¿Los complementos de aceite de pescado podrían ayudar a combatir la depresión?

VIERNES, 18 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Con frecuencia, se afirma que los complementos de aceite de pescado son buenos para el corazón, pero un nuevo estudio encuentra que quizá también ayuden en la lucha contra la depresión.

"Mediante una combinación de investigación en laboratorio y con pacientes, nuestro estudio ha provisto una perspectiva nueva y emocionante sobre cómo los ácidos grasos omega 3 logran unos efectos antiinflamatorios que mejoran la depresión", aseguró la autora principal, Alessandra Borsini, neurocientífica postdoctoral del Colegio del Rey de Londres.

¿Los complementos de aceite de pescado podrían ayudar a combatir la depresión?

Borsini dijo que se sabía que los ácidos grasos poliinsaturados omega 3 tienen efectos antidepresivos y antiinflamatorios, pero no estaba claro exactamente cómo funcionaban.

"Nuestro estudio ha ayudado a iluminar los mecanismos moleculares implicados en esta relación, lo que puede orientar en el desarrollo de nuevos tratamientos potenciales para la depresión utilizando AGPI omega 3", señaló Borsini en un comunicado de prensa de la universidad.

Los estudios anteriores han mostrado que las personas con depresión mayor tienen unos niveles elevados de inflamación, pero no existe ningún tratamiento antiinflamatorio probado contra la depresión.

La parte del paciente del nuevo estudio incluyó a 22 personas con depresión mayor.

Una vez al día durante 12 semanas, recibieron uno de dos ácidos grasos poliinsaturados (AGPI) omega 3: 3 gramos de ácido eicosapentaenoico (EPA) o 1.4 gramos de ácido docosahexaenoico (DHA).

El EPA y el DHA son AGPI omega 3 que se encuentran en el aceite de pescado.

Los subproductos del EPA y el DHA se midieron en la sangre de los pacientes antes y después del tratamiento, y se evaluaron sus síntomas de depresión.

El tratamiento con ambos omega 3 se asoció con una mejora significativa en la depresión: una reducción promedio del 64 por ciento en los síntomas en el grupo del EPA, y del 71 por ciento en el grupo del DHA. Pero no prueba causalidad.

Los hallazgos aparecen en la edición del 16 de junio de la revista Molecular Psychiatry.

Los niveles de EPA y DHA que se usaron en este estudio no se pueden alcanzar mediante el consumo de pescado graso, anotaron los investigadores.

La autora sénior del estudio, Carmen Pariante, profesora de psiquiatría biológica, señaló que la investigación proveyó información vital para ayudar a conformar unos ensayos clínicos de métodos terapéuticos con ácidos grasos omega 3.

"Es importante resaltar que nuestra investigación no ha mostrado que simplemente al aumentar los ácidos grasos omega 3 en la dieta o tomar complementos nutricionales podamos reducir la inflamación o la depresión", apuntó. "Los mecanismos que subyacen a las asociaciones entre la depresión y los AGPI omega 3 son complejos y requieren más investigación y ensayos clínicos para comprender del todo cómo funcionan y orientar los métodos terapéuticos futuros".

Más información

El Instituto Nacional de la Salud Mental de EE. UU. ofrece más información sobre la depresión.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: King's College London, news release, June 15, 2021

Comparte tu opinión