Las mujeres tienen menos probabilidades de recibir la mejor atención para un ACV letal

VIERNES, 6 de agosto de 2021 (HealthDay News) -- Las mujeres tienen menos probabilidades que los hombres de recibir el tratamiento más eficaz para un tipo grave de accidente cerebrovascular (ACV), muestra un estudio reciente.

La oclusión de grandes vasos emergente (OGVE) es un tipo de ACV isquémico que se produce a causa de un bloqueo de los vasos sanguíneos grandes, que provoca una interrupción importante en el flujo de sangre al cerebro.

Las mujeres tienen menos probabilidades de recibir la mejor atención para un ACV letal

El tratamiento más eficaz para prevenir la discapacidad a largo plazo que provoca este tipo de ACV es un procedimiento mínimamente invasivo llamado trombectomía, que utiliza unos catéteres para reabrir la arteria bloqueada en el cerebro.

"Muchas de las mujeres que sufren ACV isquémicos con oclusión de grandes vasos emergente no se derivan al lugar adecuado en el que pueden recibir el tratamiento más eficaz", dijo el Dr. Muhammad Tariq, autor del estudio y residente de neurología de la Facultad de Medicina McGovern del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas, en Houston.

"Estos pacientes se deben enviar a centros integrales de ACV, en los que los equipos de atención están especializados en el tratamiento del ACV y en la prevención de daños adicionales", afirmó en un comunicado de prensa del centro.

Los centros integrales de ACV tienen experiencia en la realización de trombectomías y otros tratamientos que no se encuentran disponibles en los centros primarios especializados en ACV, explicó Tariq.

Él y sus colegas analizaron los datos de 10 centros de ACV para determinar cuáles pacientes con OGVE se habían derivado directamente a los centros integrales de ACV para recibir cuidados más intensivos.

De los 490 pacientes que tenían una OGVE, el 46 por ciento eran mujeres. Aunque 9 de cada 10 hombres fueron derivados directamente a centros integrales de ACV, la tasa de mujeres era casi un 11 por ciento más baja.

Una coautora del estudio señaló que, en general, se ha identificado que las mujeres que sufren otros tipos de ACV reciben menos tratamientos específicos para el ACV.

"Una explicación posible de esta diferencia podría incluir la imposibilidad de reconocer los síntomas de un ACV, lo que retrasa la búsqueda de atención médica de las mujeres", dijo Youngran Kim, coautora del estudio e investigadora postdoctoral de neurología de la Facultad de Medicina McGovern.

"Además, las mujeres que sufren un ACV tienden a ser más mayores y pueden ser más frágiles", afirmó Kim en el comunicado. "Los estudios también muestran que las mujeres tienen más probabilidades de presentar síntomas de ACV 'no tradicionales', como fatiga, debilidad, desorientación y cambios en el estado mental".

Tariq afirmó que esperaba que los resultados ayuden a los proveedores a comprender la necesidad de cerrar la brecha sexual.

"Ya existen mecanismos de derivación que garantizan que los pacientes reciben la mejor atención para sus posibilidades de supervivencia y recuperación", dijo. "Espero que podamos abrir conversaciones para mostrar que hay pacientes que deben recibir este tratamiento, pero que en realidad no están consiguiendo ayuda con suficiente rapidez".

Los hallazgos se presentaron hace poco en la reunión anual de la Sociedad de Cirugía Neurointervencionista (Society of NeuroInterventional Surgery), en Toronto. Las investigaciones presentadas en las reuniones por lo general se consideran preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Sociedad Americana del Accidente Cerebrovascular (American Stroke Association) describe los tipos de ACV y su tratamiento.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Texas Health Science Center at Houston, news release, July 29, 2021

Comparte tu opinión