¿Se pueden absorber toxinas del maquillaje?

Una cara perfecta y pulida puede aumentar mucho tu confianza.

Pero un nuevo estudio muestra que muchos de los cosméticos que ayudan a lograr ese aspecto podrían ser nocivos para la salud, según una publicación de HealthDay.

¿Se pueden absorber toxinas del maquillaje?
Distintos tipos de productos cosméticos. | Foto: ISTOCK

En Estados Unidos y Canadá, muchos productos de belleza parecen contener altos niveles de compuestos per- y polifluoroalquilos (PFAS), una clase potencialmente tóxica de sustancias vinculadas con algunas afecciones de salud graves, informan los investigadores.

En particular, la mayoría de los rímeles a pruebas de agua, los pintalabios líquidos y las bases contenían niveles altos de fluorita, un indicador de PFAS en un producto.

"Hubo un poco más de probabilidades de que estas tres categorías tuvieran un nivel alto de fluorita que otras", señaló el investigador Tom Bruton, científico sénior del Instituto de Política Científica Verde (Green Science Policy Institute), una organización independiente de investigación y defensoría ambiental en Berkeley, California.

Las sustancias se usan para hacer que los cosméticos duren más, y para hacer que se apliquen mejor, explicó Bruton. El informe no mencionó el nombre de ninguna compañía, aunque los investigadores dijeron que el problema está "generalizado".

Hay más de 4.700 compuestos químicos PFAS distintos, dijeron los investigadores. Desde 1950 se han usado ampliamente en una variedad de productos del consumidor, según la Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. Entre ellos se destaca:

  • Telas resistentes a las manchas.
  • Utensilios de cocina antiadherentes.
  • Esmaltes.
  • Ceras.
  • Pinturas.
  • Productos de limpieza.

Lamentablemente, los PFAS se consideran "compuestos eternos", porque no se degradan de forma natural, apuntó Bruton.

Más bien, se acumulan en el cuerpo de los humanos y los animales. Por ello, se cree que todos los estadounidenses tienen niveles detectables de PFAS en el cuerpo.

Se ha mostrado que algunos compuestos PFAS son tóxicos, y que potencialmente contribuyen a:

  • Niveles altos de colesterol.
  • Bebés con un peso bajo al nacer.
  • Deficiencias inmunitarias.
  • Alteraciones de la glándula tiroides.

Los PFAS se acumulan

"El problema con estas sustancias es que duran mucho en el ambiente, y también en el cuerpo", comentó la doctora Maaike van Gerwen, profesora asistente del Instituto de Epidemiología Traslacional de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"No sabemos con exactitud cuál es el daño de la exposición a niveles muy bajos de estos compuestos durante períodos muy largos, porque son un tipo de compuesto relativamente nuevo".

Por ejemplo, hay preocupación de que el efecto de los PFAS en la tiroides pudiera conducir al cáncer de tiroides, señaló van Gerwen.

Otros posibles riesgos de salud de los PFAS incluyen el cáncer de riñón o testículo y la hipertensión, añadieron los investigadores.

En este estudio, publicado en la edición del 15 de junio de la revista Environmental Science and Technology Letters, los investigadores compraron 231 productos cosméticos distintos en Estados Unidos y Canadá, y evaluaron su contenido de fluorita, apuntó Bruton.

"Encontramos que más de la mitad de los productos que evaluamos contenían niveles elevados de fluorita", apuntó Bruton.

Las categorías de cosméticos que tenían el porcentaje más alto de 213 productos con niveles altos de fluorita fueron:

  • Bases: 63%.
  • Productos para los ojos: 58%.
  • Rímeles: 47%.
  • Productos para los labios: 55%

Bruton anotó que fue incluso más preocupante que los cosméticos que contenían unos niveles altos de fluorita con frecuencia no divulgaban los compuestos PFAS en sus etiquetas.

Un análisis posterior de 29 productos cosméticos con unos niveles altos de fluorita revelaron que contenían entre cuatro y 13 PFAS específicos, encontraron los investigadores.

Pero apenas 1 de los 29 productos mencionaba a los PFAS como un ingrediente en la etiqueta del producto.

"Incluso si un consumidor está haciendo todo lo que debe e intenta evitar los compuestos nocivos al leer las etiquetas, nuestro trabajo muestra que estas sustancias nocivas con frecuencia no se divulgan", lamentó Bruton.

A pesar de esto, Bruton recomienda que los consumidores que deseen limitar su exposición a los PFAS de cualquier forma lean las etiquetas, para al menos evitar los productos en que los compuestos se mencionan de forma precisa.

Con frecuencia, se encontraron unos niveles altos de fluorita en productos que se anunciaban como "de larga duración" y "resistentes al uso", lo que podría proveer otra pista para los consumidores perceptivos.

Pero, al final, no hay mucho que los consumidores puedan hacer para resolver el problema.

"Es importante que el gobierno intervenga para regular los ingredientes de los cosméticos de forma más estricta", planteó Bruton. "También ha llegado el momento de que la industria cosmético mejore e inicie el esfuerzo por dejar de usar esta clase de sustancias".

Las leyes de EE. UU. que gobiernan la seguridad y el etiquetado de los cosméticos se remontan a 1938 y 1967, "lo que ya indica algo", señaló Bruton.

Proyecto de ley en el Congreso

El martes 15 DE JUNIO, los senadores Susan Collins (R-Maine) y Richard Blumenthal (D-Conn.) introdujeron la Ley de Cosméticos Sin PFAS (No PFAS in Cosmetics Act) en el Senado, reportó el Washington Post.

La misma ley fue introducida en la Cámara de Representantes de EE. UU. por la representante Debbie Dingell (D-Michigan). Ordenaría a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. que creara una norma que prohíba la adición intencionada de PFAS a los cosméticos en un plazo de 270 días tras la aprobación de la ley, y requeriría que se emitiera una normal final 90 días más tarde.

"Nuestra ley requeriría que la FDA prohíba la adición de PFAS a los productos cosméticos", señaló Collins en una declaración. "Los estadounidenses deberían poder confiar en que los productos que usan para su pelo o piel son seguros".

El Grupo de Trabajo Ambiental (Environmental Working Group, EWG), una organización de defensoría sin fines de lucro, alabó a la introducción del proyecto de ley.

"Los compuestos que son tóxicos eternos no tienen un lugar en los productos de cuidados personales", afirmó Scott Faber, vicepresidente sénior de asuntos gubernamentales del EWG.

"Los PFAS se han vinculado con graves problemas de la salud, entre ellos el cáncer y daños en el sistema reproductivo y el inmunitario. El EWG felicita a la senadora Collins y a la representante Dingell por la introducción de la Ley de Cosméticos Sin PFAS".

El año pasado, California se convirtió en el primer estado del país que prohibió los compuestos tóxicos en los cosméticos, entre ellos varios PFAS. Maryland hizo lo mismo este mes, pero las leyes no entran en vigor hasta 2025, reportó el Post.

La FDA regula los cosméticos, pero "la industria de los cosméticos misma es responsable de evaluar la salud y la seguridad del ingrediente, y este proceso no cuenta con una gran supervisión de la FDA", añadió Bruton.

El Consejo de Productos del Cuidado Personal (Personal Care Products Council), que representa a la industria de los cosméticos, no comentó sobre los hallazgos.

Fuentes consultadas: Tom Bruton, PhD, senior scientist, Green Science Policy Institute, Berkeley, Calif.; Maaike van Gerwen, MD, PhD, assistant professor, Institute of Translational Epidemiology, Mount Sinai, New York City; Environmental Science and Technology Letters, June 15, 2021; Environmental Working Group, statement, June 15, 2021; June 15, 2021, statement, Sen. Susan Collins (R-Maine), statement, June 15, 2021; University of Notre Dame, news release, June 15, 2021; Washington Post

Comparte tu opinión