¿Las inyecciones de esteroides empeoran la artritis de rodilla?

MIÉRCOLES, 30 de noviembre de 2022 (HealthDay News) -- Las inyecciones de corticosteroides para aliviar el dolor en los pacientes con osteoartritis de rodilla podrían en realidad estarlos empeorando.

Dos nuevos estudios descubrieron que, a pesar del alivio temporal de los síntomas, las inyecciones se asociaban con una progresión continua de la enfermedad.

¿Las inyecciones de esteroides empeoran la artritis de rodilla?

Por otra parte, los pacientes a quienes inyectaban otro tipo de medicamento para el alivio de los síntomas, el ácido hialurónico, experimentaron una reducción en la progresión de la osteoartritis de rodilla.

Los hallazgos fueron presentados el martes en la reunión anual de la Sociedad de Radiología de Norteamérica (Radiological Society of North America, RSNA), en Chicago. Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por profesionales.

"Aunque se ha reportado que las inyecciones tanto de corticosteroides como de ácido hialurónico ayudan a aliviar el dolor sintomático de la osteoartritis de rodilla, nuestros resultados muestran de forma concluyente que los corticosteroides se asocian con una progresión significativa de la osteoartritis de la rodilla hasta dos años después de la inyección, y se deben administrar con precaución", señaló la Dra. Upasana Upadhyay Bharadwaj, investigadora del departamento de radiología de la Universidad de California, en San Francisco (UCSF).

"El ácido hialurónico, por otro lado, podría ralentizar la progresión de la osteoartritis de rodilla y aliviar los efectos a largo plazo, al mismo tiempo que ofrece alivio sintomático", añadió en un comunicado de prensa de la RSNA.

El estudio de la UCSF incluyó a 210 personas que estaban inscritas en la Iniciativa de la Osteoartritis, un estudio que ha estado observando a 5,000 participantes con osteoartritis de la rodilla durante 14 años.

Entre los que se incluyeron en el estudio de la UCSF, 140 no recibieron ninguna inyección, 44 recibieron inyecciones de corticosteroides y 26 recibieron inyecciones de ácido hialurónico.

Cada uno de los participantes recibió una IRM de la rodilla en el momento de la inyección, además de dos años antes y dos años después. Los investigadores evaluaron la osteoartritis de los pacientes mediante un sistema de calificación llamado puntuación de imágenes de resonancia magnética del órgano completo (WORMS, por sus siglas en inglés), y se enfocaron en los meniscos, las lesiones en la médula ósea, el cartílago, las articulaciones hinchadas y los ligamentos.

Observaron la progresión de la osteoartritis al comparar las puntuaciones de las imágenes de los primeros escáneres con los escáneres de seguimiento a dos años.

Entre los que recibieron las inyecciones de corticosteroides, los investigadores encontraron una progresión general de la osteoartritis de rodilla, en específico en el menisco lateral, el cartílago lateral y el cartílago medio.

Por otra parte, el grupo que recibió las inyecciones de ácido hialurónico mostró una progresión más lenta de la osteoartritis, en comparación con el grupo de control sin inyecciones, en específico en las lesiones de la médula ósea.

"Conocer los efectos a largo plazo de estas inyecciones ayudará a los pacientes con osteoartritis y a los profesionales clínicos a tomar decisiones informadas para la gestión de la enfermedad y el dolor que provoca", anotó Upadhyay Bharadwaj.

El segundo estudio fue realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de Chicago de la Universidad de Medicina y Ciencias Rosalind Franklin.

Los investigadores eligieron a 150 pacientes de la base de datos de la Iniciativa de la Osteoartritis, entre ellos 50 que recibieron inyecciones de corticosteroides, 50 que recibieron inyecciones de ácido hialurónico, y 50 que no recibieron inyecciones, durante un periodo de tres años.

Los pacientes de este estudio recibieron radiografías iniciales y dos años más tarde. Los investigadores buscaron el estrechamiento del espacio entre las articulaciones, la formación de espolones óseos y el engrosamiento de los huesos alrededor del cartílago de la rodilla.

Los pacientes a quienes se inyectaron corticosteroides tuvieron una cantidad significativamente mayor de progresión de la osteoartritis, lo que incluyó el estrechamiento del espacio entre las articulaciones medias, cuando se compararon tanto con los del grupo de ácido hialurónico como con los del grupo sin tratamiento.

"Aunque los hallazgos de imágenes iniciales de todos los pacientes fueron similares, las características de imagen de la osteoartritis fueron peores dos años más tarde en los pacientes que recibieron inyecciones de corticosteroides, en comparación con los pacientes que recibieron inyecciones de ácido hialurónico o ningún tratamiento", comentó el investigador y estudiante de medicina Azad Darbandi.

"Los resultados sugieren que las inyecciones de ácido hialurónico se deberían explorar más para la gestión de los síntomas de la osteoartritis de rodilla, y que las inyecciones de esteroides se deberían utilizar con una mayor precaución", planteó Darbandi.

El Dr. Jonathan Samuels, reumatólogo de Langone Health de la NYU en la ciudad de Nueva York, afirmó que muchos factores pueden influir en la progresión de la artritis, de forma que la causalidad es una pregunta difícil de responder de forma definitiva mediante dos estudios.

"No tenemos la biología para probar que la inyección en sí provoque el daño acelerado. Es difícil conectar los puntos entre la inyección y el daño a partir de estos datos preliminares", declaró a NBC News. "Pero se trata de una pregunta importante, porque la inyección con esteroides es una práctica muy común".

Más información

La Arthritis Foundation ofrece más información sobre la osteoartritis de la rodilla.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Radiological Society of North America, news release, Nov. 29, 2022; NBC News

Comparte tu opinión