Las leyes de 'alerta roja' podrían estar evitando algunos tiroteos masivos

Las leyes de 'alerta roja' podrían estar evitando algunos tiroteos masivos

MARTES, 20 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Las leyes de "alerta roja" que permiten a la policía quitar las armas de fuego a las personas que han amenazado con tiroteos masivos están diseñadas para salvar vidas, ¿pero lo logran?

Un pequeño estudio preliminar sugiere que sí.

El análisis de 21 incidentes distintos encontró que ninguna de las amenazas de tiroteo fue llevada a cabo después de que las personas reportaran la amenaza a la policía y la policía confiscara las armas de fuego del perpetrador potencial.

"Aunque no podemos probar que las órdenes fueran lo que previniera esos tiroteos, no ocurrió ninguno", dijo el investigador principal, el Dr. Garen Wintemute, director del programa de investigación en prevención de la violencia de la Universidad de California, en Davis. "La próxima vez que algo así suceda, recomendaría obtener la orden y eliminar las armas de fuego de la ecuación".

El hallazgo llega en el momento justo.

A lo largo de un solo fin de semana de principios de agosto, ocurrieron dos tiroteos masivos en dos ciudades estadounidenses en un plazo de 24 horas. En El Paso, Texas, murieron 22 personas y 24 resultaron lesionadas en una tienda de Walmart, mientras que nueve personas perdieron la vida y 27 fueron lesionadas en un bar de Dayton, Ohio.

En el análisis, Wintemute y sus colaboradores buscaban evaluar un total de 414 órdenes de alerta roja emitidas en California entre 2016 y 2018, para intentar evaluar la efectividad de esas leyes. Están usando órdenes judiciales para obtener los expedientes relacionados con todas las órdenes.

Como parte de su proyecto, los investigadores publicaron los hallazgos sobre los primeros 21 casos de los que pudieron desarrollar una evaluación integral del incidente específico. El informe se publicó en la edición del 19 de agosto de la revista Annals of Internal Medicine.

California promulgó la primera ley de alerta roja, también conocidas como órdenes de protección de riesgo extremo, en enero de 2016, apuntó Wintemute. En este momento, hay 15 estados con ese tipo de ley, añadió.

Pero hasta la fecha solo ha habido dos casos documentados del uso de las leyes de alerta roja para prevenir tiroteos masivos, apuntaron los investigadores.

  • El primero uso de la ley de alerta roja de Vermont en abril de 2018 previno un tiroteo masivo en la escuela de un chico de 18 años que se inspiró en el tiroteo de Parkland, Florida, y que dijo "quiero matar a todos los que pueda".
  • La policía incautó 12 armas de fuego a un hombre de Washington en diciembre de 2018 después de que amenazara con realizar un tiroteo masivo en una sinagoga y una escuela.

Los casos de California recién revelados implicaron a personas que amenazaron con un tiroteo en su trabajo, en una escuela, o que realizaron sus amenazas en medio de una crisis de salud mental.

En total, se recuperaron 52 armas de fuego de los tiradores potenciales, la mayoría de los cuales eran varones blancos con una edad promedio de 35 años, señalaron los investigadores. La mayoría de esos individuos hicieron amenazas explícitas que conformaron la base de la orden de alerta roja en su contra.

En un caso, un guardia de seguridad armado de 33 años renunció a su trabajo tras una disputa con un supervisor. Durante los 11 días siguientes, amenazó con disparar a un excompañero de trabajo y envió a otros mensajes de texto en que les decía que los estaba vigilando y que podía matarlos si lo deseara.

El compañero de trabajo amenazado y la firma de seguridad reportaron al hombre a la policía cuatro veces. Después de la emisión de la orden de alerta roja, la policía le quitó cuatro pistolas.

Algunos de los casos más escalofriantes implicaron a personas que no tenían en realidad un arma de fuego, pero que amenazaron con violencia con armas de fuego, dijo Wintemute.

Un caso de estos implicó a un hombre de 21 años que había sido despedido de su trabajo recientemente, y que amenazó con disparar a sus compañeros de trabajo. Los investigadores encontraron que había comprado una escopeta y que estaba en el periodo de espera de 10 días requerido en California antes de poder reclamarla.

Los agentes pidieron al detallista de armas de fuego que no entregara la escopeta, y la policía encontró 400 balas de escopeta durante una búsqueda posterior en la vivienda del hombre, apuntaron los investigadores.

Esos y otros casos ofrecen evidencias anecdóticas de que las leyes de alerta roja podrían ayudar a prevenir la violencia con las armas de fuego en Estados Unidos, aseguró el Dr. Georges Benjamin, director ejecutivo de la Asociación Americana de Salud Pública (American Public Health Association).

"Sabemos que cada vez que tenemos uno de esos tiroteos masivos y lo analizamos, descubrimos que alguien sabía algo que lo habría evitado si hubiera atado los cabos, o que lo habría mitigado", dijo Benjamin.

Pero añadió que se necesita más investigación para calmar a los detractores que consideran a esas leyes como una afrenta a sus derechos constitucionales.

"Muchos dirán que es solo una excusa para quitarles las armas de fuego a las personas", advirtió Benjamin. "Hay que hacer más por probar de verdad que una intervención detuvo la violencia".

Además, las leyes de alerta roja deben ser solo una parte de un abordaje integral de la violencia con las armas de fuego, planteó Benjamin.

"Como la mayoría de las cosas de la vida que son complejas, requiere intervenciones múltiples para tener éxito", dijo Benjamin.

Por ejemplo, Wintemute dijo que unas leyes firmes sobre los periodos de espera, bien coordinadas con las órdenes de alerta roja, podrían garantizar que las personas potencialmente peligrosas no puedan obtener armas de fuego.

Actualmente, la ley federal permite a los detallistas entregar un arma de fuego a un comprador en un plazo de tres días tras la compra si no se ha completado la revisión de antecedentes, lamentó Wintemute.

"Unas 6,000 veces al año, los cuerpos policiales federales tienen que organizar la devolución de armas que se entregaron a personas con prohibiciones porque no se realizaron las revisiones de antecedentes", dijo Wintemute.

Los legisladores estatales y federales quizá deban pensar en implementar un periodo de espera como el de California, según el cual no se puede entregar un arma de fuego a un comprador durante 10 días aunque la revisión de antecedentes se haya completado antes, planteó Wintemute.

Wintemute alabó a Walmart, que tiene un requisito de periodo de espera incluso más estricto.

"Walmart dijo hace más de una década que no entregaría un arma de fuego hasta que la revisión de antecedentes se haya completado, tarde lo que tarde", dijo Wintemute. "Creo que eso es un detallista responsable".

Más información

La Universidad de Carolina del Norte ofrece más información sobre las leyes de alerta roja.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión