Las carreteras rurales de EE. UU.: tranquilas pero letales, encuentra un nuevo informe

MARTES, 6 de septiembre de 2022 (HealthDay News) -- Un nuevo informe revela un secreto oculto sobre las hermosas carreteras rurales del país: con frecuencia, son letales para los conductores.

Casi la mitad de todos los accidentes de EE. UU. suceden en carreteras rurales, a pesar de que apenas un 19 por ciento de los estadounidenses viven en estas áreas. El informe, realizado por la Asociación de Seguridad Vial de los Gobernadores (Governors Highway Safety Association, GHSA), ofrece detalles sobre los motivos, y qué se puede hacer para prevenir estos letales accidentes.

Las carreteras rurales de EE. UU.: tranquilas pero letales, encuentra un nuevo informe

"Las carreteras son la columna vertebral de la parte rural de EE. UU., y conectan a comunidades y familias alejadas entre sí. Aunque las ciudades y las áreas urbanas tienen alternativas para la conducción, esto no es así respecto a las personas en las áreas rurales", comentó en un comunicado de prensa de la GHSA Jonathan Adkins, director ejecutivo de la asociación.

"Lamentablemente, las peligrosas y letales conductas de conducción que han aumentado durante la pandemia se han cobrado un precio exagerado a los residentes de las áreas rurales. Hacer que las carreteras rurales sean más seguras es esencial para alcanzar la meta nacional de cero muertes", añadió Adkins.

Las muertes por el tráfico se están disparando por todo el país, anotó la GHSA. Las muertes en las carreteras rurales se habían reducido durante varios años antes de la pandemia, pero aumentaron en 2020, como sucedió en otros tipos de carreteras por todo el país. El número de muertes en todos los tipos de carreteras rurales (entre ellas las interestatales, las principales y las de distribución/locales) aumentaron de nuevo en 2021, según datos preliminares de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA).

Los motivos de los peligros de las carreteras locales incluyen una falta de recursos de seguridad, una infraestructura vial más sencilla, unos servicios de emergencias médicas insuficientes y unas conductas riesgosas, por ejemplo no utilizar el cinturón de seguridad, conducir bajo la influencia de sustancias, el exceso de velocidad y las distracciones.

El nuevo análisis del Sistema de Análisis de Reportes de Muertes encontró que los hombres tenían un riesgo más alto que las mujeres, del doble. A lo largo de un periodo de cinco años, casi 60,000 hombres murieron en choques en carreteras rurales, en comparación con poco más de 25,000 mujeres.

Los conductores jóvenes también tenían un riesgo más significativo. Las muertes en carreteras rurales de conductores de 14 y 15 años se dispararon en un 57 por ciento en 2020. Los conductores jóvenes tienen un riesgo ya bien pasada la veintena, y presentan las tasas de accidentes más altas de todos los grupos de edad. Las tasas de mortalidad se reducen entonces con la edad, hasta mediados de la cuarentena, cuando comienzan a aumentar de nuevo.

Aunque los adultos de a partir de 65 años conforman un 19 por ciento de la población rural, conforman un 21 por ciento de las muertes en carreteras rurales.

Alrededor de un 58 por ciento de los ocupantes de vehículos de motor de EE. UU. que fallecieron en accidentes en carreteras rurales durante el periodo de cinco años no usaban un cinturón de seguridad.

El exceso de velocidad fue un factor en un 27 por ciento de las muertes en carreteras rurales. Alrededor de un 46 por ciento de todas las muertes por exceso de velocidad suceden en las carreteras rurales. Los estados que tienen unos límites de velocidad máxima altos tienden a tener unas tasas de mortalidades en carreteras rurales per cápita más altas que los estados con unos límites de velocidad máxima más bajos, encontró el informe.

Más o menos un 43 por ciento de las muertes en vehículos de motor relacionadas con el alcohol ocurrieron en una carretera rural. Los datos sobre las muertes en que hubo drogas implicadas están incompletos, pero las autoridades saben que los conductores bajo la influencia de las drogas mataron a al menos 2,644 personas en carreteras rurales en 2020. Es probable que esta cantidad sea mayor, según los autores del estudio.

Alrededor de un 46 por ciento de las muertes relacionadas con las distracciones durante la conducción ocurrieron en carreteras rurales. A lo largo de cinco años, unas 7,700 personas fallecieron en carreteras rurales en accidentes en que estuvo implicado un conductor distraído. También podría haber más muertes de este tipo, porque para la policía o los investigadores del accidente puede ser difícil determinar si el conductor estaba distraído en el momento del choque.

Los hallazgos del estudio se presentarán el 20 de septiembre durante una sesión de panel de la reunión anual de la GHSA en Louisville, Kentucky.

El informe, "Las carreteras rurales de EE. UU.: Hermosas y letales," fue financiado por la compañía de seguros State Farm. Incluye un profundo análisis de datos federales; la contribución de un panel de expertos que representaban al gobierno, las instituciones académicas y las organizaciones sin fines de lucro; los resultados de encuestas; y otras informaciones relevantes.

Más información

El Departamento de Transporte de EE. UU. ofrece más información sobre una conducción segura.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com


FUENTE: Governors Highway Safety Association, news release, Sept. 1, 2022

Comparte tu opinión