Las prohibiciones de fumar podrían ayudar a la presión arterial de los no fumadores

Las prohibiciones de fumar podrían ayudar a la presión arterial de los no fumadores
| Foto: ISTOCK

Las prohibiciones de fumar en los lugares públicos podrían proteger otras cosas además de los pulmones de los no fumadores: una nueva investigación sugiere un efecto beneficioso en la presión arterial.

"Encontramos que los adultos que no fumaban en el estudio que vivían en áreas con leyes libres de humo en los restaurantes, bares y lugares de trabajo tenían una presión arterial sistólica [la cifra superior] más baja a finales del periodo de seguimiento, en comparación con los que vivían en áreas sin leyes libres de humo", comentó la autora principal, Stephanie Mayne, científica investigadora en el Centro de Efectividad Clínica Pediátrica del Hospital Pediátrico de Filadelfia.

El estudio incluyó a más de 2,600 adultos en cuatro ciudades de EE. UU. (Birmingham, Chicago, Minneapolis y Oakland) a quienes se dio seguimiento entre 1995 y 2011.

Mayne realizó el estudio, que se publicó en la edición en línea del 21 de noviembre de la revista Journal of the American Heart Association, mientras eran miembro postdoctoral de la Facultad de Medicina de la Universidad del Noroeste, en Chicago.

"Las leyes libres de humo se asociaban con una reducción en la presión arterial sistólica, pero sorprendentemente no con reducciones en la presión arterial diastólica [la cifra inferior] ni la hipertensión", señaló Mayne en un comunicado de prensa de la revista.

"El motivo de esto no está del todo claro, pero es posible que estemos detectando efectos en la presión arterial sistólica que están por debajo del umbral de la hipertensión [presión arterial alta]", dijo Mayne.

Una presión arterial sistólica más alta aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca aunque esté por debajo del nivel que se considera como hipertensión, de forma que las reducciones en la presión arterial sistólica observadas en este estudio sugieren que las prohibiciones de fumar podrían tener unos beneficios de salud pública relacionados con el corazón significativos, explicó.

"Además, cuando observamos diferencias en la presión arterial a lo largo del tiempo en los individuos, comparando los años que vivieron en un área con leyes libres de humo con años en que no vivieron en dichas áreas, la presión arterial sistólica era más baja, en promedio, cuando vivían en un área con leyes libres de humo", añadió Mayne.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la prevención de la hipertensión.

Comparte tu opinión