COVID en EE UU: los casos podrían superar con creces al conteo oficial

COVID en EE UU: los casos podrían superar con creces al conteo oficial

Muchos más estadounidenses se han infectado con la COVID-19 de lo que reflejan los conteos de casos reportados, sugiere un informe reciente del gobierno.

Las infecciones con la COVID-19 eran entre seis y 24 veces más numerosas que la cantidad de casos reportados en 10 lugares distintos en Estados Unidos que fueron evaluados en distintos momentos durante la pandemia, encontró el estudio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

En siete lugares de EE. UU., hubo más de 10 veces más infecciones de COVID-19 que los casos reportados, revelaron unas pruebas de anticuerpos dirigidas por la Dra. Fiona Havers, del Equipo de Respuesta a la COVID-19 de los CDC.

"Los hallazgos podrían reflejar al número de personas que tuvieron una enfermedad leve o que no enfermaron, o que no buscaron atención médica ni se sometieron a pruebas, pero que quizá de cualquier forma contribuyeran a la transmisión continua del virus en la población", concluyeron los investigadores.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 21 de julio de la revista JAMA Internal Medicine.

El porcentaje de personas con anticuerpos contra el coronavirus de la COVID-19 en la sangre varió entre un 1 por ciento en el área de la Bahía de San Francisco y casi un 7 por ciento en el área metropolitana de la ciudad de Nueva York, según el análisis de muestras de sangre recolectadas anteriormente.

Esas cifras superan con creces los conteos de casos reportados, pero por mala suerte todavía no son suficientemente amplias como para fomentar la inmunidad grupal, el punto en que suficientes personas son inmunes a un virus como para proteger a las que no se han enfermado o vacunado, según un editorial publicado junto con el estudio.

"El estudio desmonta la idea de que los niveles poblacionales actuales de inmunidad adquirida [la inmunidad grupal] plantearán algún impedimento sustancial a la propagación continua del SARS-CoV-2 en EE. UU., al menos por ahora", escribieron el Dr. Tyler Brown y la Dra. Rochelle Walensky, expertos en enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

"El tamaño proyectado de la epidemia hasta mayo de 2020 en este estudio está muy por debajo del umbral estimado para la inmunidad grupal, de más o menos un 60 a un 70 por ciento; 7 de los 10 lugares del estudio están experimentando ahora unos aumentos sustanciales, pero todavía descontrolados, de nuevos casos de COVID-19", escribieron los autores del editorial.

Ahora hay más de 3.8 millones de casos reportados de COVID-19 en Estados Unidos, y casi 141,000 fallecimientos, según el New York Times.

En el estudio, las autoridades de salud pública reevaluaron las muestras de sangre extraídas entre marzo y mayo por dos laboratorios clínicos comerciales en varios lugares del país, buscando anticuerpos que revelaran una infección anterior con la COVID-19.

Entonces, compararon las evidencias de las infecciones que encontraron con los conteos reales de casos reportados en esas áreas en el momento en que se extrajeron las muestras.

Respecto a los casos reportados, el número de infecciones:

  • Fue seis veces mayor en Connecticut.
  • Fue siete veces mayor en el área metropolitana de Filadelfia.
  • Fue nueve veces mayor en el áreas de la Bahía de San Francisco.
  • Fue 10 veces mayor en Utah y el área metropolitana de Minneapolis-St. Paul-St. Cloud.
  • Fue 11 veces mayor en la parte occidental de Washington y el sur de Florida.
  • Fue 12 veces mayor en el área metropolitana de la ciudad de Nueva York.
  • Fue 16 veces mayor en Luisiana.
  • Fue 24 veces mayor en Misuri.

"Siempre ha ocurrido que hemos pasado por alto un gran número de casos de coronavirus durante toda la pandemia, y todavía lo hacemos", indicó el Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins. "Este nuevo estudio cementa el hecho de que nuestros conteos de casos están desfasados en un factor de al menos 10, y quizás incluso más".

El estudio subraya la necesidad de ampliar de forma drástica las pruebas del coronavirus en Estados Unidos, señalaron tanto Adalja como los autores de los editoriales.

"Comprender la carga real de la enfermedad es muy importante cuando se trata de calcular las proporciones de hospitalización y mortalidad y planificar para el futuro", dijo Adalja, y añadió que el estudio "de verdad subraya la necesidad de ser más agresivos con los diagnósticos y el rastreo de contactos de los individuos si deseamos alguna vez controlar la propagación".

Estados Unidos tendrá que multiplicar su capacidad de pruebas virales casi por 18, para poder evaluar a unos 4.3 millones de personas cada día, con el fin de suprimir de forma efectiva la transmisión futura de la enfermedad, según estimados que citaron Brown y Walensky.

Comparte tu opinión