura del cabello y otros 12,000 que no habían perdido el cabello.

No solo el pelo y la estatura

Además de la conexión con una estatura baja, los hallazgos también confirmaron un vínculo identificado previamente entre la pérdida prematura del cabello y un riesgo más alto de cáncer de próstata.

Pero también hubo una buena noticia: el estudio no respaldó una teoría previa según la cual los hombres con una calvicie prematura tienen un riesgo más alto de enfermedad cardiaca.

El estudio también descubrió vínculos entre una propensión a la calvicie en los hombres que llegaron a la pubertad relativamente pronto, y en los que tienen un color de piel claro y una densidad ósea más alta.

Según el coautor del estudio, Markus Nothen, las últimas dos conexiones podrían estar vinculadas con la vitamina D, porque los seres humanos crean este nutriente que enriquece los huesos cuando la luz del sol entra en contacto con la piel.

De modo que el vínculo entre la calvicie, la piel blanca y unos huesos más fuertes "podría indicar que los hombres que pierden el cabello usan mejor la luz del sol para sintetizar la vitamina D", dijo Nothen, que dirige el Instituto de Genética Humana de la universidad.

El hallazgo también podría explicar "por qué los hombres blancos en particular pierden el cabello de forma prematura", añadió.

Nothen enfatizó que "los hombres que experimenten una pérdida del cabello prematura no deben preocuparse" por los nuevos hallazgos.

"El riesgo de enfermedad solo aumentó ligeramente", indicó. "Pero es emocionante ver que la pérdida del cabello no es de ningún modo una característica aislada, sino que guarda varias relaciones con otras características".

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Nature Communications.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad