Las peores y las mejores horas del día para los que sufren de fiebre del heno

JUEVES, 10 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Cuando se trata de las alergias el polen, no solo hay días malos y temporadas malas, sino que unos expertos, equipados con la tecnología correcta, pueden ahora dividir los conteos de polen según las horas.

En específico, los conteos de polen más bajos ocurren entre las 4 a.m. y el mediodía, encontró un nuevo estudio que se llevó a cabo en Georgia. Son más altos entre las 2 p.m. y las 9 p.m.

Las peores y las mejores horas del día para los que sufren de fiebre del heno

Aunque los expertos han estado monitorizando los niveles de polen durante muchos años para comprenderlos mejor y orientar a los pacientes, en general miden los conteos en periodos de 24 horas, apuntó el autor principal, el Dr. Stanley Fineman, alergólogo de Atlanta Allergy and Asthma.

En el nuevo estudio, su equipo e investigadores de la Universidad de Emory, en Atlanta, usaron tecnología de imágenes para medir el polen en tiempo real.

Encontraron que unos conteos más altos de polen parecían corresponderse con unas temperaturas crecientes.

"Ahora, tenemos datos en tiempo real, y podemos decirles a los pacientes que, si son alérgicos y quieren hacer actividades al aire libre, de verdad deberían hacerlo temprano en la mañana", apuntó Fineman.

El equipo de la investigación monitorizó los niveles de polen cada hora en tres áreas de Atlanta, durante una semana de marzo de 2021. Promediaron las concentraciones de polen durante la semana, para reducir las fluctuaciones de un día a otro provocadas por cambios en el tiempo.

Las tendencias al calentamiento en Estados Unidos, debidas al cambio climático, han hecho que los conteos de polen aumenten en un momento más temprano del año que antes. Las plantas tienden a liberar más polen cuando la temperatura es más cálida.

Fineman comentó que los consejos específicos seguirán variando según el paciente, pero que alguien que tenga una alergia al polen primaveral grave debería hacer cualquier actividad al aire libre temprano en la mañana.

La investigación reafirma lo que los alergólogos sabían sobre la variación del conteo de polen a lo largo del día, señaló la Dra. Payel Gupta, directora médica de LifeMD, en la ciudad de Nueva York. Gupta no participó en el estudio, pero revisó los hallazgos.

También es cierto que las variaciones en el tiempo, además del calentamiento, pueden propagar el polen de distintas formas, dijo Gupta. Por ejemplo, los días con viento dispersan más polen, mientras que las lluvias fuertes pueden levantar el polen de las gramíneas del suelo.

"Estoy segura de que vieron mucha variación, dependiendo del día", dijo. "Me gustaría ver más datos sobre todos los pequeños factores que podrían haber tenido un rol".

Saber en qué momento los conteos de polen podrían estar más altos quizá les resulte útil a los alérgicos que deseen dejar las ventanas abiertas a veces, o hacer ejercicio al aire libre, comentó Gupta.

"Siempre les digo [a los pacientes] que, si van a hacer ejercicio al aire libre, revisen el conteo de polen", aseguró Gupta. "Esto podría ser útil para que las personas decidan intentar hacer ejercicio a ciertas horas en lugar de otras".

Durante la temporada de polen, los alérgicos que pasan tiempo al aire libre deben limpiarse al entrar a casa, lavarse la cara y las manos, quitarse los zapatos para evitar llevar el polen dentro, y cambiarse de ropa, aconsejó Gupta. También sugirió lavarse el pelo antes de irse a la cama.

Gupta observó que transferir esta tecnología a algo fácil de usar sería útil.

"Si se pudiera transferir esta información a una aplicación, sería muy bueno, porque entonces se tendría una información en tiempo real para las personas que sufren alergias", indicó.

Para los que necesitan algo más, los medicamentos de venta libre pueden ser útiles, pero es beneficioso buscar el consejo de un profesional sobre la mejor forma de usarlos, añadió Gupta.

"Muchos de los consejos que damos como alergólogos son solo modificaciones de la forma en que alguien usa un fármaco que ya tiene en casa", dijo.

Cuando alguien lo ha probado todo y no encuentra alivio, la inmunoterapia puede ayudar. Esto podría implicar vacunas para una variedad de alérgenos ambientales. Para algunos, puede tratarse de tabletas aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU., que están disponibles para las alergias tanto a los ácaros del polvo como a la gramíneas.

"Las vacunas contra las alergias y las tabletas para las alergias de verdad ayudan a algunos pacientes", observó Gupta. "Las tabletas se puede tomar en casa, en lugar de tener que ir al consultorio del alergólogo, lo que hace que sea más cómodo. Pienso que no todos los pacientes saben que esta opción existe".

Para tratar los síntomas que tienen, los pacientes deben primero visitar a un alergólogo y recibir pruebas, para determinar qué les afecta, aconsejó Fineman.

"Entonces pueden crear un plan de tratamiento", añadió.

La investigación se publicó en una edición reciente de la revista Annals of Allergy, Asthma & Immunology, y se presentará esta semana en una reunión del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (American College of Allergy, Asthma and Immunology), en Louisville, Kentucky.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. ofrecen más información sobre las alergias y el polen.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Stanley Fineman, MD, allergist, Atlanta Allergy and Asthma, and adjunct associate professor, department of pediatrics/allergy division, Emory University School of Medicine, Atlanta; Payel Gupta, MD, medical director, LifeMD, New York City; Annals of Allergy, Asthma & Immunology, Nov. 1, 2022

Comparte tu opinión