Las vacunas contra la COVID parecen seguras para las personas con EII

JUEVES, 10 de junio de 2021 (HealthDay News) -- Las vacunas contra la COVID-19 de Pfizer y Moderna parecen ser seguras para las personas que sufren de enfermedad intestinal inflamatoria (EII), encuentra un estudio reciente.

Las EII, entre las que se encuentran la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa, son afecciones crónicas provocadas por un sistema inmunitario intestinal que reacciona de forma exagerada, lo que resulta en diarrea crónica y otros síntomas digestivos.

Las vacunas contra la COVID parecen seguras para las personas con EII

En este estudio, los investigadores observaron a 246 pacientes adultos con EII en un registro de vacunas contra la COVID-19 de EE. UU.

Como en la población general, los efectos secundarios más comunes de las dos vacunas contra la COVID-19 en los pacientes con EII incluyeron dolor e hinchazón en el lugar de la inyección, seguido por fatiga, dolor de cabeza y mareo, fiebre y escalofríos, y síntomas gastrointestinales. La mayoría de los efectos secundarios fueron leves, y solo duraron unos días.

Solo unos cuantos pacientes con EII reportaron efectos secundarios graves (de los cuales los más comunes fueron la fatiga, la fiebre y el dolor de cabeza), y solo dos reportaron síntomas gastrointestinales graves.

A muchos pacientes con EII les preocupa que la vacunación contra la COVID-19 provoque un empeoramiento de su afección, pero la inmensa mayoría de los síntomas gastrointestinales en estos pacientes fueron temporales y se resolvieron solos, según el estudio, que aparece en una edición reciente de la revista American Journal of Gastroenterology.

Alrededor de un 80 por ciento de los participantes del estudio tomaban terapias avanzadas para inhibir la respuesta inmunitaria del cuerpo, y esta reducción del sistema inmunitario quizá explique en parte por qué los pacientes que toman estos medicamentos tuvieron un número ligeramente más bajo de efectos secundarios de las vacunas que las personas de la población general, sugirió el autor del estudio, el Dr. Gil Melmed, director de Investigación Clínica sobre la Enfermedad Intestinal Inflamatoria del Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles.

"Muchos de estos eventos adversos podrían en realidad deberse a la reacción a la vacuna en el sistema inmunitario", dijo Melmed en un comunicado de prensa del hospital. "Es posible que no se tenga una reacción tan fuerte a la vacuna si se toman fármacos que modulan partes del sistema inmunitario".

El estudio muestra que "si tiene EII, los efectos secundarios que probablemente experimente tras una vacuna no son distintos que los de los demás", aseguró Melmed. "Si lo están tratando con terapias avanzadas, como los biológicos, estos efectos secundarios quizá sea incluso más leves. No permita que sea un motivo para no vacunarse".

Más información

La Clínica Mayo ofrece más información sobre la EII.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: Cedars-Sinai Medical Center, news release, June 9, 2021

Comparte tu opinión