Las llamadas a los centros de control de envenenamiento de EE. UU. son cada vez más graves

JUEVES, 6 de junio de 2024 (HealthDay News) -- Los centros de control de intoxicaciones de EE. UU. reciben cada vez más llamadas sobre casos de intoxicaciones deliberadas o accidentales que terminan en discapacidad o muerte, encuentra un informe reciente.

Investigadores del Sistema de Salud de la Universidad de Virginia revisaron más de 33.7 millones de exposiciones a venenos reportadas a los 55 centros de envenenamiento en Estados Unidos entre 2007 y finales de 2021. 

Las llamadas a los centros de control de envenenamiento de EE. UU. son cada vez más graves

Durante ese tiempo, el número de llamadas relacionadas con "exposiciones intencionales" a drogas venenosas que resultaron en una muerte se triplicó con creces (un aumento del 233.9%).

Las exposiciones intencionales "incluyen casos como intentos de suicidio, uso de drogas ilegales y uso incorrecto de medicamentos por motivos distintos a su propósito previsto, como drogarse", explicó UVA Health en un comunicado de prensa.

Los casos de exposiciones accidentales e involuntarias a venenos también se han vuelto más graves, encontró el estudio.

El número de exposiciones no intencionales que terminaron con el paciente discapacitado o mutilado aumentó en un 37.4 por ciento entre 2007 y 2021, y el número que resultó en la muerte aumentó en un 65.3 por ciento, según un equipo dirigido por el Dr. Christopher Holstege. Dirige el Centro de Envenenamiento Blue Ridge de UVA Health.

Los casos de exposiciones no intencionales incluyeron personas que abusan de medicamentos por accidente (por ejemplo, tomar la dosis incorrecta), estar expuestas a toxinas en el lugar de trabajo e intoxicaciones alimentarias, mordeduras y picaduras.

La gravedad de los casos también está aumentando entre los niños, encontró el nuevo informe.

Las exposiciones intencionales que resultaron en la muerte o daño grave de un niño aumentaron en casi un 77% entre 2007 y 2021, a pesar de que el número total de casos para esa categoría se ha reducido en un tercio.

En cuanto a las exposiciones no intencionales, los casos fatales que involucraron a niños casi se triplicaron (un aumento de un 190 por ciento) y los casos pediátricos que condujeron a un gran daño aumentaron en casi un 123 por ciento, encontró el grupo de Holstege.

"Como sociedad, deberíamos preocuparnos por estas tendencias relacionadas con los niños", dijo Holstege. "Necesitamos elaborar estrategias colaborativas para delinear mejor las causas fundamentales de estos casos graves de intoxicaciones pediátricas, especialmente en los ámbitos de la salud mental y el uso y abuso de sustancias".

La gravedad de los casos pareció aumentar progresivamente a medida que pasaba el tiempo, anotaron los autores.

Se hicieron más de 8 millones de llamadas a los centros de envenenamiento de EE. UU. durante el periodo del estudio por casos que involucraron exposiciones no intencionales entre adultos, además de otros 3.9 millones de casos que involucraron exposiciones intencionales.

También se registraron más de 18.7 millones de llamadas relacionadas con exposiciones no intencionales por parte de niños, y más de 1.6 millones de exposiciones intencionales, encontró el equipo.

Los hallazgos se publicaron en una edición reciente de la revista Clinical Toxicology.

Ninguna de las tendencias que descubrieron los investigadores sorprendió a Holstege.

"De hecho, lo que nos impulsó a observar los datos a nivel nacional es el aumento en la gravedad de los casos que estamos viendo en el Centro de Envenenamiento Blue Ridge de UVA Health", dijo Holstege, quien también es jefe de toxicología médica de la Facultad de Medicina de UVA.

"La causa de esta tendencia es multifactorial: hemos experimentado una creciente crisis de salud mental en los jóvenes del país, y estamos encontrando un número cada vez mayor de nuevas sustancias psicoactivas peligrosas, como los opioides sintéticos y las benzodiacepinas de diseño, que están entrando en la sociedad", dijo Holstege.

Más información

La Administración de Recursos y Servicios de Salud tiene más información sobre qué hacer si encuentra a alguien que puede haber sido envenenado.

FUENTE: UVA Health, comunicado de prensa, 5 de junio de 2024

Comparte tu opinión