Las vacunas de Pfizer y Moderna activan partes clave del sistema inmunitario, a pesar de las variantes

MARTES, 6 de julio de 2021 (HealthDay News) -- Unas células clave del sistema inmunitario de las personas que han tenido COVID-19 o que han recibido las vacunas de Moderna o de Pfizer son capaces de reconocer y montar una defensa contra las variantes altamente contagiosas del coronavirus, muestra una investigación reciente.

En ambos grupos, las células "ayudantes" CD4+ y las células "asesinas" CD8+ pueden reconocer a la mutación Delta y a tres variantes preocupantes más que se han generalizado.

Las vacunas de Pfizer y Moderna activan partes clave del sistema inmunitario, a pesar de las variantes

Esto es clave para la capacidad del sistema inmunitario de matar a las células infectadas y frenar las infecciones graves, explicaron los investigadores, del Instituto de Inmunología de La Jolla (California).

Las vacunas de Moderna y Pfizer son dos de las tres que se han aprobado para su uso en Estados Unidos. La tercera (la vacuna de Johnson & Johnson) no se incluyó porque no estaba disponible cuando se inició el estudio. Pero la compañía anunció el jueves que una investigación preliminar muestra que la vacuna es efectiva contra la variante Delta.

Los hallazgos sobre Pfizer y Moderna se publicaron en la edición del 1 de julio de la revista Cell Reports Medicine.

"Este estudio sugiere que el impacto de las mutaciones encontradas en las variantes preocupantes es limitado", señaló el autor sénior, Alessandro Sette, del Centro de Investigación en Enfermedades Infecciosas y Vacunas del instituto. "Podemos suponer que las células T seguirían estando disponibles como una línea de defensa contra la infección viral".

Los investigadores anotaron que su estudio solo examinó cómo las células T respondían a las variantes preocupantes, y que varias se asocian con unos niveles más bajos de anticuerpos que luchan contra el virus.

"Estas variantes siguen siendo preocupantes, pero nuestro estudio muestra que incluso si hay una reducción en los anticuerpos, como han mostrado otros estudios, las células T no se ven afectadas en gran medida", aseguró la coautora del estudio, Alba Grifoni, profesora del instituto. "Las vacunas siguen funcionando".

Shane Crotty, un coautor, dijo que los hallazgos resaltan la importancia de implicar a las células T en la lucha contra el nuevo coronavirus.

"Las vacunas contra la COVID hacen un fantástico trabajo al producir anticuerpos que frenan a las infecciones con el SARS-CoV-2, pero algunas de las vacunas funcionan menos bien para frenar las infecciones con las variantes", apuntó en un comunicado de prensa del instituto.

"Se puede pensar en las células T como un sistema de respaldo. Si el virus burla a los anticuerpos, si tiene células T de la vacuna, es probable que las células T puedan frenar la infección con el coronavirus variante antes de que uno desarrolle neumonía", aseguró Crotty, profesor del instituto.

Se está realizando investigación para aprovechar la aparente flexibilidad de la respuesta de células T.

Por ejemplo, señaló Grifoni, quizá sea posible desarrollar vacunas de refuerzo que pudieran aumentar la inmunidad al hacer que el cuerpo produzca más anticuerpos contra las variantes del coronavirus o al añadir partes adicionales del virus que las células T reconozcan.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las variantes del coronavirus.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: La Jolla Institute for Immunology, news release, July 1, 2021

Comparte tu opinión