Recién nacidos de madres con COVID tienen riesgo de infección bajo

Recién nacidos de madres con COVID tienen riesgo de infección bajo
| Foto: HEALTHDAY

Una noticia tranquilizadora en la batalla contra el coronavirus: un nuevo estudio encuentra que las mujeres embarazadas con COVID-19 raras veces infectan a sus hijos recién nacidos.

Ese hallazgo sugiere que quizá no sea necesario separar a las madres infectadas de sus bebés, y que las mamás pueden seguir dando el seno, añadieron los investigadores.

"Nuestros hallazgos deberían tranquilizar a las madres embarazadas con COVID-19 respecto a que las medidas básicas de control de las infecciones durante y después del nacimiento, como usar una máscara y practicar la higiene de los senos y de las manos cuando sujetan o amamantan al bebé, protegieron a los recién nacidos de la infección en esta serie", señaló la investigadora, la Dra. Cynthia Gyamfi-Bannerman, profesora de salud de las mujeres en obstetricia y ginecología del Colegio de Médicos y Cirujanos Vagelos de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

En el estudio, su equipo observó a 101 recién nacidos de madres COVID-19 positivas entre el 13 de marzo y el 24 de abril de 2020.

El personal del hospital mantuvo las medidas de precaución básicas para prevenir la infección, y mantuvo a los bebés en cunas protectoras a seis pies (unos dos metros) de las camas de sus madres. Pero se animó a la lactancia y el contacto piel con piel con los bebés, siempre y cuando las mamás usaran máscaras y se lavaran las manos y los senos con jabón y agua.

"Durante la pandemia, continuamos haciendo lo que hacemos normalmente para promover la vinculación y el desarrollo de los recién nacidos sanos, al mismo tiempo que tomamos algunas medidas de precaución adicionales para minimizar el riesgo de exposición al virus", dijo Gyamfi-Bannerman.

Entre los bebés, solo dos dieron positivos del SARS-CoV-2 y ninguno tuvo síntomas. Los investigadores no pudieron saber con certeza cómo los bebés se infectaron.

Varios grupos han recomendado que los bebés de madres infectadas con la COVID-19 se deberían separar de sus madres, anotaron los autores del estudio en un comunicado de prensa de la universidad.

"Esas recomendaciones se realizaron ante la ausencia de datos sobre las tasas de transmisión del SARS-CoV-2 entre madres y niños recién nacidos, y se basan en la experiencia con la transmisión de otras enfermedades infecciosas entre las madres y los niños recién nacidos", explicó una investigadora, la Dra. Dani Dumitriu, profesora asistente de psiquiatría pediátrica de la Columbia.

"Pero algunas de las recomendaciones entran en conflicto con lo que sabemos sobre los beneficios que la lactancia materna y el contacto piel con piel tempranos tienen para el desarrollo", añadió Dumitriu. "Nuestro estudio muestra que quizá esas medidas no sean necesarias para unos recién nacidos sanos con madres COVID-19 positivas".

Los hallazgos se publicaron en la edición en línea del 12 de octubre de la revista JAMA Pediatrics.

Comparte tu opinión