Los adolescentes llevan cigarrillos electrónicos Juul a escondidas al aula

Los adolescentes llevan cigarrillos electrónicos Juul a escondidas al aula
El Juul se diseñó como alternativa para los adultos que quieren dejar de fumar. | Foto: GETTY IMAGES

Padres, si quieren averiguar si sus hijos adolescentes están usando el Juul en la escuela, plantéense revisar sus cuentas de Twitter.

Eso es lo que hicieron unos investigadores de California, y tras analizar más de 80,000 tweets, encontraron que casi 1 de cada 25 detallaba el uso de los minúsculos cigarrillos electrónicos en horario escolar.

"Vimos mensajes sobre el uso del Juul o sobre otra personas que usaban el Juul en la escuela primaria, intermedia o secundaria. Los mensajes hablaban sobre el uso del Juul en un baño de la escuela o en el recreo, e incluso en la clase de gimnasia", afirmó el autor principal del estudio, Jon-Patrick Allem, científico investigador en la Facultad de Medicina Keck de la Universidad de California, en Los Ángeles.

Dijo que algunos mensajes incluso incluían videos, por ejemplo de jóvenes que usaban el Juul en el aula.

Los menores no siempre se salían con la suya cuando usaban el Juul en clases. Allem dijo que algunos mensajes hablaban sobre perder un Juul en la clase, o que se lo confiscaran.

El Juul es un cigarrillo electrónico que no es mucho más largo que una cajita de chicles. Tiene un puerto USB para cargarlo, lo que hace fácil que los educadores o los padres lo confundan con una unidad USB pequeña.

Según el sitio web del dispositivo, el Juul se diseñó para ser una alternativa que ayude a los fumadores adultos a dejar de fumar. Los usuarios conectan una cápsula que contiene nicotina líquida y sabor. Algunas de las opciones incluyen sabores a tabaco clásico, menta y frutas.

En 2017, el Juul conformaba más o menos un tercio del mercado de los cigarrillos electrónicos, a pesar de ser solo uno de muchos productos de esa naturaleza disponibles, señalaron los investigadores. Y la compañía tuvo un crecimiento de un año a otro de casi un 700 por ciento, añadieron los investigadores.

En una declaración, la compañía dijo que "el Juul es solo para fumadores adultos. Ningún joven ni nadie que no sea usuario de nicotina debe nunca probar el Juul".

Los tweets más comunes (un 20 por ciento) sobre el Juul incluían una mención del dispositivo y etiquetar (o nombrar) a otra persona en el tweet. Más o menos un 15 por ciento de los tweets eran sobre la cápsulas que contenían la nicotina líquida y el sabor.

"Se sabe que cualquier tipo de uso de nicotina es nocivo para los cerebros de los adolescentes, así que los padres y los educadores deben ser conscientes del Juul", advirtió Allem.

Agregó que el estudio podría subestimar la magnitud del problema porque los investigadores solo pudieron acceder a las cuentas públicas. Los niños y los adolescentes podrían configurar sus cuentas como privadas para evitar que el público (y posiblemente sus padres) vean sus mensajes.

Los responsables del Juul anotaron que la falta de información de las cuentas privadas podría también haber subestimado la cantidad de personas que hablan sobre el uso del dispositivo para dejar de fumar.

"La investigación muestra que los fumadores adultos con frecuencia no hablan públicamente sobre su uso de cigarrillos debido al estigma social asociado con fumar", según la declaración de la compañía.

La compañía también apuntó que los investigadores no pudieron evaluar con precisión las edades de los que publicaban mensajes, porque Twitter no publica la información demográfica.

Patricia Folan, directora del Centro de Control del Tabaco en Northwell Health en Great Neck, Nueva York, dijo que monitorizar y estudiar los mensajes en los medios sociales podría ser una forma útil de recabar información sobre la popularidad de algunos productos.

"Mi experiencia con los pediatras, padres, maestros y también con los administradores escolares, trabajadores sociales y orientadores, es que muchísimos adolescentes usaban esos productos mucho antes de que los adultos supieran nada sobre ellos", comentó Folan, que no participó en el estudio.

"El Juul contiene nicotina, que tiene un impacto en el desarrollo del cerebro adolescente, y que puede conducir a años de adicción", explicó.

Folan dijo que la concienciación sobre el potencial de adicción con el uso de estos productos se está haciendo más aparente ahora, no solo para los adultos sino también para los estudiantes que podrían darse cuenta de que se han vuelto adictos cuando intentan dejar de utilizar estos productos y experimentan síntomas de abstinencia.

"Al monitorizar los medios sociales, los expertos en el control del tabaco y los investigadores quizá puedan informar mejor a los padres, a los proveedores de atención de la salud y a los educadores sobre la prevalencia, así como sobre los peligros, de estos productos de tabaco que han surgido recientemente", aseguró Folan.

El reporte aparece en la edición del 26 de junio de la revista Drug and Alcohol Dependence.

Más información

Para más información sobre los menores y los cigarrillos electrónicos, visite la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

Comparte tu opinión